Escrito por: Energías Verdes, Reciclaje, Sustentabilidad, tecnología

Israel, ejemplo de protección al medio ambiente

Con una superficie de 22.070 Km2, Israel es de los países más pequeños del mundo. Su independencia data apenas de 1947. Tiene una población que ronda los 9 millones de personas y un clima complejo. Sin embargo, Israel es una de las naciones más desarrolladas del mundo por su investigación científica y tecnológica, y del cuidado a la Tierra.

Israel es uno de los pocos países en el mundo en el que en el siglo XXI hay más árboles que en el siglo anterior. En poco más de 100 años se han plantado 250 millones de árboles en su territorio.

La escasez de agua, una de las amenazas más importantes que enfrenta nuestro planeta, en ese país, carente en agua, se protege cada gota. Avanzadas tecnologías como el riego por goteo, hasta sensores que detectan exactamente cuánta agua necesita un cultivo, se utilizan allá para aprovechar al máximo ese recurso vital. Israel es el país que más recicla agua en el mundo con cerca del 90%.

La vocación de reciclar

También en ese país que ha enfrentado numerosas guerras, más del 75% de las botellas y latas son recicladas gracias al esfuerzo que involucra a cada uno de sus ciudadanos. Así por ejemplo, la empresa israelí, UBQ Materials, desarrolló una revolucionaria tecnología que convierte casi cualquier tipo de desechos en un material sostenible que puede ser utilizado para fabricar una amplia variedad de productos que hasta ahora eran hechos principalmente con plástico.

Una de las formas de restaurar el planeta es la utilización de fuentes renovables de energía. En Israel, 85% de los hogares emplean energía solar para uso doméstico. En medio del desierto, se construyó la planta de energía Ashalim. Tiene una de las torres solares más altas del mundo y capacidad para abastecer de energía a 120,000 casas. En el año 2030 se espera que 80% de la electricidad del país sea generada a través de energía solar.

Para el 2025, Israel se comprometió a dejar de utilizar por completo el carbón como fuente de energía. Medida que se espera que disminuya en un 93% la contaminación del aire y reduzca un 50% las emisiones de gases invernadero per capita.

En Israel ya se desarrollan tecnologías que cambiarán la forma de transportarse en el futuro para hacerlo de una forma más sustentable. La empresa Electreon desarrolló una tecnología que carga las baterías de los autos eléctricos de forma inalámbrica mientras éstos viajaban sobre la carretera. Sí, la carretera carga su batería convirtiéndola en una de las tecnologías más sustentables y amigables para el medio ambiente a nivel mundial para la carga de vehículos eléctricos. También en las casas israelíes pueden utilizar energía más sustentable: HomeBioGas, es un sistema que convierte los restos de comida del hogar. Utiliza bacterias especiales y los convierte en gas natural para cocinar y fertilizar.

Sin duda, en unos años el mundo conocerá de cerca estos avances que como punta de lanza, Israel ya propone para cuidad nuestro hogar: el planeta Tierra.

►TAMBIÉN LEESuscriben acuerdo RWE y SolarDuck para desarrollo solar flotante

(Visited 107 times, 2 visits today)
Compartir
Close