Escrito por: Edición Digital EH, Entrevista, Equidad de género, Women & Energy

Equidad de género es un sueño alcanzable

equidad de género ecolab

Gabriela Valdés Burgos, directora de Supply Chain de Ecolab para Latinoamérica Norte profundiza sobre la inclusión y la equidad de género

Hablar sobre la diversidad, inclusión y equidad de género en las empresas es fundamental, además de ser una condición necesaria para lograr solidez y permanencia en el mercado. De acuerdo con Gabriela Valdés Burgos, directora de Supply Chain de Ecolab en Latinoamérica Norte “la igualdad de oportunidades sin importar el género es un sueño alcanzable”.

Energía Hoy conversó con Gabriela y profundizó sobre los desafíos que enfrenta México, en materia de equidad de género.

Para la directiva, una de las labores más sólidas de impulso en estos temas es el sponsor y mentoring de mujeres hacía sus propias congéneres. Con ello es posible tender puentes de encuentro y ampliar relaciones de apoyo. “Considero que, como mujeres, el conectarnos y dar estas mentorías nos ayuda a entender las preocupaciones y necesidades de nuestras congéneres; además de qué es lo que nos detiene para avanzar al siguiente nivel”, afirma.

TE PUEDE INTERESARESTAMOS A TIEMPO DE ELIMINAR DIFERENCIAS ENTRE MUJERES Y HOMBRES

Egresada de la Universidad Tecnológica de México, Gabriela Valdés inició su trayectoria profesional mientras aún cursaba los estudios superiores con beca de 100%, gracias a su “perseverancia, capacidad de convencimiento y trabajo arduo”. Originaria de Sinaloa, Gabriela se aventuró a la Ciudad de México con la misión de abrirse puertas sin importar los impedimentos que pudieran presentarse ante su deseo de trascender.

“Nací en Sinaloa y vengo de una familia grande conformada por 10 integrantes. Tuve una infancia muy bonita, limitada en recursos, pero con muchos sueños. Como parte de esos sueños siempre pensé en salir del pueblo en el que nací porque tenía esa ambición de cursar la universidad. Los recursos no estaban y dijimos ‘bueno, no tener los recursos no será un impedimento para iniciar la búsqueda’”, narra.

Ser parte de Ecolab tiene sentido

Desde 2017, Gabriela forma parte del equipo de Ecolab, empresa global de soluciones y servicios de agua, higiene y prevención de infecciones.

Ecolab fue fundada en 1923, con oficinas centrales en Saint Paul, Minnesota y cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, Estados Unidos. Sus actividades de negocio se enfocan en contribuir a la seguridad alimentaria, mantener entornos limpios y seguros, optimizar el uso del agua y la energía, y mejorar la productividad y eficiencia operativa de sus clientes en la producción de alimentos, la hospitalidad y el sector energético, entre otros. La empresa está presente en 170 países y cuenta con casi 3 millones de clientes en el mundo.

“Me siento muy identificada con el propósito que tiene Ecolab de construir un mundo más limpio, seguro y que esto se logre con recursos limitados. La sustentabilidad es algo que me llama mucho la atención y tengo afinidad con hacer trabajos que tengan que ver con ayudar al mundo”, comenta la responsable de Supply Chain para Latinoamérica Norte.

El mundo sigue en transición

La directiva de Ecolab comenta que ha sido grato para ella darse cuenta que las nuevas generaciones ya traen una mentalidad muy diferente. “Ellos ni siquiera ven la diferencia entre la mujer y el hombre, sin embargo, el mundo sigue en transición. Algo que yo he visto con mi hija es que todo el sistema de relaciones que manejan ha roto muchos tabúes que personas de mi edad teníamos con la diversidad, con la aceptación de las diferencias entre sus compañeros. Me encanta que ella hable de preferencias sexuales con una libertad que hace 20 años no se tenía. Los jóvenes ya no tienen esos bloques”, dice.

Sobre el desarrollo de las mujeres en las compañías, Gabriela es partidaria de la mentalidad positiva y el impulso del talento en busca de terminar con ideologías o creencias que se arrastran desde el siglo pasado.

TE PUEDE INTERESARTIMONEL Y VOZ PARA LA EQUIDAD DE GÉNERO

Es una realidad que, incluso, hoy en día existan mujeres que no confían en sus capacidades y se dejan congelar por el miedo, esto no está mal, sin embargo, es responsabilidad de quienes tienen más experiencia y un camino andado en ofrecer apoyo y brindar confianza.

“En cuestión de la mujer, hay cosas que sigo trabajando, por ejemplo, a una mujer que ya tiene años dentro de la compañía, hay que propiciar que primero se lo crea, impulsarla a tomar riesgos y hacer que perciba el miedo como un aliado. Tenemos en la mente el tema de ‘si crezco laboralmente, pongo en riesgo a la familia’. Aún existe esa creencia de que si hay desarrollo profesional equivale a sacrificar y no tener tiempo para tu familia. Yo creo que sí se puede”, comenta.

Mentoring, cuatro ejes

Como parte de su labor de mentoring, Gabriela señala cuatro puntos como ejes principales de su proceder como líder: inclusión, digitalización de procesos, manejar sistemas de mejora continua y equipos de alto desempeño.

“El conocimiento almacenado no cumple su propósito y compartirlo es parte de una filosofía que busca el crecimiento interno de las organizaciones a través del fomento y reconocimiento de las fortalezas de los colaboradores”, afirma.

Una de las acciones de mayor relevancia que Ecolab realiza en la materia es el impulso de su programa E3 que es una red de desarrollo de liderazgo global que presta servicio para promover una comunidad que apoye la contratación, el desarrollo y la retención de talento femenino de la compañía. Las mujeres y los hombres que trabajan en E3 ayudan a crear un clima positivo para el cambio y abogan por una cultura inclusiva.

La misión de E3

La misión de E3 es dar poder, comprometer y fortalecer a la compañía para acelerar significativamente el avance de mujeres líderes para conducir el crecimiento del negocio. Los beneficios de la membresía incluyen oportunidades de liderazgo, orientación formal, generación de contactos y desarrollo profesional.

“Los líderes en todos los sectores deben tomar más riesgos y apostar por más mujeres en niveles gerenciales; la mujer ha mostrado ser excelente colaboradora en niveles intermedios; pero también estamos demostrando ser excelentes colaboradoras en niveles gerenciales y ese es el siguiente paso. No se puede llegar al 50-50 si no tomamos decisiones con equidad en los procesos de selección”, finaliza Gabriela Valdés.

(Visited 190 times, 1 visits today)
Compartir
Close