Escrito por: Eficiencia energética, Sustainability & CSR, Sustentabilidad, Tech & Trends

En días de calor, usar aire acondicionado ¿sí o no?

aire acondicionado

El aire acondicionado es una herramienta para lograr el confort en tiempo de calor; su uso es polémico debido a su alto consumo energético e impacto ambiental 

En temporada de calor, el uso del aire acondicionado es recurrente pues constituye una herramienta ideal para refrescar espacios, como habitaciones, casas u oficinas, sin embargo, es polémico debido a su alto consumo energético e impacto ambiental.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 70% de la energía consumida en el hogar corresponde a calefacción, agua corriente sanitaria y refrigeración.

El impacto ambiental del aire acondicionado se debe, entre otras cosas, a la utilización de gas refrigerante y el consumo de electricidad de los aparatos. Además, estos consumen mucha energía eléctrica, lo que emite más CO2 a la atmósfera y agudiza el Calentamiento Global.

TE PUEDE INTERESARSTARTUPS DE ENERGÍA LIMPIA PUEDEN AYUDAR EN CRISIS ENERGÉTICA ACTUAL

Este tipo de aparatos también impactan debido al efecto invernadero, que se produce porque los gases no permiten que la luz del sol atraviese la atmósfera y esto incrementa la temperatura de la Tierra por su absorción y re-emisión de energía. Cuanto más dióxido de carbono haya en la atmósfera, menos energía solar es capaz de salir del ambiente.

Un estudio de Ecologistas en Acción realizado en 2011 demostró que el uso sistemático de los aires acondicionados puede aumentar la temperatura entre 1.5º o 2 grados.

¿Cómo regular el aire acondicionado para ahorrar energía?

Regular el aire acondicionado es fundamental para garantizar el confort en el interior de los espacios. En la siguiente infografía podrás consultar algunos tips para lograr un mayor y mejor rendimiento energético del aparato.

►INFOGRAFÍA►

 

Alternativas

Es una realidad que el uso del aire acondicionado impacta al medio ambiente. Por ello, en Energía Hoy enumeramos una serie de soluciones que es posible poner en práctica para disminuir el uso del aire acondicionado.

Usar ventiladores

Los ventiladores son la manera más popular y económica de bajar la temperatura del ambiente sin variar el nivel de humedad. Pueden utilizarse con fuentes de energía renovable.

Adaptar el hogar al clima del entorno

Los antiguos muros anchos de las viviendas aislaban el frío y el calor y las fachadas blancas ayudaban a que el interior de las viviendas permaneciera fresco. Aunque los espacios no cumplan con estas características, siempre es factible adaptarlos.

 

Istalar suelo térmico de agua

Existe otra alternativa al aire acondicionado que, aunque no es tan económica, sí es definitiva. Se trata de instalar tubos bajo el suelo de la casa en el que circule el agua, utilizando energías renovables.

Refrescarte de manera natural

Al final, el sentido común es una de las mejores alternativas al aire acondicionado. Regular nuestra temperatura corporal es nuestra responsabilidad, y podemos hacerlo de forma natural.

Finalmente, un modo sostenible que no genere frío mediante la generación de más calor. Para ayudarte, aquí encontrarás una completa guía con un listado de propuestas para contribuir a revertir el cambio climático.

(Visited 154 times, 1 visits today)
Compartir
Close