Escrito por: Edición Digital EH, Energía Solar, Energías Verdes, Opinión

Si llegas, te quedas

llegas

Si llegas, te quedas… Fueron las palabras que usó Mónica Escalante CEO de NEO Energy en Panamá, para referirse al mundo de las energías renovables, en una entrevista que le hice hace un par de meses para Heat Changers y de la cual, me gustaría destacar varios puntos dignos de mencionar y recordar las veces que sea necesario

Marisol Oropeza

Estratega de marketing y negocios en matters.mx y fundadora de Heat Changers

1. El nuevo orden mundial ecológico contempla a las energías renovables como el camino a seguir sí o sí para detener el ya visible deterioro del planeta o por lo menos relentizarlo, al disminuir significativamente las emisiones de carbono que provocan los temidos y tóxicos (ahora sí bien aplicado el término) gases de efecto invernadero.

Además, el entusiasmo de cada vez más jóvenes que se están uniendo a este camino son indicadores de que la semilla de las energías limpias que se plantó al menos tres décadas atrás, está comenzando a germinar con un claro aumento en la demanda de carreras como ingeniería ambiental, ingeniería en energías renovables, licenciatura en gestión ambiental, licenciatura en ciencias de la tierra con orientación a ciencias ambientales, ecología, entre otras; y algunas de ellas creadas hace no más de cinco o diez años, cuestión que celebro y aplaudo.

Así que, si tú también sientes el llamado de las energías limpias, para estudiar, iniciar o complementar tu carrera profesional, no te resistas.

2. El hecho de que la integración de ecotecnologías como calentadores o paneles solares se esté contemplando en construcciones que albergan hospitales, clínicas, hoteles, mercados, fábricas; entre otro tipo de inmuebles es señal de que se han asimilado ya las múltiples ventajas de las energías renovables.

Entre ellas destacan obviamente las ecológicas y las de ahorro monetario, mismas que están contribuyendo al rebranding de las renovables; pasando de ser las “alternativas” a las “esenciales”. Ya no son algo que “probablemente se contemple en un futuro si las condiciones son favorables y si los planetas se alinean”, ¡aplausos!

3. El agua “calientita” no sirve solo para bañarse. Pensemos en tres de las principales necesidades a cubrir para tener una vida digamos digna: comida, vestido y techo. En la industria de alimentos y bebidas el agua caliente y el vapor tienen innumerables usos que van desde la filtración, la cocción; la pasteurización, hasta la limpieza y esterilización.

En la industria textil las distintas telas se tiñen a 80 o 90 grados Celsius, el agua caliente también es indispensable en el tratamiento de algunos tejidos o para remover impurezas, y no olvidemos el esencial planchado de vapor. Ahora, en la industria de la construcción de materiales como el ladrillo o los bloques, el barro, la arcilla; el vidrio y algunos tipos de plásticos usados en tuberías, requieren calor para su creación o perfeccionamiento.

Este es solo un breve recordatorio de por qué la demanda de calor se eleva hasta un 74% en el sector industrial a nivel mundial; mientras que la de electricidad se reduce a un 26% del total del consumo final de energía. Y como dice Juan en este TikTok: “no puedes ser sostenible si tu producción no lo es”.

4. El reconocimiento puede parecer vanidad, pero somos seres humanos, ¡amamos y muchas veces necesitamos el reconocimiento! Dentro de los efectos positivos de éste, además del aliciente de seguir por el buen camino, está el de aumentar el valor de una marca. Claro y, por qué no también el de inspirar a otras personas a seguir el ejemplo. Recientemente Grupo Melo de Panamá del sector avícola, recibió la Palma de Oro en Innovación verde por los 108 colectores solares térmicos y el sistema de almacenamiento de 25 mil litros de agua caliente a 60 grados Celsius para disminuir el uso de combustibles fósiles y generar el agua caliente necesaria en el proceso de remoción de plumas y cocción de alimentos.

El proyecto se desarrolló de la mano de NEO Energy, la empresa que fundó y dirige Mónica Escalante. El sistema solar genera cerca del 70% de la energía térmica que se requiere para calentar el agua durante un año. Gracias a los 250 MWh de energía que se generarán anualmente, se dejarán de emitir 69 toneladas de CO2 que equivalen a la cantidad de emisiones que capturan 52 hectáreas de bosques anualmente.

Marisol Oropeza, fundadora de Heat Changers.

En México tenemos premios como el Mérito Ecológico que es un reconocimiento que el gobierno otorga desde 1993 a personas, organizaciones o instituciones que con su compromiso y entrega realizan acciones; proyectos o programas ambientales que contribuyan a la sustentabilidad.

En el caso de las empresas, son los premios LOGRA los que reconocen y destacan las acciones de sustentabilidad empresarial. Sin embargo, el reconocimiento que personalmente me hará más feliz, es el de la gente informada prefiriendo productos o servicios que procedan de empresas o industrias que se manejen con energías limpias.

Y aunque el conjunto de todas estas acciones y las necesidades de las personas que habitamos la Tierra tienen a la industria de las energías renovables en un verdadero florecimiento, cosa que podemos constatar al ver el crecimiento anual de eventos como Intersolar Mexico, sigue siendo esencial una política pública de largo plazo que regule, apoye, ayude o incluso obligue (por la urgencia de la situación) a utilizar las fuentes renovables de energía en lo institucional, lo privado y lo social. Ya hemos avanzado mucho, no perdamos el paso.

Las personas que llegamos al sector de renovables aquí nos quedamos, pero no nos estancamos. Aún hay mucho por hacer y ten la seguridad de que seguiré trabajando para impulsarlas, como siempre DE SOL A SOL.

LEE TAMBIÉN: Aporta Dinamarca cerca de 6 mdd a sector energético de Ucrania

(Visited 538 times, 1 visits today)
Compartir
Close