Escrito por: Oil & Gas, Opinión, Petróleo

Petróleo, manteniendo la calma ante el embargo de Europa

petróleo embargo

La probabilidad de que Europa sancione el comercio de petróleo ruso directamente a través de un embargo ha aumentado y el mercado del petróleo parece permanecer en calma, pues los precios muestran poca reacción al creciente flujo de noticias

Norbert Rücker

Jefe de Economía e Investigación de Next Generation, Julius Baer

El comercio de petróleo se ha desviado en las últimas semanas con Europa buscando suministros alternativos a Rusia y principalmente compradores asiáticos llenando esa brecha. El embargo finalizaría esta transición.

“A menos que Occidente ejerza presión diplomática sobre los compradores asiáticos, no vemos que la brecha de suministro se amplíe ni que los precios del petróleo se disparen. Gracias a la liberación de petróleo del almacenamiento estratégico, a que los países productores de petróleo abandonaron las restricciones de producción y al negocio de shale de EU que elevó la producción a nuevos récords, el mercado petrolero finalmente debería hacer frente al déficit de Rusia. Vemos precios más bajos a más largo plazo.” dice Norbert Rücker, Jefe de Economía e Investigación de Next Generation del banco privado Julius Baer.

Hasta la fecha, existen sanciones directas menores sobre el comercio de energía, varios efectos indirectos de otras sanciones;  y, en particular, la auto sanción del mundo empresarial debido a consideraciones éticas y reputacionales. Las consecuencias de un embargo y de tal intensificación de las medidas dependerán de los detalles.

El comercio de petróleo es multifacético. El petróleo fluye como crudo o productos, a través de oleoductos o barcos; lo más probable es que se hagan observaciones especiales para considerar el tiempo que tome el cambio para aquellos con una mayor dependencia de Rusia. Tales sanciones conducen a un desvío de las cadenas de suministro. Esto generalmente trae fricciones económicas porque encontrar alternativas a veces significa establecer nuevas asociaciones comerciales o enviar barcos en viajes más largos con menos carga.

Posibles fricciones económicas

Para Europa en especial, estas fricciones podrían aparecer en términos de suministro de diésel. Las consecuencias globales bien podrían ser menores. La mayor parte del comercio de petróleo de Europa con Rusia se lleva a cabo por mar, con barcos petroleros que salen de los puertos del Báltico y el Mar Negro hacia destinos europeos cercanos. En las últimas semanas, estos flujos ya se desviaron de Europa hacia Asia. A menos que Occidente ejerza presión diplomática sobre los compradores principalmente asiáticos, el probable embargo no provocará un gran impacto en la oferta y, por lo tanto, tampoco un aumento del precio del petróleo.

La percepción de la conmoción derivada del aislamiento parcial de Rusia cambió de 2%-3% inicial a 1%-1.5% actual de los suministros mundiales. El incremento de liberación de de petróleo del almacenamiento estratégico, así como el aumento de la producción de Medio Oriente y, en particular, del negocio de esquisto de EE. UU. deberían compensar con creces este déficit. Vemos precios más bajos a más largo plazo. La narrativa del embargo parece satisfacer principalmente las necesidades morales europeas y pasa por alto las experiencias de los últimos años.

En términos de flujos de efectivo para las naciones productoras de petróleo, el aumento de los precios tiende a compensar parcialmente los volúmenes más bajos. Los aranceles punitivos, el aumento de la producción y, en última instancia, la reducción de la demanda son las medidas más eficaces para trasladar los flujos de efectivo de los productores a los consumidores, no los embargos.

También puedes leer: PEMEX SE HACE DE 4 MIL MDP CON UTILIDADES DE DEER PARK
(Visited 103 times, 1 visits today)
Compartir
Close