Escrito por: Gobierno

Moody´s reduce calificación a CFE, Cenagas y Pemex

Ciudad de México (Iliana Chávez / EnergíaHoy).- Como consecuencia del cambio de la perspectiva del Gobierno de México a negativa, Moody’s baja en cascada la perspectiva para Petróleos Mexicanos (Pemex), a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y del Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS).
Moody’s afirma las calificaciones de PEMEX de Aa3.mx / Baa3 en escala nacional y global y baja la BCA a caa1
Moody’s de México (“Moody’s”) afirmó las calificaciones de Petróleos Mexicanos (PEMEX) de largo plazo en escala nacional y escala global en Aa3.mx / Baa3. Moody’s también afirmó la calificación de corto plazo en escala nacional de PEMEX en MX-1.
Esta acción surge a partir de la decisión de que tomó Moody’s Investors Service (MIS) para afirmar las calificaciones en escala global, moneda local y extranjera de PEMEX, así como las calificaciones basadas en la garantía de PEMEX, en Baa3, la baja de la evaluación del riesgo crediticio base (BCA, por sus siglas en inglés) de PEMEX, la cual refleja su fortaleza crediticia intrínseca, a caa1 de b3 y el cambio en la perspectiva a negativa desde estable el 6 de junio de 2019. Estas acciones de calificación surgen a partir del anuncio que hiciera Moody’s el 5 de junio de 2019 de que había cambiado la perspectiva del Gobierno de México a negativa, de estable y afirmado sus calificaciones de A3.
“Cambiamos la perspectiva a negativa de manera consistente con el cambio de la perspectiva de México, debido a la extrema importancia de la fortaleza financiera y apoyo del gobierno para las calificaciones de PEMEX de Aa3.mx/ Baa3”, indicó Pete Speer, un Senior Vice Presidente de Moody’s. “La baja de la BCA a caa1 refleja nuestras expectativas de continuidad del flujo de efectivo libre negativo en PEMEX y de la tendencia de disminución de las reservas probadas, a pesar de los esfuerzos por reducir costos e impulsar las inversiones de capital”.
Las calificaciones fueron afirmadas de la siguiente manera:
Emisor: Petróleos Mexicanos
Papel comercial, afirmada en MX-1
Papel comercial, afirmada en P-3
Bono regular sénior quirografario, afirmada en Aa3.mx / Baa3 (PEMEX 09U, PEMEX 10U, PEMEX 10-2, PEMEX 14, PEMEX 11U, PEMEX 11-3, PEMEX 13-2, PEMEX 14U, PEMEX 14-2, PEMEX 12U, PEMEX 15U)
Fundamento de las calificaciones para PEMEX
El cambio en la perspectiva de PEMEX a negativa coincide con el cambio en la perspectiva de México a negativa, dada la importancia de la fortaleza crediticia y apoyo del soberano para las calificaciones de Aa3.mx / Baa3 de PEMEX.
La perspectiva a negativa de las calificaciones A3 de México fue motivada por el debilitamiento del marco de política en dos aspectos clave, con potenciales implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda.
Primero, políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo. Segundo, menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega PEMEX, introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo.
Para mayor información, incluyendo factores que pudieran provocar un cambio al alza o baja de la calificación de México, consulte el comunicado de prensa de acción de calificación titulado “Moody’s cambia la perspectiva de México a negativa de estable; afirma las calificaciones de A3”: https://www.moodys.com/research/Moodys-cambia-la-perspectiva-de-Mxico-a-negativa-de-estable–PR_402373.
El cambio en la perspectiva también considera la baja de la BCA de PEMEX a caa1, impulsada por la continua disminución de las reservas probadas y la opinión de Moody’s que el monto planeado para inversión de capital estará muy por debajo de la sustitución de reservas en 2019 y 2020. Otra preocupación adicional es la acelerada disminución de las reservas desarrolladas probadas (Reservas PD, por sus siglas en inglés) con una vida de reservas PD que cayó por debajo de 5 años al cierre de 2018.
