Escrito por: Opinión, Ramsés Pech

El Infierno de Dante, la transición energética mundial

transición

Transición energética no es sinónimo de cambio, debe ser un hecho en la forma del cómo debemos aprovechar los recursos finitos e infinitos de la naturaleza, para su transformación en energías que contaminen en menor cantidad. No confundan el término de energías limpias con el concepto de cero emisiones

Ramsés Pech

Grupo Caraiva – León & Pech Architects

En todo el mundo existen debates y cuestionamientos del cómo debería ser la salvación del planeta ante el cambio climático. Pero en realidad la pregunta debería ser: ¿cómo es que llegamos hasta este momento?

Ecologistas, políticos, científicos y todo aquel que tenga un poco de conocimiento y sentido común, ha llegado a la conclusión de que hay cambios irreversibles en la naturaleza; no solo en torno al nivel de contaminación en el planeta, sino a qué y cuánto el ser humano está tomando de la naturaleza las energías primarias para su transformación en energías secundarias o para ser aprovechadas para combustibles.

Todos hablan de una transición energética con cero emisiones de carbón hacia 2050, pero solo en su mayoría refieren a la forma del cómo producir la generación de la electricidad; ante la inminente electrificación de todas las actividades de la población en el mundo. Pero en realidad, esto solo representa una parte de lo que requiere el ser humano para transitar a un cambio real.

Hoy, con respecto al mayor problema para tener una transición energética real, primero se debe contestar: ¿cómo dejaremos de usar los combustibles fósiles?, los cuales son gran parte de la contaminación producida por nosotros, en detrimento del planeta.

Existen cada día más motores que realizan una combustión para generar energía eléctrica, potencia para producir un porqué o simplemente generar calor para un proceso industrial; y a todo ello generan contaminación. Pregunta: ¿el mundo dejará de usar el transporte a base de combustibles fósiles para trasladarse de un lugar a otro? ¿qué opinas?

La realidad del mundo es que no se dejará de usar automóviles, aviones, barcos, motos; estufas, aire acondicionado, calefacción, aparatos electrodomésticos o cualquier cosa que ayude a facilitar las actividades diarias; pero, tal vez, algún día, la cantidad de contaminantes pueda disminuir un 50% de lo que tenemos actualmente.

En estos días resientes, salió un análisis de la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) sobre las inversiones realizadas del 2015 a 2022, y la posible inversión en 2023. A razón de este análisis, encontramos los siguientes hallazgos, los cuales indican que:

  • La transición energética a nivel mundial con las políticas públicas y acciones actuales quedó obsoleta y no es viable. Se requiere profundizar en cada país cuál es plan real y viable. En México, no existen un plan de nación a largo plazo, debido a que las políticas y metas son actualizadas y modificadas por cada administración en turno.
  • El mundo invierte en energía alrededor de 2.8 billones de dólares americanos anualmente, siendo esta tendencia al alza; y podría llegar a ser en el 2050 alrededor de los 7 a 9 billones.
  • En 2019, se dio el cruce de una mayor inversión en el sector eléctrico respecto al de combustibles fósiles. Hoy día, el mundo invierte 23% más en el mercado eléctrico que en el fósil. Pero la tendencia actual indica que, el hombre continuará usando petróleo y gas natural como fuentes de energía; dejando al carbón en el olvido posiblemente después de 2050.
  • El planeta no es prioridad, esto se demuestra por la inversión a nivel mundial; donde las inversiones en combustibles fósiles respecto a la generación de electricidad con energías limpias continuarán estando por arriba de estas hasta 2035, cuando podría ocurrir el cruce de inversiones en el mundo.

