Escrito por: Automotriz, Empresas, Sustentabilidad, tecnología

Descarbonización será posible si unimos esfuerzos, dicen especialistas

descarbonizacion

La descarbonización del transporte en México llegará en 2030 si el gobierno, la IP y la ciudadanía se comprometen a ello

Si las autoridades mexicanas, la Iniciativa Privada y la ciudadanía unen esfuerzos en pro de una movilidad más sostenible para el país; se puede pensar en la descarbonización tanto del transporte público como del privado en el corto periodo.

Durante el panel ‘Perspectivas de la electromovilidad y la descarbonización del transporte en México’, en el marco de Mirec Week Digital 2020; especialistas en movilidad sustentable abordaron los retos y oportunidades que hay en el país para transitar de vehículos de diésel a los eléctricos o híbridos.

De acuerdo a un estudio elaborado por la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo Sustentable (GIZ), y Agora Verkehrswende; se visualizó la descarbonización del transporte en el mundo para el 2060.

A este respecto, Ulises Cano Castillo, coordinador de proyecto R&D en el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL); comentó que en México no se está aprovechando toda la capacidad industrial, tecnológica e institucional, para diseñar un verdadero plan de transición energética.

“El país ha desarrollado mucha logística en la industria automotriz. Tenemos una industria nacional de auto partes gigantesca, yacimientos de litio; y algo que no se ha aprovechado mucho en este país, la capacidad técnica de las instituciones. Yo creo que se tiene todo para que en 2030, se tengan empresas que desarrollen su propia tecnología”, comentó Ulises Cano, a lo que prosiguió:

“México puede ser un gran actor en esta revolución tecnológica, en donde veo tres industrias conectadas; la de la manufactura de vehículos eléctricos, la de la infraestructura de estaciones de carga y la de conectividad”.

Perspectivas de la electromovilidad y la descarbonización – Mirec Week Digital 2020.

Rediseño de la movilidad en México

De acuerdo con Cano Castillo, hace falta rediseñar los sistemas de transporte en el país; lo que bien puede ser una meta factible para el 2030. Siempre y cuando existan esfuerzos coordinados entre las empresas y el gobierno.

“Están las piezas ahí, somos como un rompecabezas en México, nada más que una sola persona quiere incorporarlas todas, o una sola organización. Lo que necesitamos es sentarnos todos y decidirnos en aprovechar esta logística; esta infraestructura de manufactura, estas capacidades técnicas, los recursos naturales, en fin”, puntualizó Ulises Cano.

En este sentido, Marco Antonio Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Vehículos Eléctricos y Sustentables (ANVES); apuesta también por alcanzar la transición en 2030. Puesto que, sí están las señales tanto del gobierno como de la población en transitar a una movilidad más sostenible.

“Si nos unimos y creamos un gran núcleo creo que vamos a llegar más rápido. Si todos los que estamos invirtiendo en la infraestructura nos ponemos de acuerdo, la haremos crecer. Empresas como BMW y Nissan se están poniendo de acuerdo con CFE para hacer crecer esta red; Tesla está haciendo lo propio. Tenemos un amplio camino que recorrer, y afortunadamente México es privilegiado en al región, porque las leyes nos permiten seguir avanzando en materia; aquí tenemos todo para llegar a ser un gran país en la cuestión de movilidad sustentable”, señaló Marco Antonio Sánchez.

Retos y oportunidades

En su oportunidad, Andrés Fernández Alba, CEO y fundador de EV Ready, empresa de infraestructura de carga para autos eléctricos; destacó que, en la medida que México sepa aprovechar efectivamente todas las cadenas de producción, la adopción del vehículo eléctrico se dará de forma natural. Sin embargo, la cita para llegar a la descarbonización en el 2030 depende de muchos factores.

“El gobierno tiene que generar un marco muy claro, pues cuando se involucra el gobierno, las cosas se aceleran. El ciudadano debe demandar este tipo de tecnologías, a pesar del costo elevado; pues este se reducirá al tiempo de que se normalice la adquisición de vehículos eléctricos. La iniciativa privada también debe adoptar una movilidad eléctrica, debe ser un deseo auténtico”, clarificó Andrés Fernández.

Finalmente, los panelistas reconocieron que sí existen los incentivos para que la población mexicana utilice los vehículos eléctricos. Como la exención del pago de tenencia y verificación en la Ciudad de México; el ecotag en las autopistas que ofrecen un 20% de descuento en el pago de de casetas y vías de cobro; o los acuerdos alcanzados por algunas empresas para no cobrar las recargas de batería en los autos.

►TAMBIÉN PUEDES LEER►MÉXICO Y EU, CON OPORTUNIDAD EN VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

(Visited 66 times, 1 visits today)
Compartir
Close