A pesar de los planes del equipo directivo de aumentar la inversión y el gasto de mantenimiento en 2019 y 2020 para estabilizar la producción de crudo y después incrementarla, Moody’s considera que la sustitución de reservas tardará y consecuentemente la vida de las reservas de PEMEX continuará disminuyendo.
Aunado a estas dificultades de exploración y producción, se encuentra la construcción de una nueva refinería, con costos y tiempos de terminación inciertos. La compañía también realizará los gastos de mantenimiento necesarios para mejorar el desempeño operativo de sus refinerías existentes.
Aún con los planes del equipo directivo para la reducción de costos y ganancias de eficiencia, los ahorros contemplados por la disminución del robo de combustible, y el apoyo del gobierno en forma de beneficios fiscales y otras medidas, Moody’s estima que PEMEX generará un flujo de efectivo libre negativo considerable en 2019 y 2020 bajo un supuesto de precio del petróleo de $55 dólares por barril para la mezcla mexicana. La combinación del flujo de efectivo libre negativo con el todavía insuficiente nivel de inversión para impedir la disminución de reservas soporta la baja de la BCA a caa1.
Las calificaciones de PEMEX de Aa3.mx/Baa3 toman en consideración el análisis de incumplimiento conjunto de Moody’s, el cual incluye los supuestos de la calificadora de un muy alto nivel de soporte del gobierno en caso de necesidad y una muy alta correlación de incumplimiento entre PEMEX y el Gobierno de México (A3 negativa), resultando en siete escalones de mejora a partir de la BCA de caa1 de la compañía.
Desde principios de 2019, el gobierno ha anunciado diversas medidas de soporte para PEMEX, incluyendo inyecciones de capital, reducción de impuestos y la redención anticipada de notas por cobrar al gobierno. El gobierno ha hablado de utilizar recursos del fondo de estabilización petrolera, aunque esa idea fue desechada, y más recientemente anunció planes de reducir todavía más los impuestos de PEMEX por un monto combinado de $7,000 millones de dólares en 2020-21.
Aunque los detalles específicos del soporte han estado sujetos a una serie de cambios a la fecha, el supuesto base de Moody’s contempla que el gobierno mexicano dará el apoyo suficiente para financiar el flujo de efectivo libre negativo de PEMEX a manera de cumplir con la meta establecida del gobierno y de PEMEX de evitar mayores incrementos significativos en la deuda neta de PEMEX a partir de los niveles del cierre de 2018.
PEMEX tiene una liquidez débil y es altamente dependiente del soporte del gobierno. Al 31 de marzo de 2019, PEMEX contaba con efectivo por $3,400 millones de dólares y $5,100 millones de dólares en líneas de crédito revolventes comprometidas que no ha utilizado para cubrir los $8,300 millones de dólares de los vencimientos de deuda de los próximos doce meses terminados a marzo de 2020 (excluyendo los créditos revolventes y los intereses devengados).
A mediados de mayo, PEMEX obtuvo dos nuevas líneas de crédito comprometidas que tienen una capacidad conjunta de $5,500 millones de dólares y vencen en cinco años, reemplazando las líneas de crédito por $4,750 millones de dólares con vencimiento programado en 2019-20 y que proveen un incremento en la liquidez de $750 millones de dólares. Después de esta transacción, el monto total de las líneas comprometidas es de $9,600 millones de dólares.
Adicionalmente, PEMEX obtuvo un crédito a plazo por $2,500 millones de dólares que fue utilizado para pagar un crédito a plazo de $2,000 millones de pesos con vencimiento programado para 2020, con lo cual se refinanciaron efectivamente vencimientos de 2020 por $2,000 millones de dólares.
Una baja de la calificación de A3 de México probablemente resultaría en una baja de la calificación de PEMEX. Para que Moody’s considere la afirmación de las calificaciones de Aa3.mx/Baa3 de PEMEX después de una baja de la calificación soberana a Baa1, la BCA de la compañía tendría que mejorar sustancialmente.
