Escrito por: Opinión, Ramsés Pech

El apocalipsis en 2022 – ENSAME

ensame

La ENSAME (Energía, salud y medio ambiente), empezará a ser una carga mayor a las naciones, siendo la primera una variable financiera que no tiene control

Ramsés Pech

Grupo Caraiva – León & Pech architects

Cada uno de nosotros que estamos en la faz de la Tierra nos preocupamos por cuál será el futuro del planeta. Anteriormente, el hombre se preocupaba por tener acceso a la modernización de las actividades; volviéndolas más fáciles, rápidas y sin tener en cuenta las afectaciones del hábitat en el proceso.

Hoy, acelerar el conocimiento y facilitar la vida a cada uno de los seres vivos ha creado una serie de variables; indicadores y mediciones sobre qué tan fuerte se está en la convivencia entre naciones desde un punto de vista financiero, económico, seguridad; credibilidad e insertando en los dos últimos años, la parte de energía, salud y medio ambiente.

La ENSAME (Energía, salud y medio ambiente), empezará a ser una carga mayor a las naciones, siendo la primera una variable que no tiene control; y dependerá de las condiciones geopolíticas en el corto plazo y a los mercados en función de la demanda de cada nación o región en específico.

La parte ambiental estará ligada a tener que encontrar, obtener acceder a recursos limitados financieros para facilitar el uso de tecnologías para disminuir los efectos de gases invernadero, metano, y todo aquello que cambie el hábitat.

El mundo en el mediano plazo obligará a tener una diplomacia ambientalista, ligada a cuánto contaminas; monto que deberás invertir y/o pagar por el daño. Anteriormente, nadie asumía su responsabilidad, simplemente basaba en una sanción monetaria y remedición; pero no en una forma del cómo reducir lo que por ende no podemos dejar por ser parte de la cotidianeidad de las actividades del ser humano.

Incertidumbre por situación geopolítica y pandemia

Ahora, ante el COVID-19 y otras enfermedades que han surgido, a donde algunas estaban al parecer controladas, los países de escasos recursos deberán apostar más en tener a una población saludable para poder fortalecer, mantener o prolongar en el futuro a un país. Pero si no tienen el peculio para esto, no podrán crecer.

Algunos países se han preocupado por la diabetes, obesidad y la salud en el trabajo. Pero hoy, ante las nuevas variables sobre enfermedades, los seres vivos en el planeta tendrán que adaptarse en manera rápida. No invertir en salud, incrementará la incertidumbre del cómo un país puede ser atractivo para realizar negocios o inversiones.

Muchos me preguntarían si todo lo estoy ligando al peculio, pero la realidad es que toda actividad que pretendas hacer tiene un costo; y cada necesidad, tiene un valor.

Anteriormente, contábamos con cierta cantidad de dinero para darnos algunos narcóticos de felicidad; por medio de la química del organismo al comprarnos algo de nuestro gusto, como algún viaje o cualquier cosa que tomábamos para sentirnos en condiciones de continuar con la rutina diaria. Pero hoy esta condición ya cambió.

El mundo a partir de la desestabilización creada por un virus, invisible a la vista del ser humano, cambió en forma radical el cómo convivíamos; y adicionando el cambio geopolítico que ocurrirá en los próximos meses derivado de la invasión de Rusia en Ucrania, veremos una aceleración económica y financiera radical. A donde naciones realizarán una mayor cantidad de acuerdos de libre comercio con el sentido de poder disminuir los costos de los productos o servicios que intercambian para sus mercados ante una demanda creciente, pero con un poder adquisitivo mermado; como consecuencia de un alta inflación que no ha sido controlada, y el incremento del costo del dinero ante el alza en las tasas de interés realizadas por los bancos centrales de cada país.

Vigencia del ENSAME

Estos acuerdos comerciales dependerán principalmente del ENSAME, y será pieza fundamental en las políticas públicas que cada nación tenga.

No importa que ideología tenga una nación, izquierda, derecha, central, comunista, socialista, capitalista, neoliberal; el dinero no las conoce y un país depende en gran medida para subsistir y ahora sobrevivir del cuánto recurso financiero tiene y puede acceder a nivel global. Ninguna nación por sí sola podrá crecer.

Pretender hacerlo en forma unilateral y aislada, dejará parado al flujo económico generado por cada individuo de la población económicamente activa; y que está ligado a una empresa que tiene un negocio dentro de un mercado, el cual depende de la demanda.

Se ha comprobado que una nación no está hecha para crear tecnología, cubrir toda la demanda alimentaria, salud, infraestructura y todo lo que se requiere para el desarrollo. Todo esto dependerá de qué tan atractivos eres, y porqué lo eres para el largo plazo.

La ENSAME toma vigencia, debido a que los países del G7 están por crear la  Asociación para la Infraestructura Global[1] (Partnership for Global Infrastructure PGII); cuyos objetivos principales son: abordar la crisis climática y reforzar la seguridad energética global; desarrollar, expandir e implementar redes e infraestructuras; desarrollar y mejorar la infraestructura de los sistemas de salud. A donde México tiene ciertos acuerdos y tratados ¿Estará nuestro país a la altura para ser parte?

A nivel nacional

En México, la ENSAME está afectando desde el corto al largo plazo. Tendremos un apocalipsis bajo estos tres pilares y todo dependerá de quienes quieran ser parte del crecimiento. Hoy tenemos a nuestro principal socio comercial a donde senadores solicitan dejar de exportar crudo [2], con el presidente Biden solicitando la aprobación para eliminar los impuestos a los combustibles[3] para poder bajar a la inflación; y adicionalmente al parecer están preparando en intensificar sus quejas de que las políticas energéticas de México violan[4] los términos del T-MEC.

¿México depende de EU? Sí, porque es nuestro socio comercial principal, el cual compra gran parte de productos y/o materias primas para su consumo dentro de su mercado. Esto lo podemos observar en la balanza comercial de los hidrocarburos [5], en los cuáles algunas materias primas como el gas natural están libre de aranceles. La pregunta es ¿qué pasaría si nuestro socio decide no vender más gas o petrolíferos a México al precio preferencial que tiene Pemex y CFE? al no haber un tratado (2026 tiene que ratificar) o al haberlo, ¿cuáles serían las condiciones y términos que tendrían lugar? ¿Costarían más los productos? ¿Tardarían más en cruzar las fronteras? ¿Habría cuotas a aranceles variables?

En México seguimos en una política pública de vecindad y no estamos viendo más allá de nuestra colonia.

¡Seguiremos así!

►TAMBIÉN LEERolls-Royce desarrollará electrolizadores de hidrógeno

(Visited 377 times, 1 visits today)
Compartir
Close