“La transición energética limpia en los tiempos del Coronavirus”

Axell Sutton

Coordinador del programa “Salud, Clima y Energía en el Colectivo Ecologista Jalisco

El impacto del coronavirus en el planeta y su repercusión tan relevante en los mercados mundiales están dominando la atención global. A medida que los gobiernos actúan ante las crisis interrelacionadas, no deben perder de vista un gran desafío de nuestro tiempo: la transición a energías limpias.

El coronavirus terminará haciendo más daño que bien para el medio ambiente y el sector energético. La Agencia Internacional Energía (AIE) ha advertido que las reducciones en las emisiones probablemente sean de corta duración, y que la pandemia tenga un impacto negativo en las inversiones a largo plazo en el sector de la energía limpia.

“El coronavirus trae otros peligros para las transiciones de energía limpia. China, el país más afectado inicialmente por el virus, es la principal fuente de producción mundial de muchas tecnologías de energía limpia como paneles solares, turbinas eólicas y baterías para automóviles eléctricos”. Faith Birol – Director Ejecutivo, Agencia Internacional de Energía

El análisis de la Agencia Internacional de Energía  muestra que los gobiernos dirigen directa o indirectamente más del 70% de las inversiones mundiales del sector energético, por lo tienen una oportunidad histórica de canalizar esas inversiones hacia un camino más sostenible, para impulsar el desarrollo, despliegue e integración de tecnologías de energía limpia, como la energía solar, eólica, de hidrógeno, baterías y captura de carbono.

Esta estrategia debe ser una parte central de los planes de los gobiernos porque traerá el beneficio simultáneo de ir estimulando economías y acelerando la transición de energía limpia. El progreso que esto logrará en la transformación de la infraestructura energética de los países no será temporal: puede marcar una diferencia duradera en nuestro futuro.

La fuerte caída en el mercado petrolero puede socavar las transiciones de energía limpia al reducir el ímpetu de las políticas de eficiencia energética. Sin medidas de los gobiernos, la energía más barata siempre lleva a los consumidores a utilizarla de manera menos eficiente y esto a producir muchas afectaciones al cambio climático.

Es muy posible que veamos caer las emisiones de CO2 este año como resultado del impacto del coronavirus en la actividad económica, particularmente el transporte. Pero es muy importante entender que esto no sería el resultado de gobiernos y empresas que adopten nuevas políticas y estrategias. Lo más probable es que sea a corto plazo, que bien podría ser seguido por un repunte en el crecimiento de las emisiones a medida que la actividad económica aumenta.

“Los paquetes de estímulo deberían centrarse en el despliegue de energía limpia, las inversiones en eficiencia energética, en particular, podrían generar un impulso a corto plazo para la industria de la construcción y ganancias económicas y de emisiones a largo plazo, he aquí una importante ventana de oportunidad”, dijo Faith Birol.

Rob Jackson, profesor de ciencias del sistema de la Tierra en la Universidad de Stanford y presidente del  Proyecto Global de Carbono ha dicho que:

“Si la economía global se desploma, las emisiones caerán a corto plazo a medida que produzcamos menos bienes, pero la acción climática se desacelerará. El empleo triunfa sobre el ambiente en la política”, “Si las empresas están sufriendo, pueden retrasar o incluso cancelar las políticas amigables con el clima que requieren inversiones por adelantado”.

La crisis del coronavirus ya está causando daños significativos en todo el mundo. En lugar de agravar la tragedia al permitirle obstaculizar las transiciones de energía limpia, debemos aprovechar la oportunidad para ayudar a acelerarlas. Para las empresas, el brote ya está introduciendo dudas en las cadenas de suministro mundiales de energía renovable y desafiando los balances de las empresas.

“Si los paquetes de estímulo económico alejan el dinero de las inversiones en energía limpia al infundir capital de corto plazo en las industrias de combustibles fósiles e ignorar las cadenas de suministro de energía limpia podríamos ver un efecto dominó que nos alejaría aún más de nuestros objetivos de energía limpia”. Dra. Melissa Lott, investigadora del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia.

Se espera que la propagación de COVID-19, ahora declarada una pandemia por la Organización Mundial de la Salud, disminuya la tasa de crecimiento de la energía solar por primera vez desde la década de 1980.  El pasado 16 de Marzo dos de los principales fabricantes de paneles solares que abastecen al mercado de servicios públicos de EE. UU., JinkoSolar Holding Co. y Canadian Solar Inc., vieron que sus precios de acciones cayeron en dos dígitos. Bloomberg New Energy Finance, una firma de investigación, predijo anteriormente que la capacidad de energía solar global crecería entre 121 y 152 gigavatios este año, pero el viernes, el grupo emitió un nuevo informe que redujo su predicción a solo 108 a 143 gigavatios.

Sin embargo, el sector eólico mundial podría tener mejores resultados, gracias a los plazos de entrega y construcción más ajustados, y al equipamiento especializado que a menudo se alquila por un tiempo más limitado, dijo BNEF. Sin embargo, advirtió que todavía había un considerable riesgo a la baja en sus pronósticos originales de 2020 para el despliegue de la capacidad eólica, que había estimado que las nuevas instalaciones en tierra y en alta mar podrían alcanzar los 75,4 GW este año.

La crisis que ha dejado la pandemia de COVID-19 ha llevado a distintas compañías, instituciones y gobiernos del mundo a implementar medidas no solo sanitarias, sino económicas, sociales y tecnológicas para hacerle frente en la que la energía limpia debe ser el centro de los planes de estímulo para contrarrestar la crisis del coronavirus, pues una vez más se destaca el valor que tendrán las fuentes de energía renovable para el bienestar global de nuestra especie. Es este el momento donde la inteligencia y pensamiento sistémico del hombre demostrará qué tan preparados estaremos para acontecimientos similares futuros, pues el coronavirus tan solo representa un eslabón de una serie de escenarios que nos deparan.

Referencias

www.realestatemarket.com.mx/economia-y-politica/27591-por-coronavirus-mexico-se-vuelve-atractivo-para-inversionistas-internacionales

https://www.rechargenews.com/transition/coronavirus-to-hit-solar-hard-in-2020-with-considerable-risk-to-wind-bnef/2-1-772838

https://www.greenbiz.com/article/coronavirus-dampens-2020-outlook-clean-energy-and-electric-vehicles

https://www.cnbc.com/video/2020/03/09/coronavirus-impact-on-oil-is-severe-ieas-birol-says.html

https://grist.org/energy/solar-power-has-been-growing-for-decades-then-coronavirus-rocked-the-market/

www.iea.org/commentaries/put-clean-energy-at-the-heart-of-stimulus-plans-to-counter-the-coronavirus-crisis

*Ing. Axell Cooper Sutton Antonio

Coordinador del programa “Salud, Clima y Energía en el Colectivo Ecologista Jalisco, A.C” www.cej.org.mx

Contacto: axell@cej.org.mx / +52 1 331 5843 638 / @SuttonAxell

(Visited 358 times, 1 visits today)