Los factores que pudieran impulsar una BCA bastante más alta serían la capacidad de la compañía de financiar internamente una reinversión de capital suficiente para reemplazar la totalidad de sus reservas y lograr un crecimiento modesto en su producción, así como generar flujo de efectivo libre para la disminución de su deuda. Debido a que las calificaciones de PEMEX son altamente dependientes del soporte del Gobierno de México, un cambio en los supuestos de soporte del gobierno y la oportunidad de dicho soporte pudiera ocasionar una baja de las calificaciones de PEMEX.
Una baja de la BCA también pudiera ocasionar una baja de las calificaciones de PEMEX. Incrementos importantes en la deuda neta o un desempeño operativo peor al proyectado, la disminución de reservas y la disminución de la vida de las reservas, también son factores que pudieran ocasionar una baja de la BCA.
No es factible un alza dada la perspectiva negativa de la calificación de México de A3 y las expectativas de Moody’s de la continuidad de un flujo de efectivo libre negativo y de la disminución de las reservas probadas de PEMEX.
Moody’s afirma las calificaciones de CFE y cambia la perspectiva a negativa
Moody’s de México, afirmó la evaluación del riesgo crediticio base (BCA por sus siglas en inglés) de ba1, las calificaciones de deuda sénior quirografaria de Comisión Federal de Electricidad (“CFE”) en Baa1 (Escala Global) y en Aa1.mx (Escala Nacional de México). Moody’s también afirmó la calificación de corto plazo en Escala Nacional de MX-1 y la calificación de corto plazo de P-2. La perspectiva cambió a negativa, de estable.
La modificación en la perspectiva obedece al cambio en la perspectiva de la calificación del Gobierno de México (A3 negativa). Para mayor información de la acción tomada sobre el Gobierno de México, entre a https://www.moodys.com/research/Moodys-cambia-la-perspectiva-de-Mxico-a-negativa-de-estable–PR_402373.
Acciones de perspectiva:
Emisor: CFE, Fideicomiso No. F/411 (BofA)
Perspectiva, Cambió a Negativa, de Estable
Emisor: Comisión Federal de Electricidad
Perspectiva, Cambió a Negativa de Estable
Afirmaciones:
Emisor: CFE, Fideicomiso No. F/411 (BofA)
Calificación de deuda sénior quirografaria de largo plazo: Afirmada en Baa1
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2019 CFECB 09U
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2019 CFECB 09
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2020 CFECB 10-2
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2024 CFECB 09-2U
Calificación sénior quirografaria de largo plazo en Escala Nacional de México: Afirmada en Aa1.mx
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2019 CFECB 09U
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2019 CFECB 09
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2020 CFECB 10-2
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2024 CFECB 09-2U
Emisor: Comisión Federal de Electricidad
Calificaciones de corto plazo:
Sénior quirografaria del programa de notas a mediano plazo, Afirmada en P-2
Calificación sénior quirografaria en Escala Nacional de México del programa de notas a mediano plazo, Afirmada en MX-1
Calificación de deuda sénior quirografaria de largo plazo: Afirmada en Baa1
BONOS MEXICANOS A TASA VARIABLE con vencimiento en 2019 CFE 14
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2020 CFE 15
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2020 CFE 10-2
BONOS con vencimiento en 2023 CFE 13-2
BONOS MEXICANOS con vencimiento en 2025 CFE 14-2
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2027 CFE 15U
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2036 CFEHCB 06
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2042 CFECB 12
Calificación sénior quirografaria en Escala Nacional de México: Afirmada en Aa1.mx
BONOS MEXICANOS A TASA VARIABLE con vencimiento en 2019 CFE 14
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2020 CFE 15
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2020 CFE 10-2
BONOS con vencimiento en 2023 CFE 13-2
BONOS MEXICANOS con vencimiento en 2025 CFE 14-2
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2027 CFE 15U
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2036 CFEHCB 06
CERTIFICADOS BURSÁTILES con vencimiento en 2042 CFECB 12
Fundamento de las calificaciones para CFE
El cambio en la perspectiva de CFE a negativa, de estable, refleja el cambio en la perspectiva del Gobierno de México, el proveedor de apoyo, dado que genera un alza de calificación para CFE según nuestro marco analítico para Emisores Relacionados con el Gobierno.
