Escrito por: 360°, Alternativas, Eficiencia energética, Negocios, tecnología

El valor del agua: mayor de lo que imaginamos

En general, no dimensionamos la cantidad de agua que se necesita para producir alimentos, bebidas, medicinas, ropa y más. Un acto tan sencillo como vestirse, tomar una taza de café o comer una bolsa de papas implica la utilización de una gran cantidad de agua para su producción

Juan Pablo Rodríguez Director Comercial de SUEZ – Water Technologies & Solutions México

Gracias a la huella hídrica es posible identificar la cantidad de agua que requiere la producción de cualquier cosa. Lo mismo, el estilo de vida de cada persona determina su volumen. Toda acción que ocurre durante el día implica consumo de agua tanto de manera real como virtual. El tipo de agua virtual se refiere al uso del agua de manera indirecta como por ejemplo, la que se utiliza al fabricar un auto o unos zapatos y el tipo de agua real es aquella que se consume directamente de la llave para tomar un baño o lavar los trastes.

Es verdad que el cambio climático y el aumento de la población están provocando escasez de agua, pero eso es solo una parte de la historia. La gran mayoría del uso de agua proviene  de las actividades agrícolas, la fabricación y procesos industriales.

En México la agricultura y la ganadería consumen el 76.3%; en el mundo estas actividades consumen en promedio 70%. Los siguientes grandes consumidores son la industria y la generación de energía, en México con el 13% y el promedio mundial es de 22%; quien se lleva el menor porcentaje es el uso doméstico que en México corresponde a 10% y en el mundo a un promedio de 8%.

Alimentos grandes consumidora de agua

Se calcula que el 92% de la huella hídrica está relacionado con lo que se come. La carne es el alimento que más agua consume, se necesita mucha más cantidad de agua para producir 100 gramos de ternera que 100 gramos de papas. Según datos de la red Water Footprint, la plataforma internacional de colaboración entre organismos en el campo de la huella hídrica, la producción de un kilo de ternera requiere 16,000 litros de agua.

Existen datos sorprendentes y muy interesantes sobre la cantidad de agua que se utiliza en la fabricación de ciertos productos. Por ejemplo, para producir 1 litro de tequila se requieren 15 litros de agua, los productores de mezcal ocupan 20 litros de agua por cada litro de mezcal. Para producir 1 kilo de café se necesitan aproximadamente 21,000 litros de agua y para preparar una taza de café se requieren 7 gramos por lo que una taza de café tiene una huella hídrica de 140 litros de agua. En caso del chocolate, se necesitan alrededor de 17,196 litros de agua para producir un kilo de chocolate, por lo que para una tableta de chocolate de 100 gramos su costo en agua es de 1,700 litros.

En México el sector que más agua desperdicia es el que más la consume: El sector agropecuario (agricultura y ganadería). Según la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) 57% del agua que consume se pierde por evaporación, pero sobre todo por infraestructura de riego ineficiente, en mal estado u obsoleta. Las pérdidas por infiltración y evaporación ascienden a más de 60% del agua almacenada y distribuida para fines agrícolas.

Hacia el reúso del agua

Se ha pronosticado que para el 2025 más de la mitad de la población mundial vivirá en áreas con escasez de agua representando un peligro para la salud humana y el crecimiento económico, sin embargo, en SUEZ – Water Technologies & Solutions existen soluciones tecnológicas de reutilización del agua que apoyan la implementación del reúso del elemento y se promueva la economía circular y sostenibilidad del agua. El tratamiento de aguas residuales se torna en una gran inversión que a largo plazo no solo beneficia a las industrias sino también a las comunidades, ciudades y el medio ambiente.

TAMBIÉN LEE♦  Exponen factores en la escasez de agua en México

(Visited 115 times, 10 visits today)
Compartir
Close