Escrito por: Carlos Murrieta Cummings, Economía, Economía, Empresas, Opinión

Empresas mexicanas, fundamentales para la reactivación económica

empresas

La evaluación de proveedores es más que una buena práctica, también es un mecanismo que abre oportunidades de mercado para las empresas

Carlos Rafael Murrieta Cummings
Socio de Iraltus

Hoy el reto es la reactivación económica. La pandemia y su efecto devastador en la actividad productiva trastocó el tejido empresarial e impactó en el Producto Interno Bruto (PIB), con una caída del 8.5% en 2020. Comienzan a presentarse señales de recuperación en algunos sectores, como el incremento del 6% anual en el rubro de carga en la industria aeronáutica durante el primer trimestre de 2021. Esto debe alentar a las empresas a tomar medidas de reconstrucción y ya no necesariamente de contención.

Aprendizaje

La crisis actual tiene múltiples facetas y una que considero positiva es el aprendizaje adquirido ante situaciones adversas. En el tema que hoy abordamos, aplica en términos del fortalecimiento y creación de sinergias con su cadena. Mientras que en ediciones anteriores, hablamos sobre la relevancia del reforzamiento de las cadenas de suministro, principalmente, con la visión del negocio en su objetivo de generación de valor económico; que, si bien es y debe ser el motivador principal para realizar esfuerzos de desarrollo, no es la única razón para ello. El crecimiento de la industria nacional tiene un papel determinante.

El crecimiento de la industria nacional tiene un papel determinante

El crecimiento de la industria nacional tiene un papel determinante.

El sector energético en foco

En el sector energético, particularmente, consideremos las actividades de exploración y extracción en el sector de hidrocarburos. Las obligaciones contractuales de contenido nacional definidas por el Gobierno federal implican una derrama económica para el resto del sexenio superior a los 3 mil 500 millones de dólares, de acuerdo con los datos de inversión reportados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

El mayor impacto de las obligaciones contractuales de contenido nacional se orienta a la promoción del desarrollo de proveedores locales para que se integren en la cadena productiva de dicha industria. Por un lado, abre la oportunidad de que empresas nacionales se incorporen a ese atractivo ciclo productivo y a su vez, se fomenta la creación de una cadena de suministro resiliente, cuya vulnerabilidad se hizo evidente con las medidas de aislamiento para contener la pandemia.

Las obligaciones de contenido nacional para actividades de exploración y perforación se establecen en el marco regulatorio definido por la Secretaría de Economía.

TE PUEDE INTERESARENFOQUE HACIA UNA VENTAJA SOSTENIBLE

Competitividad

El contenido en campos terrestres y aguas someras en 2015 se estimó en un 25% y la meta para el 2025 es de un 35%. Estos diez puntos porcentuales implican la incorporación de empresas nacionales en las cadenas de suministro de la industria. En este sentido, la competitividad de nuestra industria es clave y aplica a cualquier actividad productiva, ya sea automotriz, aeronáutica, construcción, minería, por citar algunas.

Un aspecto fundamental para mantener niveles de competitividad consiste en una proveeduría eficiente, eficaz y competitiva; la evaluación y el desarrollo de proveedores es más que una buena práctica de generación de valor económico, también es un mecanismo que nos abre oportunidades de mercado y que suma en la reactivación de México, incrementando la participación de empresas nacionales en las grandes cadenas de suministro.

Institucionalización es fundamental

Para aquellas que se inician en esta práctica, la institucionalización de la relación con proveedores se puede resumir en cinco sencillas acciones:
1.-Determinar y estandarizar criterios y fuentes para la búsqueda y selección de proveedores.
2.-Formalizar el registro de proveedores y mantenerlo permanentemente actualizado.
3.-Evaluar las transacciones o interacciones comerciales, proyectos, bienes y servicios.
4.-Identificar y retroalimentar áreas de oportunidad, de manera transparente y constructiva.
5.-Colaborar con proveedores en proyectos de desarrollo orientados a mejorar puntos específicos de la relación comercial. En este punto radica el impacto que se puede ejercer en la competitividad.

Finalmente, es muy importante que toda la información que se genera en el proceso esté disponible para el equipo de compras, con el objetivo de maximizar el impacto y el aprendizaje de experiencias previas. El mayor beneficio se obtiene al exigir a los clientes que hagan lo mismo para fortalecer la cadena por ambos extremos.

TE PUEDE INTERESARPROCURA Y TALENTO EN TIEMPOS DE CAMBIO

(Visited 157 times, 1 visits today)
Compartir
Close