transición

  • Para la tendencia actual rumbo al 2050, las inversiones de energías limpias para generar electricidad están de 45 a 55% por arriba de las realizadas en los combustibles fósiles; con el posible desuso del carbón. Lo anterior, siempre y cuando las políticas de cambio de carros de combustión a eléctricos sean mayores a la obligación mundial de este tipo de carros. Pero, por el momento, continuarán lo motores de combustión, al mejorar los combustibles usados, para obtener un mejor rendimiento por Km recorridos con menores emisiones de contaminantes.
  • Sobre el mercado de combustibles, el crecimiento de este proviene de los países de Asia-Pacífico. En Europa y Norteamérica se han mantenido las inversiones. En el resto del mundo han aumentado, debido a que no existe una transición energética real para dejar de usar combustible fósil; ante un plan que no se acopla a las tendencias globales de cero emisiones.
  • Con respecto al mercado eléctrico, su incremento de inversiones proviene principalmente de los países de Asia-Pacífico. En Europa y Norteamérica (solo se observa en EU y Canadá) se presenta un crecimiento en inversiones en renovables. En el resto del mundo se sigue manteniendo esta inversión, pero con posible crecimiento después del 2035.
  • La inversión mundial energética es liderada por China con alrededor del 28% del total, y EU con el 12 por ciento. Toda Europa no supera a China; y EU en una década podría superar a Europa.
  • En los países que forman el T-MEC (EU, Canadá Y México), las inversiones en combustibles fósiles es 75% mayor con respecto a las realizadas en generación de electricidad con energías limpias; siendo la de mayor monto la de los combustibles producidos a base de petróleo crudo, al tener al mercado de demanda número uno (EU) y cuarto de demanda (México).
  • En el T-MEC, las inversiones en el mercado eléctrico con respecto al sector de generación con energía renovable son las de mayor magnitud; seguido por el de infraestructura (transmisión-distribución eléctrica); obteniendo una relación 1:1 por cada dólar invertido en renovables, hay uno en infraestructura.
  • En el T-MEC, las inversiones en generación de electricidad con energías limpias serán mayores en 2035 (cruce), respecto a las realizadas en combustibles fósiles; y para el 2050 podrían ser entre 55 a 65% mayores.
  • México representa no más del 2% de inversión a nivel mundial, y el 12% dentro del T-MEC.
  • México no influye en el mundo y ni en el T-MEC con respecto al sector eléctrico, ante la falta de inversiones en los últimos años; quedando rezagado en la parte de generación de electricidad con energías limpias, al no haber una mayor capacidad instalada de estas; sin mencionar las bajas inversiones en el sector de infraestructura. Se requiere de un plan en el sector energético mexicano a largo plazo, el cual esté alineado a sus socios comerciales; en el caso de que se quiera continuar con dicha relación hacia 2026.

Iberdrola Grecia

Ante esta actualidad, ¿realmente creen que habrá una transición energética real, rápida, al conceptualizar el todo y no solo la parte del cómo generamos la electricidad? Los números no mienten.

El planeta no es prioridad, quedó demostrado por la inversión a nivel mundial observada y proyectada antes y después de la pandemia; asentuándose a un más ante la invasión de Rusia a Ucrania.

Transición energética no es sinónimo de cambio, debe ser un hecho en la forma del cómo debemos aprovechar los recursos finitos e infinitos de la naturaleza, para su transformación en energías que contaminen en menor cantidad.

No confundan el término de energías limpias con el concepto de cero emisiones, debido a que no es correcto. Lo primero refiere a seguir usando combustibles fósiles, biocombustibles o algo similar, para generar una menor cantidad de emisiones contaminantes, gases de efecto invernadero; los cuales son referenciados a un volumen determinado que permite ser emitido bajo las regulaciones, normas o leyes por un país u organización.

En el corto plazo, se acentuará la nueva industria de la captura de carbón, la cual permitirá continuar el uso de combustibles fósiles (solo gas y petróleo crudo); siempre y cuando puedan recuperar en sitio o en entorno a donde operaren los gases provenientes de la combustión, siendo un negocio que puede llegar a ser de más de un billón de dólares y el cual podría alcanzar niveles en 2050 entre los 3 a 5 billones.

México, ¿para qué pierdes el tiempo?, debido a que, en cada administración cambia la forma de generar y administrar energía, sin tener tecnología propia. ¿Cuándo te adaptarás al cambio generacional en la energía?

En el siguiente enlace, encuentras la presentación con los datos analizados con base en la información analizada del reporte de la IEA:

Inversion en el Mundo sector Energetico 2015 a 2023

TE PUEDE INTERESAR: El cambio de horario en México, un fiasco

(Visited 352 times, 1 visits today)
Compartir
Close