Escrito por: Combustibles, Sustentabilidad

México, con gran oportunidad en biocombustibles líquidos

etanol-biocombustibles-líquidos

El etanol, que es un ejemplo biocombustibles líquidos, tiene una gran oportunidad de desarrollo en el país para su uso en automóviles

México tiene una gran oportunidad de desarrollo de biocombustibles líquidos como el etanol, el cual de 2014 a 2018 presentó un crecimiento de 16% y permite reducir los precios y reemplazar los hidrocarburos, explicó Jorge Lerdo de Tejada, consultor de etanol en U.S. Grains.

Durante Expogas 2021, el experto indicó que lo anterior es un mensaje a la industria, pues de esta forma se comprueba que el usar etanol en automóviles puede generar impactos positivos económicos, medioambientales y sociales.

“Los biocombustibles reducen emisiones de dióxido de azufre y de carbono, no requieren nuevas infraestructuras y disminuyen la contaminación debido a que se usa menos petróleo y más energías renovables”. 

En ese sentido, Lerdo de Tejada aseguró que tanto el etanol, el biodisel y otros más, son una gran oportunidad para el sector de biocombustibles. Del mismo modo, recordó que el Instituto Mexicano del Petróleo señaló en ocasiones anteriores que el etanol tiene una mejor combustión; contribuye en la disminución de los COP de las partículas 2.5 y 10; ayuda a diluir contaminantes; no tiene oleofinas; y tiene un contenido mínimo de azufre.

Automóviles, con gran área de oportunidad

De acuerdo con el experto, existe mucha incertidumbre en el sector debido a la entrada de los vehículos eléctricos (VE) y los ambiciosos proyectos de países como Estados Unidos y regiones como Europa y Asia para la inclusión de estos de camino a 2030.

Sin embargo, Lerdo de Tejada indicó que se estima que para ese año, el mercado global sea del 30%; en donde China tendría el 47% de su mercado de VE, Europa de 38% y Estados Unidos de 25 por ciento. A pesar de ello, el experto indicó que todo dependerá de la velocidad de las tecnologías y la construcción de los centros de cargas.

Es por ello que aseguró que los biocombustibles tienen una gran oportunidad de desarrollo.

“Los mercados de los combustibles han mejorado y han permitido que hayan mejores capacidades de combustión, y que se permita mezclar gasolinas con otros componentes”, explicó.

Ante ello, aseveró que la inclusión de etanol (E10) puede abonar en la misión del gobierno federal referente a la seguridad energética al diversificar las fuentes de energía con alternativas renovables y de fácil acceso en el país. También, se daría una reducción de costos de producción, los cuales permitirían una disminución de precios y se crearían más empleos.

“Hoy en día, los coches son compatibles con una mezcla de 90% de gasolina y 10% de bioetanol. Todos los tanques y sistemas de almacenamiento en México son compatibles con gasolina mezclada al 10% de etanol (E10) por volumen.”. 

Revisión de la NOM-016, el freno

No obstante, la modificación de 2017, la cual permitió la entrada de la E10 a la NOM-016 fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Actualmente se analiza la norma y el plazo para hacerlo es de 180 días.

Si la Comisión Reguladora de Energía (CRE) no ha emitido un nuevo reglamento que permita el uso del E10, este regresaría al 5.8%; y no será capaz de ser utilizado en la gasolina mexicana con impactos negativos del país.

También puedes leer: INVESTIGADORES OBTIENEN BIOCOMBUSTIBLE DE RESIDUOS DE QUESO Y VINO
(Visited 302 times, 1 visits today)
Compartir
Close