Modificaciones a la operación y regulación  del sistema eléctrico afectan inversión: AMDEE 

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Las modificaciones que se han realizado a nivel operativo en materia en materia de electricidad, alteran las reglas de inversiones y se afectan los retornos, señaló el Leopoldo Rodríguez Olivé, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), quien alertó que esto se traduce en costos adicionales que pueden sacar de la competitividad a los precios de la energía y con ello consecuencia en desempleo y quiebra de empresas.

En el panel “Agenda 2030: De los compromisos de México, a la integración de la energía eólica”, como parte del primer día de trabajo del Congreso México WindPower 2020, consideró que la seguridad jurídica es un tema crucial en este momento. El desarrollo de las renovables hasta ahora se había contado con reglas claras de largo plazo y seguridad jurídica que favorecieron la atracción de inversiones.

Lamentablemente, mencionó Rodríguez Olivé ,“hoy estamos viendo modificaciones, está muy clara la línea del Presidente de la República al decir que no se cambiará la ley constitucional (Reforma Energética) en los primeros tres años de gobierno, pero hemos visto una serie de modificaciones nivel regulatorio, de reglamentos, de lineamientos de operación del mercado que alteran las reglas bajo las cuales se hicieron las inversiones de origen, con lo que afectan los retornos”.

“Alterar las reglas del sector eléctrico, podría implicar un alza de costos y/o costos adicionales que verdaderamente pueden sacar a los consumidores que apostaron por un beneficio de largo plazo que vieron en las renovables fuentes más económicas de energía y sobre todo fuentes con una seguridad de precios de largo plazo.” 

Advirtió que si se cambian esas reglas no solo se va afectar a los generadores, y algunos de ellos no van a sobrevivir, “van a quebrar por el sobrecosto, porque muchos consumidores participan en mercados globales que definen el precio.” “Ellos no definen los precios y si el costo de la energía se incrementa significativamente, pueden salir de competitividad y quebrar, con la pérdida de empleos que ello implicaría”.

Indicó que hay industrias sensibles como el sector minero, acerero, el cementero, y en general las que están en mercados commodities donde ellos no fijan el precio de su producción y son intensivos en consumo de electricidad.

Al respecto, Ramón Fiestas, presidente de Global Wind Energy Council (GWEC) Latinoamérica, dijo que desde fuera se ve a México con la posibilidad de que resurja el fantasma que se vivió en España al revertir el régimen jurídico de las renovables que causo un daño económico inmenso a los operadores, algunos quedaron en la ruina y otros vieron rentabilidades frustradas.

Y aunque se llevó a juicio al Reino de España por estas decisiones, el Tribunal no reconoció el daño, bajo el argumento de que los operadores debieron contemplar la posibilidad de cambios jurídicos y de que debieron tener desconfianza legítima, lo cual fue un “esperpento”. Pero todo esto dio lugar a la caída de las inversiones, donde el país cayó de ser de primeros lugares al treinta y tantos.

En ese sentido, subrayó que si se hacen cambios debe haber una motivación legítima de interés público. Tenemos el caso de los CEL’s en México donde las modificaciones generan condiciones desequilibradas de competencia que favorecen un posicionamiento de dominio que genera desconfianza y deterioro de las inversiones.

“Se ha difuminado la política energética, el mandato constitucional de la industria eléctrica, desintegrado con disposiciones y reglamentos contrarios a los principios de evidencia y disconformidad de los operadores”, por lo que es “absolutamente necesario definir el papel de cada uno de los participantes”, se puede convivir con predominio, “pero no un abuso de poder que afecta a los participantes”, se necesita buscar soluciones y lograr una convivencia en armonía.

(Visited 676 times, 1 visits today)