Escrito por: Edición Digital EH, Enlace Energético, Entrevista, Nacional

Baja California, geografía es destino

Baja California

Parte de la energía que se produce en Baja California se exporta y su principal mercado es California en Estados Unidos

Fue a finales de 2019, cuando nació el clúster de Innovación Energética de Baja California; que es presidido por Daniel Gutiérrez Topete. Aunque su gestión se ha visto permeada por la pandemia; hoy el clúster impulsa con éxito su hoja de ruta para el desarrollo del sector energético.

“La mayor parte de nuestra actividad ha sucedido durante la pandemia; esta situación que sirve para estrechar los lazos de comunicación con otros clústeres estatales y también con algunos organismos en Latinoamérica”, comenta.

Durante una conversación con Energía Hoy, Gutiérrez Topete narra cómo fue que surgió el clúster; además, profundiza en la conveniencia de la figura, así como en sus objetivos e impacto positivo para la entidad.

“Nacimos gracias a la necesidad de generar una ruta crítica energética especial para Baja California, una entidad única no interconectada al Sistema Eléctrico Nacional y no productora de hidrocarburos. Necesitábamos generar una propuesta que aglutinara a la sociedad civil, sus requerimientos de energía, pero también el suministro básico”, comenta el presidente del organismo.

 

Baja California no extrae ni produce gas natural y no se reportan en su región reservas probadas o probables de este energético, sin embargo, la Secretaría de Energía (Sener) muestra que la demanda de gas natural aumentó de 13.9 millones de pies cúbicos diarios en el 2000 a 256.4 millones en el 2009, es decir, registró un crecimiento extraordinario de 38% promedio anual en ese lapso.

Tejer lazos

El clúster forma parte del Consejo Nacional de Clústeres Energéticos (Conacen). Asimismo tiene alianzas y genera trabajo en conjunto con grandes centros de investigación que pertenecen a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y al Instituto Politécnico Nacional (IPN); también, con la propia Universidad Autónoma de Baja California que ha generado muchos proyectos de energías sustentables con sus similares en California.

“Somos un hijo, vamos a decirle, del clúster aeroespacial de Baja California ya que la primera inquietud para formar este órgano fue de uno de mis amigos, Tomás Sibaja, presidente del clúster aeroespacial de Baja California, consejero del Conacen y presidente honorario de nuestro clúster”, comenta.

Actualmente, realiza acciones encaminadas a tejer lazos con las demás cadenas de producción, ya que la industria no puede crecer porque hace falta energía todo el año.

Necesario ver la oportunidad

Apesar de, las condiciones adversas que impactan el desarrollo de la entidad, para Daniel, persiste la oportunidad. Y abunda, “se dice que Baja California es el brazo poderoso de México y en ese sentido, vamos a hacer energía poderosa para el país”.

Baja California ha sabido ver la oportunidad donde otros no, por lo que continuará implementando acciones que impulsen al sector y beneficien al país, aunque sea, al margen del acompañamiento del centro, “haremos lo que sea necesario para detonar el crecimiento, por supuesto sería mucho mejor ir acompañados”.

Una forma de caminar en ese sentido es generar certidumbre a través de un marco regulatorio que permita la experimentación de nuevas industrias energéticas y cadenas de valor que puedan aprovechar la geografía de la entidad.

Hay cambios positivos

A decir de Gutiérrez Topete, el gobierno local, de Morena, está apoyando el desarrollo de las cadenas productivas energéticas, lo que significa un cambio muy positivo. Por su parte, el organismo apoya al gobierno para que identifique a las promesas de la energía renovable.

La geografía de Baja California es un bien que conviene analizar con detenimiento; existen varias zonas cercanas a Ensenada y otras muy grandes pegadas a la frontera con Estados Unidos que pudieran aprovecharse para generar energía súper verde como la geotérmica.

En solar, de acuerdo con Daniel “son equiparables con Chile. Mientras que en mareomotriz, después de Baja California Sur, somos el estado con más litorales y con más mareas de todo el país”.

Con la transición energética, Baja California tiene la oportunidad de demostrar que cuenta con todo lo necesario para concretarla. Además, el estado está llamado a ser un actor clave en la matriz energética nacional; por ello requiere talento, capital y que lo volteen a ver con mucha seriedad.

“California es un estado clave para la transición energética y esa es una gran oportunidad que Baja California debería de aprovechar para convertirse en un generador sustentable y un exportador de energía a Estados Unidos y otras partes de Latinoamérica”, considera Daniel Gutiérrez.

Cuentan con infraestructura necesaria

Asimismo, cuenta con la infraestructura necesaria, destacan dos puertos industriales para importación de gaseosos y vías férreas que lo comunican con Estados Unidos.

Desde 2009, la capacidad instalada de la entidad aumentó en 10 MW con la entrada en operación del parque eólico de la Rumorosa. Por su ubicación geográfica las plantas, subestaciones y líneas de transmisión se distribuyen en dos áreas: la Zona Costa –la región Tijuana-Rosarito-Tecate- y la Zona Valle –Mexicali-. La red de electricidad del estado está conectada a California mediante dos líneas de 230 KV—una cerca de Tijuana y otra en la periferia de Mexicali.

Durante el gobierno del general Lázaro Cárdenas, narra Daniel, se establecieron las primeras industrias y había una zona libre que permitía importar lo necesario para establecer esas fábricas y darle a la población víveres competitivos. En ese sentido, dijo “la cuarta transformación (4T) tiene una gran oportunidad de decir ¿por qué no hacemos de Baja California una zona libre energética?”.

Si el propósito del Gobierno federal de desarrollar las energías eólicas, el litio y la energía solar, además de detonar la electromovilidad es serio, necesariamente debería llegar a dicha conclusión.

El clúster tiene un punto de vista muy diferente a las asociaciones 100% empresariales o cámaras industriales, su enfoque se trata de tejer alianzas entre organismos de la sociedad civil, instituciones educativas, del gobierno, además de empresas del sector energético, preocupados por desarrollar el mercado sanamente.

Un lugar cercano

Ha servido como un ente que arropa las propuestas del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) local, que pertenece al gobierno del estado, para diseminar entre la comunidad empresarial el interés de participar en dichas iniciativas de inversión de infraestructura eléctrica o de suministro eléctrico.

Finalmente, Daniel consideró que Baja California es un estado cercano desde el punto de vista cultural.

Es un crisol de mexicanos de todas las regiones con una cocina riquísima y con grandes influencias de zonas vinícolas; entre ellas, por supuesto Valle de Guadalupe y Valle Trinidad.

“Vénganse a vivir a Baja California a desarrollar empresas”, invita Gutiérrez Topete.

Nueva sección

Si quieres darle seguimiento a la sección de Enlace Energético; donde estaremos publicando más entrevistas con representantes de otros clústeres en los estados, organizaciones y asociaciones del sector, consulta nuestra edición digital.

►EDICIÓN DIGITAL

(Visited 158 times, 1 visits today)
Compartir
Close