Escrito por: Opinión, Pablo Ramírez

Una aportación al debate técnico sobre energías renovables

renovables

Los cambios a la LIE dan toda la preferencia a CFE y a la generación con combustibles fósiles, antes de pensar siquiera en las renovables

Pablo Ramírez

Especialista en Energía y Cambio Climático de Greenpeace México

En este momento en que los cambios a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) propuestos por el presidente Andrés Manuel López Obrador se aprobaron en la Cámara de Diputados y ahora en el Senado, resulta más necesario que nunca aportar datos concretos y evidencia científica de porqué es necesario darle cada vez más espacio a las energías renovables en la matriz energética.

Debemos dejar en claro el terrible daño ambiental y de salud pública que implica el uso del combustóleo en la generación de electricidad. Se trata de un producto residual de la refinación de petróleo de alto contenido de azufre y otras sustancias dañinas; comprobado en todo el mundo.

Los cambios a la LIE dan toda la preferencia a CFE y a la generación con combustibles fósiles, antes de pensar siquiera en las renovables.

El argumento esgrimido en la iniciativa preferente del Ejecutivo es que en el pasado, se dio preferencia a empresas particulares de energías renovables; a partir de contratos donde abundó la corrupción y que prácticamente estaban “secuestrando” a la CFE. Por lo cual, estas modificaciones a la ley venían a corregir ese esquema.

Debate sobre un sistema eléctrico confiable

En Greenpeace México siempre lo hemos dicho y ahora lo repetimos:

Estamos de acuerdo en que, si en el pasado se dieron contratos con empresas privadas producto de actos irregulares, corruptos o como se les quiera llamar, la autoridad competente los debe investigar; y en su caso, lleve ante la justicia a quien haya incurrido en tales prácticas, ya sean empresarios o funcionarios públicos.

Más aún, coincidimos plenamente en una visión donde el Estado tenga la rectoría del sistema eléctrico, pero pensando siempre en los derechos humanos a un medio ambiente sano y a la salud, con pleno respeto a las comunidades.

El debate se debe centrar en cómo creamos hacia el futuro un sistema eléctrico confiable y limpio, democrático y justo; donde hagamos uso de los recursos que tenemos en abundancia. Las energías renovables sí pueden redituar muchos ahorros e incluso ganancias para el país.

Desde Greenpeace México, aportamos al debate un insumo que creemos muy importante con información técnica y científica en la materia: el informe “El camino de México hacia la justicia energética”; [1] donde presentamos opciones y escenarios con bases técnicas que demuestran la viabilidad de incluir energías renovables en la matriz energética, especialmente la energía solar, eólica, geotérmica, minihidroeléctrica y aquella proveniente de la biomasa.

Estas son alternativas reales, redituables, que respetan los ecosistemas y constituyen un área de oportunidad para transitar hacia un medio ambiente sano y ayudarnos a cumplir los compromisos de México en el Acuerdo de París.

[1] https://www.greenpeace.org/mexico/publicacion/9593/el-camino-de-mexico-hacia-la-justicia-energetica/

►TAMBIÉN PUEDES LEERREFORMA A LA LIE LLEGA EN MEDIO DE UNA CRISIS AMBIENTAL

(Visited 260 times, 1 visits today)
Compartir
Close