Escrito por: Oil & Gas, Opinión

Petróleo: el golpe de los dos “o”

petróleo

El mercado del petróleo en una fase de transición en la que el crecimiento de la producción supera el crecimiento de la demanda

Norbert Rücker
Director de Economía e Investigación de Next Generation, Julius Baer

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la nueva variante de COVID-19 Omicron asustaron al mercado del petróleo durante los últimos días y provocaron una caída de los precios.

Contra lo esperado, las naciones productoras de petróleo anunciaron recientemente, después de su reunión mensual que se apegan a su estrategia de elevar gradualmente la producción. Todavía creemos que el entorno actual del mercado del petróleo no se trata solo de geopolítica y rigidez estructural.

TE PUEDE INTERESARPRECIOS DE GAS NATURAL SEDEN EL FACTOR MIEDO

En cambio, vemos el mercado del petróleo en una fase de transición en la que el crecimiento de la producción supera el crecimiento de la demanda; sobre todo porque la recuperación posterior a la pandemia ha seguido, en gran medida, su curso. Los contratiempos de la pandemia traen consigo cierta incertidumbre a la que estamos atentos.

En transición

Los precios del petróleo cayeron de más de 80 dólares a menos de 70 por barril en menos de una semana, ya que el resurgimiento de la pandemia y un movimiento sorpresivo en la política de las naciones petroleras desafiaron la narrativa de la escasez de suministros.

Asimismo, la OPEP y sus aliados actuales anunciaron que se apegarán a la flexibilización gradual de las restricciones a la producción, frente a las expectativas del mercado de una pausa. Algunos interpretan la decisión como un apaciguamiento para los países consumidores de petróleo, como Estados Unidos, que había criticado a las naciones petroleras por elevar artificialmente los precios con su cauteloso levantamiento de las restricciones a la producción.

Independientemente de si tales consideraciones geopolíticas se aplican o no a este episodio específico, las últimas semanas parecen confirmar que las políticas de oferta tienden a verse presionadas por los altos precios.

Pausa pandémica

La política petrolera tiende a ser una función de los precios y no al revés. Dicho esto, también creemos que los fundamentos jugaron un papel, además de cualquier preocupación por la pausa pandémica. Vemos que el mercado se encuentra en una fase de transición en la que el crecimiento de la producción supera a la demanda; y en la que el almacenamiento pasa de estar más constreñido a ser más flexible.

Un ejemplo de ello es que el almacenamiento de petróleo de Estados Unidos ha tenido una tendencia lateral desde finales del verano; con el déficit reduciéndose frente a los niveles estacionales.

Seguimos de cerca los desarrollos actuales de la pandemia para ver si cambian la senda de transición del mercado del petróleo. El impacto fundamental de las restricciones conocidas de viajes aéreos es limitado. Solo restricciones sanitarias más amplias afectarían significativamente la demanda y, en tales condiciones, es probable que las naciones petroleras cambien su ruta de suministro.

Conclusión

Finalmente, un elemento sorprendente sigue siendo la agudeza del movimiento a la baja de los últimos días; ya que los indicadores de sentimiento comunes no insinuaban ningún humor alcista elevado y, por lo tanto, riesgo de cobertura de posiciones largas.

TE PUEDE INTERESARPETRÓLEO, ¿PRIMEROS SIGNOS DE ALIVIO?

(Visited 113 times, 1 visits today)
Compartir
Close