La afirmación de la calificación de Baa1 de CFE refleja la aplicación del análisis de incumplimiento conjunto (JDA, por sus siglas en inglés) de Moody’s para emisores relacionados con el gobierno (GRI, por sus siglas en inglés), el cual toma en consideración cuatro factores: i) una BCA de ba1 como medición de la calidad crediticia intrínseca de CFE, ii) la calificación de A3 del gobierno mexicano como proveedor de apoyo de CFE, así como iii) nuestra evaluación de un apoyo implícito muy fuerte por parte del gobierno en caso de una situación de estrés financiero y iv) una muy alta dependencia de incumplimiento entre CFE y el gobierno mexicano.
Aunque el gobierno de México no garantiza las obligaciones de deuda de CFE, Moody’s considera que existe una gran probabilidad de apoyo del gobierno dada la condición de la compañía como entidad 100% propiedad del gobierno, y su importancia estratégica para la economía del país en general. Nuestra evaluación de una muy alta dependencia de incumplimiento refleja nuestra opinión que CFE comparte varios factores de riesgo en común con el gobierno.
Qué pudiera cambiar la calificación al alza/baja para CFE
Aunque por el momento no es factible un alza de la calificación en el corto plazo, el cambio de la perspectiva a estable resultaría de la estabilización de la calificación del Gobierno de México.
La calificación pudiera tener presión a la baja si la calificación soberana bajara o si se esperara que el apoyo implícito del gobierno disminuyera. La BCA y la calificación también podrían bajar si CFE registra un mayor apalancamiento o incapacidad de generar flujos de efectivo suficientes que resulten en un deterioro de los indicadores crediticios de CFE. Específicamente, si estimáramos que el indicador de flujo operativo antes de capital de trabajo -a- deuda y el indicador de flujo operativo antes de cobertura de intereses del capital de trabajo fueran a caer por debajo de 5% y 2.0x, respectivamente y de manera sostenible, las calificaciones también podrían tener presión a la baja.
Moody´s afirma la calificación Baa2 del CENAGAS y cambia la perspectiva a negativa
Moody´s de México (“Moody´s”) afirmó la evaluación del riesgo crediticio base de ba1 (BCA, por sus siglas en inglés) y las calificaciones de emisor de Baa2 (escala global) y Aa2.mx (escala nacional de México) del Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS) (“CENAGAS”). La perspectiva se cambió a negativa desde estable. El cambio de perspectiva resulta de los cambios de perspectiva en la calificación del Gobierno de México (A3 negativa), de la Comisión Federal de Electricidad (“CFE”, Baa1 negativa) y de Petróleos Mexicanos (“PEMEX”, Baa3 negativa). Para más información, visite moodys.com.
Acciones de perspectiva:
Emisor: Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS)
Se cambió la perspectiva a negativa desde estable.
Afirmaciones:
Emisor: Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS)
Se afirmó la evaluación del riesgo crediticio base en ba1.
Se afirmó la calificación de emisor en Baa2/Aa2.mx.
 Fundamento de las calificaciones para CENAGAS
El cambio en la perspectiva de CENAGAS a negativa desde estable refleja el cambio de perspectiva de la calificación del Gobierno de México, el proveedor de apoyo, que brinda un alza de calificación bajo nuestro marco analítico para emisores relacionados con el gobierno. Asimismo, la acción de calificación refleja los cambios de perspectiva a negativa desde estable de las calificaciones de PEMEX y CFE, contratantes claves de CENAGAS que, en conjunto, representan más del 70% de sus ingresos.
