Escrito por: Carlos Murrieta Cummings, Economía, Economía, Empresas, Opinión

La procura como una actividad estratégica

actividad estratégica

En la crisis está la oportunidad; sin embargo para poder aprovecharla es vital ser una empresa competitiva y entender la procura como una actividad estratégica que marcará la diferencia 

Carlos Murrieta
Socio de Iraltus

La actual crisis económica golpea a la actividad empresarial. Hombres de negocios grandes, medianos y pequeños enfrentan enormes retos para sostener la operación de sus compañías. Dicha circunstancia comienza a incidir en las cadenas de suministro para la producción de bienes y servicios finales en diversos sectores económicos, lo cual, es particularmente complicado si consideramos que en nuestro país existen más de 4 millones de Pequeñas y medianas empresas (Pymes).

La necesidad de implementar acciones que apoyen a la reconstrucción de las cadenas de suministro es inminente. A través de la colaboración entre empresas se podrán adoptar prácticas de desarrollo que las lleven a elevar su competitividad, la de sus proveedores y en general la de la industria.

En el país, existen diversos esfuerzos orientados a fomentar esta colaboración, sin embargo, no están encaminados a vincular la demanda con la oferta y a enfocar las acciones de mejora hacia la satisfacción de necesidades de compradores y vendedores. Para que la recuperación económica sea posible es necesario identificar y fortalecer los eslabones rotos o frágiles en las cadenas de suministro, y esto se logra mediante la mejora de las prácticas de gestión empresarial.

Identifica los eslabones débiles

¿Tienes identificados los eslabones más frágiles de tu cadena de suministro? ¿Cómo impactaría su interrupción? La situación que genera la presencia del COVID-19 a nivel mundial abre una ventana de oportunidad importante para nuestro país. Cifras acumuladas al tercer trimestre de 2020 colocan a México como primer socio comercial de Estados Unidos; el intercambio de mercancías con nuestro país, considerando exportaciones e importaciones superó los 380 mil millones de dólares.

Este panorama, junto con la entrada en vigor del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) abre oportunidades para un mejor posicionamiento de las empresas mexicanas. Si tomamos en cuenta este panorama, el fortalecimiento de las cadenas productivas a nivel nacional cobra mayor relevancia.

La fragilidad que genera la pandemia sobre las cadenas transnacionales, aunada a la fortaleza de las exportaciones mexicanas, la cercanía de nuestro país con Estados Unidos y las herramientas que brinda el acuerdo comercial, permitirán incursionar en nuevos ámbitos desde una posición más fuerte. Para lograrlo es necesario identificar las áreas de mejora y trabajar para formar eslabones más sólidos y un mejor encadenamiento. Hay dos áreas de oportunidad básicas para cumplir con dicho objetivo: impulso al comercio digital y aprovechamiento del potencial de la cadena de suministro, a través de prácticas de gestión empresarial.

El T-MEC pone énfasis en el desarrollo del comercio digital; sin embargo, a pesar de la cobertura creciente de internet en México, 30% de las Pymes no cuenta con un sitio web y solo 19% tiene una plataforma de venta en línea. Esto limita de manera significativa la posibilidad de vender.

Más de 80% de las empresas en México es familiar y, aunque algunas de ellas son grandes, no han desarrollado a la par sus prácticas de gestión, lo que puede implicar que no se tengan los niveles óptimos de servicio y de eficiencia operativa además de estar generando sobrecostos.

¿Qué te impide aprovechar la situación actual?

Para posicionar a tu empresa a nivel internacional, será necesario garantizar la institucionalización de los procesos y aprovechar al máximo la oportunidad que te brinda el comercio digital.

¿Qué áreas necesitas fortalecer para participar en el mercado global? ¿Por qué no capitalizar la oportunidad que abre el mercado internacional para enfrentar el reto de mantenerte en operación? En este contexto debes cuestionarte qué esfuerzos adicionales requieres para hacer sostenibles la rentabilidad y la competitividad en tu negocio. No es posible hacerlo solos y son muchos frentes los que deben integrarse a la agenda nacional, sin embargo, la colaboración conjunta resulta indispensable para crear sinergias. Por ello, son necesarios:

  • Esfuerzos del gobierno en términos de políticas públicas, que impulsen el crecimiento económico.
  • Iniciativas de las empresas para recobrarse y desarrollar su mejor versión.
  • Participación activa de cámaras, asociaciones y organizaciones empresariales, como interlocutores, internos y externos.

Competitividad es carta de entrada

La carta de entrada para formar parte de las cadenas regionales de suministro es la competitividad; solo si te enfocas en elevarla, podrás tomar ventaja en este nuevo contexto. Un elemento clave que aporta a tu competitividad es volver la mirada a tu proceso de procura y atraer proveedores de alto rendimiento. Lo anterior dará estabilidad a tu cadena de suministro y te permitirá generar ahorros a partir de una mejor decisión en la selección de proveedores. Para incluir a los proveedores como parte de la estrategia es necesario:

1.-Dejar de ver la procura como un gasto y entiéndela como una oportunidad de generación de valor.

2.- Identificar el potencial de los proveedores.

3.- Diferenciar la relación.

4.- Evaluar posibles áreas de mejora.

5.- Generar sinergias con colaboradores.

Evaluación y desarrollo de proveedores

El fortalecimiento de las cadenas de suministro requiere incorporar prácticas de evaluación y desarrollo de proveedores. Existen diversas razones por las cuales es importante considerar un mecanismo de evaluación y desarrollo de proveedores en las empresas; entre ellas destacan:

1.- Asegurar la correcta selección de proveedores confiables.

2.- Buscar la mejor alternativa en términos de calidad, servicio y costo.

3.- Evitar relación con empresas que facturan operaciones simuladas.

4.- Generar valor económico desde el proceso de procura (ahorros, oportunidad, nuevos productos, logística, materiales).

Una herramienta que ya utilizan algunas empresas es el IHPS, se trata de un sistema de evaluación de proveedores que permite identificar los elementos necesarios para la construcción de una cadena de suministro competitiva a nivel mundial. Dentro de las grandes ventajas que presenta dicho sistema se encuentra la posibilidad de verificar en tiempo y forma el cumplimiento de normas ISO y la de contar con evaluaciones reales de actores, que se generan a partir de las interacciones en el mercado.

En resumen, instrumenta prácticas de evaluación y desarrollo de proveedores en tu proceso de suministro para fortalecer la relación con tus proveedores y maximizar su aportación en la creación de valor de tu empresa.

  • Identifica si tus clientes tienen un programa de desarrollo de proveedores y busca colaborar con ellos. Para convertirte en un actor estratégico empieza por la calidad de tu producto, pero no dejes de lado la comunicación y colaboración, además, establece una relación de confianza y estrategia.
  • Digitalízate. El mercado electrónico ya no es una moda y podría ser la mejor forma de acercar tus productos a posibles clientes.

Finalmente, si formas parte de una cámara, asociación u organización empresarial, es el momento de hacerte escuchar y participar en sus programas de promoción y desarrollo. La oportunidad que tenemos de reinventarnos es única, transformemos la crisis en un momento de trascendencia y reconstrucción de cadenas productivas.

TE PUEDE INTERESARCADENA DE SUMINISTRO INTEGRAL: GENERACIÓN DE VÍNCULOS ESTRATÉGICOS

(Visited 94 times, 1 visits today)
Compartir
Close