Escrito por: Opinión, Ramsés Pech

La caja china de las exportaciones mexicanas

exportaciones

El primer lugar que ocupó México en 2023 en torno a las naciones de las que importa bienes EU, se refiere a que México de sus exportaciones envió tecnología en su mayoría ensamblada y que no es propia de una innovación, de algo hecho con alguna patente originaria de determinada empresa mexicana

Ramsés Pech

Grupo Caraiva – León & Pech Architects

En las últimas semanas, para México ha surgido una estadística económica que según le beneficia en la forma en como es visto por el mundo con respecto a los intercambios comerciales que se llevan a cabo diariamente.

Pero lo anterior dista mucho de la realidad, y existe un desmesurado análisis real para saber si esto efectivamente está pasando desde el punto de vista de un balance comercial, entre lo exportado e importado.

El objetivo del balance es el de tener un déficit amplio, a donde se indique que hay una mayor cantidad de productos enviados a un país, con el cual tenemos una relación, tratados o acuerdos comerciales, para poder intercambiar lo hecho o producido, respecto a lo que nosotros introducimos a nuestro mercado.

Exportar más e importar menos. Tener un superávit comercial. Hoy, según datos del censo de Estados Unidos (EU), México es el primer país del que se importó, para satisfacer al mercado de la nación de las barras y las estrellas al cierre del 2023. Pero, aquí está un listado de las realidades que no están siendo vistas ni evaluadas:

La primera realidad

El primer lugar que ocupa México en 2023 en torno a las naciones de las que importa bienes EU, se refiere a que México envía tecnología en su mayoría ensamblada y que no es propia de una innovación, de algo hecho con alguna patente originaria de determinada empresa mexicana.

En este sentido, México exportó, de acuerdo con datos del Banco de México, en el 2023 del total enviado a Estados Unidos un 36% de máquinas y aparatos, material eléctrico; y en segundo lugar, con el 28%, material de transporte (ensamblado), confirmando la vocación de México como país ensamblador de tecnología.

La segunda realidad

Decimos que, le hemos quitado el primer lugar a China de los países que más exportan a Estados Unidos, y esto es cierto a medias. Lo importante de los intercambios es el saber si, de lo creado e intercambiado hay una dependencia o no, sobre adquirir lo que un país produce o hace.

En este caso, de acuerdo con los datos de 2023, Estados Unidos tiene un déficit de -280 mil mdd con el país asiático, y con México es de -152 mil mdd. Lo anterior, confirma que el socio de México en el T-MEC depende dos veces más de China que de México, y por lo tanto, los asiáticos tienen la ventaja, debido a que ellos sí producen tecnologías.

La tercera realidad

China disminuyó lo que exporta a Estados Unidos, pero la nación asiática se recuperó con el déficit que tiene de México; debido a que, y de acuerdo con la balanza comercial mexicana, -104 mil mdd es el déficit que México tiene con China. Del total importado en México de procedencia china en 2023, 54% correspondió a máquinas y aparatos, material eléctrico y sus parte; y en segundo lugar, con el 10%, material de transporte (ensamblado).

El país asiático nos manda su tecnología para armar, y así nosotros enviamos después a Estados Unidos con base en el acuerdo del T-MEC, y por ser un producto armado en México, algunos de estos no tienen las mismas tarifas arancelarias que tendrán lugar si fueran enviadas en forma directa a Estados Unidos.

Es aquí en donde México debe tener cuidado debido a que, algunos congresistas de nuestro socio han estado pugnando por identificar si realmente son tecnologías que provienen de China. En el caso de ser así, podrían tener otro tratamiento arancelario bajo el acuerdo actual, confirmado que están monitoreando la tendencia nearshoring.

La cuarta realidad

El país asiático, de sus negocios con Estados Unidos y México, obtuvo una ganancia de la balanza comercial de alrededor de 256 mil mdd en 2023. Ambos países, que son parte del T-MEC, dependen de lo que China pueda enviarles para poder cubrir sus mercados. Se confirma que China supo capitalizar su nearshoring, y que México no ha sabido cómo usar los tratados comerciales.

La quinta verdad

México importó en 2023 del total enviado por EU el 23% de las máquinas y aparatos, material eléctrico y sus partes y; en segundo lugar, con el 16% productos minerales (donde están los combustibles); Confirmando que México ensambla y no produce los combustibles necesarios para mover los motores que circulan en el país, ni el combustible fósil para crear energía.

La sexta realidad

La balanza comercial de México fue negativa en 2023 entre lo que importó y exportó en su totalidad; independientemente de que, en su mayoría no quede para el consumidor mexicano.

De 2019 a 2020 la balanza comercial fue positiva, y a partir del 2021 a la fecha ha sido negativa; este último año fue de alrededor de 5.4 mil mdd. Ahora que México dejará de exportar petróleo crudo, habría un mayor déficit, y en el dado caso en que esto hubiera pasado en 2023, el déficit sería de más de 33 mil mdd. Hay que tener cuidado con lo que expresamos de adentro hacia fuera, debido a que, una vez puesto un sonido, puede afectar al mercado; creando incertidumbre en donde no debería existir, confirmando que no sabemos hacer negocios.

La octava realidad

En México, el nearshoring enfrentará un gran problema sobre la forma en como deberían enviarse los productos armados, ensamblados o terminados. Actualmente, el 64% de todo lo que se exporta, es enviado, movido y transportado por carretera.

Pero el efecto contrario sucede en lo que importa México, debido a que es movido del total, un 47% por carretera y un 37% en forma marítima vía los puertos. Entonces, la inseguridad en las carreteras actualmente confirma que, será un problema en el corto y largo plazo, y que podría crear incertidumbre para quienes quieren venir a instalarse, debido a que se podrían incrementar los costos operativos, y comprometer la seguridad física de sus empleados.

La novena realidad

México, en el caso dado que el T-MEC no se renueve, y que en lo subsecuente se tengan acuerdos comerciales bilaterales entre cada una de las partes que lo integran actualmente, estaría en problemas. Debido a que, si China usa a México para ensamblar su tecnología, y este último la envía a EU bajo el argumento de origen, esto podría cambiar las reglas arancelarias y dejar a México en el mundo a la merced de quien pueda comprar.

Hoy, México exporta a sus dos socios más de 500 mil mdd, y a China tan solo 10 mil mdd. Se confirma que México debe pensar con quién tener una lealtad comercial; debido a que hoy se tiene un superávit comercial con sus socios, y con China un déficit por más de 104 mil mdd.

La realidad unificada

Exportar mucho no significa saber hacer negocios e intercambios comerciales. Tener un déficit positivo indica que hay un flujo de efectivo adicional circulando en una economía; no tenerlo, significa que hay fuga de dinero y esta tiene que ser arreglarse, pues este dinero va a otras economías para su crecimiento.

LEE TAMBIÉN: AINDA Energía & Infraestructura designa a Ángela María Orozco como socia y directora de oficina en Colombia

(Visited 88 times, 1 visits today)
Compartir
Close