Escrito por: Empresas, Equidad de género

Mujeres en la manufactura industrial permiten avanzar en la cultura de inclusión

Solo el 33% de los puestos de trabajo y 26% de los puestos de liderazgo de la industria de la manufactura son ocupados por mujeres.

Compartir

En la actualidad, solo el 33% de los puestos de trabajo y 26% de los puestos de liderazgo de la industria de la manufactura son ocupados por mujeres, y Rockwell Automation cree firmemente en el desarrollo de su talento

 El tema de la equidad de género en la industria de la manufactura ha avanzado a paso firme. Sin embargo, aún hay aspectos en los que se requiere mantener el énfasis y continuar el esfuerzo Entre los avances, la mujer cuenta con mejores oportunidades profesionales, asume grandes responsabilidades y se involucra en proyectos transformadores. El reto es comprometer a más gente con el tema y atraer a las nuevas generaciones.

De acuerdo con la Red Global de Mujeres Profesionales (PWN) y a la Sociedad de Mujeres Ingenieras de Rockwell Automation, se debe educar a las jóvenes en las áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas); aunque con un enfoque complementario. Se trata de erradicar pensamientos como el que la mujer solo debe enfocarse a carreras de humanidades o “sensibles”, o que cuando alguien entre a una sala de juntas descarte automáticamente a la mujer como líder.

Alejandra Quevedo, directora de Marketing para Latinoamérica de Rockwell Automation.

Nicole Bulanda, gerente del Programa de Atención al Cliente; Alejandra Quevedo, directora de Marketing para Latinoamérica; ambas de Rockwell Automation, junto con Robin Saitz, directora de Marketing de Plex, abordaron este tema durante ROKLive 2022 con la finalidad de impulsar una mayor participación de la mujer en la manufactura.

“Las mujeres son fantásticas para visualizar, comunicar y empatizar. Gracias a sus capacidades para resolver problemas, la mujer en la industria de la manufactura hoy puede aspirar a buenos sueldos mientras ayuda a los clientes, incluso en industrias consideradas tradicionalmente para hombres”, indica Quevedo.

Diversidad, equidad e inclusión (DEI)

El tema de la diversidad, equidad e inclusión es amplio, ya que abarca: capacidad, edad, género, etnia, nacionalidad, raza, religión, orientación sexual y situación socioeconómica. Esta acotación es relevante, puesto que, en la industria manufacturera, la DEI se centra más en la mujer por ser un sector dominado por hombres.

Cabe destacar que investigaciones demuestran que la diversidad beneficia a toda la cadena productiva, porque las mujeres son más capaces de innovar, generan mayor rendimiento de fondos propios e impulsan la rentabilidad. Cuando una persona de un grupo minoritario está al frente de una organización, puede generar hasta 35% mejores resultados financieros.

Con la finalidad de erradicar los prejuicios, en Rockwell Automation promueven la diversidad, equidad e inclusión como un recurso de la empresa y como parte de su cultura organizacional. Así, se busca no limitar los resultados corporativos, debido que los prejuicios inconscientes son una característica del ser humano. Lo anterior se explica gracias al sesgo de afinidad.

Se tiene predilección para relacionarnos con personas afines y evitamos a las personas contrarias a nuestras preferencias. También existen los prejuicios individuales internos, según las expertas. Es conveniente erradicar.

En ocasiones, las mujeres jóvenes limitan sus carreras porque esperan tener hijos pronto. Sin embargo, se debe de equilibrar la vida, no hay un buen o mal momento. Asimismo, algunas mujeres se autolimitan, creen que deben contar con todas las calificaciones de un puesto antes de solicitarlo, mientras que un hombre se postula, aunque no cubra el 100 por ciento de los requerimientos. Para las empresas es más importante contar con gente entusiasta que encontrar al candidato perfecto.

Consejo de Mujeres Profesionales de Rockwell Automation

El Consejo de Mujeres Profesionales (PWC) es un recurso para los integrantes de Rockwell Automation y hoy cuenta con 26 capítulos a nivel global. Trabaja con los objetivos de DEI de la empresa. Se centra en el desarrollo profesional, la tutoría, la creación de redes y la concienciación corporativa sobre los problemas de las mujeres.

El PWC es importante para las mujeres en la organización, porque los hombres representan dos tercios de la población de empleados. El Consejo combina el carácter social, con un programa de mentores y aliados, realiza actividades de divulgación de las carreras STEM y planifica eventos de atracción de talento. Es así como Rockwell Automation es reconocido por su cultura de inclusión, y su enfoque abierto en la contratación, desarrollo y promoción de las mujeres.

Finalmente, Lynn Siggins, ingeniera comercial par Reino Unido de Rockwell Automation, dio tres consejos para las jóvenes que buscan oportunidades laborales en el mundo industrial:

  1. Inténtalo y no dejes que te limiten; habla con otras mujeres con posiciones técnicas.
  2. Ser un ingeniero no implica ser un hombre. Una mujer ofrece otra visión.
  3. Ser una ingeniera es un trabajo tan interesante como el de cualquier mujer reconocida en los medios.
(Visited 112 times, 1 visits today)
Compartir
Close