Las calificaciones de Baa2 y Aa2.mx asignadas a CENAGAS reflejan la aplicación del marco de análisis de incumplimiento conjunto (JDA, por sus siglas en inglés) de Moody’s para emisores relacionados con el gobierno (GRI, por sus siglas en inglés), que toma en cuenta los siguientes cuatro factores: i) una evaluación del riesgo crediticio base (BCA, por sus siglas en inglés) de ba1 como medida de la calidad crediticia intrínseca de CENAGAS, ii) la calificación de A3 del Gobierno de México como proveedor de apoyo de CENAGAS, así como iii) nuestra estimación de un alto grado de apoyo implícito por parte del gobierno en caso de estrés financiero y iv) una muy alta dependencia en caso de incumplimiento entre CENAGAS y el gobierno mexicano.
Nuestra BCA de ba1 incorpora los flujos de efectivo visibles que resultan de la posición estratégica de CENAGAS como principal proveedor de transporte de gas natural del país y el mercado regulado en el que opera, en el cual las tarifas se ajustan para generar un retorno determinado sobre las inversiones. CENAGAS es el propietario único y directo de la mayor parte del Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (SISTRANGAS) y no enfrenta ningún riesgo de volumen, ya que el 97% de la capacidad de transporte está asignada mediante contratos take-or-pay, lo cual representa una fortaleza crediticia clave.
Los indicadores financieros proyectados de CENAGAS son relativamente fuertes, con un índice de cobertura de intereses por encima de 5.5x y de fondos operativos/deuda superior a 18%, en promedio, para el período 2018-2020, y consistentes con el rango de grado de inversión. CENAGAS tiene un pasivo de largo plazo de aproximadamente MXN $7,000 millones (a diciembre de 2018) con Petróleos Mexicanos (“PEMEX”, Baa3 negativa) ligado a la transferencia del portafolio de activos de gasoductos a CENAGAS como parte de la reestructuración de PEMEX.
Moody’s reconoce que este pasivo no es tratado como una obligación de deuda en la contabilidad de CENAGAS. Sin embargo, el pasivo cuenta con ciertas características de deuda, que incluye la obligación de hacer pagos mensuales a PEMEX hasta octubre de 2045 y un componente de intereses que brinda un rendimiento a PEMEX. Para evaluar los indicadores financieros de la compañía, Moody’s considera este pasivo similar a deuda y los pagos a PEMEX similares al servicio de la deuda.
La BCA está limitada por el limitado historial de CENAGAS, de menos de 5 años. Asimismo, la BCA refleja nuestra evaluación del perfil crediticio de su portafolio de clientes y la incertidumbre respecto de las políticas energéticas del nuevo gobierno de México.
Qué pudiera cambiar la calificación al alza/baja para CENEGAS
Dada la perspectiva negativa de las calificaciones, no esperamos cambios de calificación al alza en el corto plazo. Un cambio de perspectiva a estable de la calificación del Gobierno de México podría resultar en la estabilización de la perspectiva de la calificación de CENAGAS. La calificación también podría estabilizarse conforme CENEGAS acumule un historial con un fuerte desempeño financiero, incluyendo indicadores de cobertura de intereses superiores a 7.0x y de Flujo operativo/Deuda de más de 20%.
Cualquier cambio importante en el marco regulatorio, acciones negativas en la calificación soberana de México, nuestra evaluación de un supuesto de menor apoyo implícito o un perfil más débil del contratante podrían ejercer presión a la baja en las calificaciones. Un desempeño financiero más débil que genere indicadores de cobertura de intereses menores a 3.0x y de flujos operativos/deuda por debajo de 6% también podría generar presión negativa en las calificaciones.
Las metodologías utilizadas en estas calificaciones fueron Gasoductos de gas natural publicada en julio 2018 y Emisores relacionados con el gobierno publicada en junio 2018.  Favor de entrar a la página de Metodologías en www.moodys.com.mx para obtener una copia de las mismas.
El periodo de tiempo que abarca la información financiera utilizada para determinar la calificación de Centro Nacional de Control del Gas Natural’s (CENAGAS) es del 01 Enero 2016 al 31 Diciembre 2018 (fuente: Estados Financieros Anuales Auditados).

(Visited 30 times, 1 visits today)
Compartir
Close