Escrito por: Energías Verdes, Gobierno, Hidrógeno, Reciclaje

Apalancan planta de Carbonización Hidrotermal en la CDMX


Se prevé que inicie pruebas operativas a finales de febrero de 2023 al producir, a través de la basura orgánica, hidrocarbón que reduce, prácticamente a cero, las emisiones de gases de efecto invernadero

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, realizó un recorrido por la Planta de Carbonización Hidrotermal, ubicada en el Bordo Poniente la cual, resaltó, es una revolución tecnológica que convierte la basura orgánica en hidrocarbón, combustible vegetal que reduce prácticamente a cero las emisiones de gases de efecto invernadero que generan el cambio climático y que se prevé que a finales de febrero de 2023 inicie pruebas operativas.

“Esta planta que vemos aquí es una revolución tecnológica, es una innovación tecnológica, no existe en ningún otro lugar del mundo, solo aquí, en el Bordo Poniente. Es una planta que se hizo en coordinación entre la Secretaría de Energía, el Gobierno de la Ciudad de México, particularmente la Secretaría de Obras y Servicios, y una pequeña empresa privada que se llama G2D.

“Es decir, aquí en este lugar está la ciencia, la tecnología, la empresa privada y el Gobierno Federal y el Gobierno local. Es una innovación tecnológica a partir de la coordinación de distintas instituciones”, resaltó.

La mandataria local explicó que la importancia de la Planta, –proyecto en el que también participa la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) – es que es una solución para los residuos orgánicos que producen las ciudades, para las carboeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y para las productoras de cemento.

“Por eso invitamos aquí a CEMEX, porque esta innovación tecnológica puede funcionar, o para una planta de producción de cemento o para Comisión Federal de Electricidad, que produce electricidad con carbón mineral en algunas plantas. Y puede ser una solución para muchos países del mundo”, añadió.

Seguirá la supervisión

Claudia Sheinbaum anunció que a finales de febrero realizará otra visita para supervisar la operación de la Planta de Carbonización Hidrotermal y estimó que para resolver el problema de la basura orgánica se requieren 36 plantas que representan una inversión de 10 mil millones de pesos.

“Resolveríamos todo el problema de la basura orgánica de la ciudad y, al mismo tiempo capturamos carbono, y al mismo tiempo le resolvemos un problema a Comisión Federal de Electricidad o a una cementera”, comentó.

El investigador titular del Instituto de Ingeniería de la UNAM y coordinador del Proyecto de la Planta de Carbonización Hidrotermal, Luis Agustín Álvarez-Icaza Longoria, informó que actualmente la Planta de Carbonización Hidrotermal se encuentra en Fase I con el montaje de un primer módulo, en el que se han invertido 300 millones de pesos del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (FOTEASE) de la SENER.

“Esta planta como está ahorita, puede secuestrar hasta 9 mil 500 toneladas de carbono, lo que convendría -grosso modo- como 35 mil toneladas equivalentes de bióxido de carbono y por el manejo de la basura al margen de la reducción de emisiones, al no tener que pagar el traslado de la basura a rellenos sanitarios, ya como está ahorita esa fase produce aproximadamente un ahorro de 15 millones de pesos en el manejo de la basura para la Ciudad de México”, detalló.

El objetivo, señaló, es que la Planta llegue a una cuarta fase en la que se contaría con 36 módulos que procesarían 2 mil 500 toneladas por día y producirían 300 toneladas de hidrocarbón.

Esto, colocaría a México a la vanguardia mundial en el manejo de residuos orgánicos al evitar la emisión de cerca de un millón de toneladas de bióxido de carbono equivalentes que representan el 10 por ciento de las emisiones totales de la Ciudad de México, lo que equivale a sacar de circulación a 120 mil vehículos, explicó.

“Cuando lleguemos al proyecto final de 36 módulos, esta será sin duda en su momento –no conocemos de ningún proyecto de esta magnitud– una de las plantas más grandes del mundo para convertir basura orgánica húmeda en energía y en secuestro de carbono”, destacó.

El director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), Jorge Alberto Mendoza Sánchez, informó que trabaja con el Gobierno capitalino, la UNAM y la SENER, pues es de su interés participar en la Fase II de la Planta de Carbonización Hidrotermal.

“Nosotros creemos que tanto BANOBRAS como el Fondo Nacional de Infraestructura pueden ser parte de este magnífico proyecto”, compartió.

 

 

(Visited 819 times, 1 visits today)
Compartir
Close