Escrito por: Opinión, Víctor Luque

El nuevo sector eléctrico ¿público o privado?

“Ningún jugador es tan bueno como todos juntos” es una frase del legendario Alfredo Di Stéfano, futbolista del Real Madrid de mediados del siglo pasado.

Víctor Luque

A nivel mundial existen referentes de empresas estatales que proveen el servicio eléctrico a su población: EDF (Electricité de France), ENEL (Ente Nacional para la Energía Eléctrica de Italia), KEPCO (Korea Electric Power Corporation) y por supuesto la CFE en México.

Salvo CFE, desde hace varios años, tanto EDF como ENEL y KEPCO cotizan en las bolsas de valores de distintos mercados financieros. Lo anterior no implica que el Estado deje de establecer la política energética en sus respectivos países, pero sí implica que tenga acceso al mercado de capitales.

Estado e Iniciativa Privada

En México, tenemos que visualizar que tanto la transmisión como la distribución son áreas reservadas al Estado; sin embargo, la generación y el suministro están abiertos a la participación de la iniciativa privada.

Regresando a las empresas estatales extranjeras, mucho de su éxito -inclusive invirtiendo fuera de sus países- se debe a la importancia que ha cobrado la participación privada (no solamente por los recursos financieros, sino también por el conocimiento y la experiencia que les transmiten). Han sabido complementar sus fortalezas como empresas estatales dirigidas por el gobierno, con su capacidad de adaptación al entorno financiero actual, lo que les ha permitido recibir recursos adicionales a los presupuestos federales.

Si consideramos las restricciones presupuestales que enfrenta la CFE ¿se imaginan las oportunidades que tendría nuestra empresa en caso de contar con recursos adicionales para operación, mantenimiento y sobre todo nuevos proyectos?

Que CFE cotice en alguna bolsa de valores no está permitido en nuestra Constitución ni en la Ley de la propia CFE. Pero pensemos por un momento que el sector eléctrico es equivalente a un equipo de fútbol, donde la suma de los esfuerzos de todos sus jugadores, tanto públicos (SENER, CFE, CRE y CENACE) como privados (empresas e inversionistas nacionales y extranjeros) le permitirá tener un mejor funcionamiento.

El Real Madrid de los 50s y 60s fue el mejor equipo de aquella época ganando 6 ediciones de la Liga de Campeones de Europa (Champions League). Su jugador más destacado era Di Stéfano, cuya mayor virtud era hacer que sus compañeros jugaran mejor que sus rivales basándose en el trabajo en equipo.

Proceso mundialista 2020-2024

Autonombrándome entrenador de nuestro equipo, les comparto mi alineación para el proceso mundialista 2020-2024 del sistema eléctrico nacional: Portero: La CRE, fomentando el desarrollo eficiente de la industria, promoviendo la competencia en el sector y protegiendo a los usuarios.

Defensas

Los proveedores privados, ofreciendo los mejores servicios, generando competencia y encontrando oportunidades de negocio bajo la legislación aplicable. El CENACE, actuando bajo sus principios rectores (sustentabilidad, seguridad, confiabilidad, continuidad) y promoviendo competencia e imparcialidad.

Medios

La SENER, conduciendo la política energética del país, garantizando el suministro competitivo, y colaborando con empresas públicas y privadas dentro de un adecuado marco legal. Los inversionistas privados, compitiendo de manera ética, creando sinergias con el gobierno e innovando en favor de su rentabilidad.

Delantero

La CFE, desarrollando actividades en términos de su objeto, garantizando el acceso abierto a las redes de Transmisión y Distribución, generando valor económico para el Estado y actuando de manera transparente y eficiente.

Ningún país del mundo tiene un sector eléctrico totalmente público o completamente privado. La mayoría de los países cuentan con esquemas donde coinciden los gobiernos y las empresas para satisfacer las necesidades energéticas de la población. Coincidiendo con Alfredo “ningún jugador es tan bueno como todos juntos”, que mejor momento para reflexionar que el sector eléctrico mexicano tiene el mayor número de jugadores en su historia. Tenemos una oportunidad única de cara al futuro, para que el sector público y el sector privado alineen objetivos para que México alcance la suficiencia energética, reduzca los costos de la electricidad, continúe siendo destino de inversión, cumpla con las metas de energías limpias y sea un ejemplo de cómo trabajar en equipo.

(Visited 326 times, 5 visits today)
Compartir

Close