Escrito por: Economía, Negocios, Opinión, Petróleo

Petróleo: condiciones que presionan los precios

 

Los precios del petróleo cayeron por debajo de los 95 dólares por barril y siguen bajo presión. Los débiles datos económicos de China y el aumento en los datos de almacenamiento en los Estados Unidos se suman a las presiones en contra.

Norbert Rücker, Jefe de Economía e Investigación de Next Generation, banco privado Julius Baer

La prima de riesgo geopolítico relacionada con la guerra en Ucrania ha desaparecido. En gran medida con el estado de ánimo del mercado en territorio neutral, si no es que bajista. Mantenemos nuestra visión cautelosa a medida que el ciclo del estado de ánimo disminuye y los fundamentos se relajan. Cualquier deterioro económico inesperado sólo aceleraría el movimiento a la baja.

Si bien los temores de recesión aún pueden empañar el estado de ánimo del mercado, los fundamentos apuntan a un consumo restringido incluso sin que el crecimiento global se vea afectado. Las últimas cifras económicas de China fueron bastante decepcionantes. Los datos específicos del petróleo insinúan tendencias deprimidas de importación, refinación y consumo interno.

En Europa y América del Norte, el uso de combustible para carreteras parece estar expuesto a la destrucción de la demanda debido a los altos precios, junto con obstáculos estructurales provenientes de la creciente proporción de vehículos eléctricos.

Mantener la cautela

La situación de la oferta mejora gradualmente. El almacenamiento de petróleo de EU ha vuelto en gran medida a los rangos habituales y se normaliza a un ritmo rápido. El aumento de la producción alivia las restricciones de suministro y la necesidad de sacar al mercado petróleo del almacenamiento estratégico; de hecho, aparentemente ya ha ralentizado su ritmo. El diferencial ampliado entre los precios del petróleo de EU y el mundial en parte refleja estos desarrollos.

Si bien las principales naciones petroleras han restaurado casi por completo sus niveles de suministro, los productores de petróleo más erráticos, incluidos Libia e Irán, podrían impulsar las exportaciones a medida que se alivian los estancamientos políticos, agregando un comodín algo bajista al mercado. Nos apegamos a nuestra visión cautelosa y vemos más caídas en los precios a medida que el ciclo del estado de ánimo disminuye y los fundamentos se relajan, es decir, que las tendencias establecidas recientemente persisten. Dicho esto, las condiciones del mercado siguen siendo propensas a cualquier nuevo shock de oferta no previsto.

TAMBIEN LEE Quiere Pemex Récord Guinness por oleoducto

(Visited 170 times, 3 visits today)
Compartir
Close