Los tres Retos del sector eléctrico mexicano

Alejandro De Keijser Torres, Subdirector de Energía para Deacero

Un sistema eléctrico nacional, independientemente del marco regulatorio que lo arrope, es por su propia naturaleza y profundidad, complejo. 

Gestionar en tiempo real la oferta y demanda de energía, los flujos de potencia y sus congestiones y restricciones se entrelaza con la planeación de corto plazo respecto a la programación de despacho, la logística de combustibles y los procesos comerciales de atención al público y la facturación y cobranza. 

Así mismo y de manera simultánea, la gestión de corto plazo se debe empalmar con la planeación de mediano plazo, tomando en cuenta programas de mantenimiento de las centrales generadoras y de los activos de transmisión y distribución, la estacionalidad de la demanda, la elaboración de presupuestos y programas operativos, entre otros. Todo lo anterior se complementa con un perpetuo proceso de planeación y prospectiva de largo plazo, una búsqueda perenne por definir la mejor tarifa y una actualización constante de las reglas de operación impulsada por los cambios tecnológicos y los patrones de consumo.

En México la industria eléctrica, incluyendo a las autoridades y a los reguladores debe emplear a más de 120,000 personas. 

Por todo lo anterior, es posible prever que la coordinación, puesta en marcha y operación de un sistema eléctrico, conlleva a un gran número de conflictos y retos a distintos niveles. No obstante, y sin demeritar todas las complejidades que existen hoy en México, a continuación, se presentan tres retos que se afrontan en la Industria Eléctrica y que su desenlace determinará el futuro eléctrico de México. 

Estos retos están interrelacionados por lo que se presentan de manera somera con el fin de presentar un panorama general de la problemática. Los mismos serán desarrollados con mayor profundidad en entregas posteriores.

Tarifas

A partir de la implementación del nuevo esquema tarifario (julio 2018), los sectores comerciales e industriales pagan los costos reales de la energía.

La SHCP como política pública y como palanca del desarrollo, emite tarifas subsidiadas para los sectores vulnerables del país (residencial de bajo consumo y agrícola).

La diferencia entre el subsidio aprobado por el Congreso de la Unión en el PEF y el déficit real es de entre 50, 000 y 70,000 millones anuales.

La CFE requiere que estos recursos le sean reconocidos y reintegrados para poder cumplir con su objetivo de fortalecimiento y modernización.

Transmisión

A partir de la implementación del nuevo esquema tarifario (julio 2018), el 65% del costo de la transmisión es cubierto por los sectores comerciales e industriales. El resto corresponde principalmente al sector residencial.

La disponibilidad de gas natural en el Noreste y Noroeste del país al igual que la disponibilidad de recursos renovables (sol y viento) llevaron a una concentración de generación eficiente y del más bajo costo en la región norte del país.

La alta concentración de generación en el norte del país ha generado un exceso de dicho recurso en esta zona y un déficit en el centro y en el sureste.

Con el fin de incrementar la confiabilidad del sistema y socializar los beneficios de la generación de bajo costo instalada en el norte del país, se requiere iniciar en el corto plazo la construcción de líneas de transmisión que permitan evacuar la sobrecapacidad en el norte hacia el centro y sur del país.

El mecanismo tarifario actual permitirá que el costo de estas inversiones se recupere en el tiempo mediante el pago de tarifas mayoritariamente por parte de los sectores comercial e industrial.

Disponibilidad de gas natural en la península de Yucatán.

La entrada en operación de la nueva red de gasoductos tendría de manera inmediata una reducción de más del 70% de los costos de la electricidad en la Península de Yucatán e incrementaría considerablemente los parámetros de seguridad y confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional.

MBA ESERP Barcelona, España

Licenciatura en Administración Hotelera ISGH Namur, Belgica

  • Actualmente se desempeña como Subdirector de Energía para Deacero
  • En la CFE se desempeñó como  Subgerente de la Subdirección de Distribución, Auxiliar Técnico de la Subdirección de Distribución y Jefe de Oficina Divisional todos ellos asociados al proceso de distribución y gestión de energía.
  • A partir de la publicación de la Ley de la Industria Eléctrica fue responsable del cálculo y negociación de la tarifa de Distribución y Suministro Básico. Así mismo coordinó la participación de la CFE en las primeras dos subastas de largo plazo.
  • Fue Coordinador de Gestión de Energía de CFE Calificados desde su creación y hasta enero de 2019
  • Socio Fundador de Brasserie De Keijser
(Visited 713 times, 2 visits today)