Escrito por: Leonor Fernández del Busto González, Opinión, Sustainability & CSR

Cultura organizacional y sostenibilidad

laboral

En esta ocasión abordaremos el tema de sostenibilidad desde la perspectiva de la cultura de la organización ya que ésta juega un papel clave

Leonor Fernández del Busto González
Licenciada en Economía, especialista en Desarrollo Humano y socia de Iraltus

En ediciones anteriores hemos resaltado el papel protagónico que ha tomado la sostenibilidad y cómo hacer para adoptarla en nuestras empresas. Esto implica abordarla desde las distintas esferas del negocio, es decir, plasmarla no solo a nivel de estrategia, sino también en términos operativos; en el sentido de cómo van a ser nuestros procesos desde esta perspectiva; y a nivel organizacional, cómo adaptar nuestra estructura para cubrir las funciones y responsabilidades plasmadas en la estrategia y en la operación.

En esta ocasión abordaremos el tema de sostenibilidad desde la perspectiva de la cultura de la organización ya que ésta juega un papel clave en la consecución de los objetivos y en la generación de valor. La manera de lograr los mejores resultados en el desarrollo de negocios es manteniendo alineadas la estrategia, la operación, la organización y la cultura.

TE PUEDE INTERESARHACIA UNA OPERACIÓN SOSTENIBLE

La cultura constituye la personalidad de la empresa, su identidad, por lo que necesitamos definirla y formarla para conseguir un comportamiento homogéneo en la empresa, de tal manera que todas las partes relacionadas, desde colaboradores hasta clientes y accionistas, sepan qué perseguimos y cómo interactuamos para alcanzar los resultados definidos en la estrategia.

Independientemente de los elementos que publicamos en el sitio web o en carteles que se cuelgan en los muros de la empresa que hacen mención a la aspiración, misión y valores de la organización, existe una realidad que nos muestra cómo es que actuamos día con día, los valores que se viven, las distintas formas en que se relacionan que pueden distar mucho de lo que decimos que hacemos en nuestra información corporativa.

Comunicar que actuamos de determinada manera y hacerlo de otra, no nos llevará a ningún lado. Debemos comenzar por definir la cultura que necesitamos para alcanzar nuestra estrategia sustentable y trabajar en su implementación, de tal manera que la forma en que se hacen las cosas concuerde con lo que decimos que hacemos. Cuando la cultura no es adecuada, acaba con las iniciativas y la estrategia quedará en papel.

TE PUEDE INTERESARLA SOSTENIBILIDAD COMO ACTIVIDAD ESTRATÉGICA

Estamos en un punto en el que todas las generaciones demandan de las empresas una manera diferente de desarrollar los negocios y que, de una u otra forma, está plasmada en la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible[1], esta manera diferente de hacer negocios necesariamente debe marcar la estrategia empresarial hacia adelante y aterrizar en acciones concretas involucrando a toda la organización.

Como paso inicial en la definición de la cultura, la empresa debe incluir los elementos de sostenibilidad en su misión y visión, así como en sus valores; también en los comportamientos esperados de sus colaboradores. Una vez que se han definido los conceptos clave de sostenibilidad para la empresa, habrá que comunicarlos a toda la organización como primer paso para que dejen de ser solo conceptos. En esta comunicación, la congruencia de los líderes juega un papel fundamental. “La alta dirección de la empresa debe ser el principal convencido de la misión, visión, valores y estándares necesarios …, ser el principal embajador de la cultura y su papel consistirá en transmitirlo mediante su ejemplo a la siguiente línea de mando”[2] y de ésta seguir permeando poco a poco al resto de la organización.

Debe quedar claro para los colaboradores lo que significa el término sostenibilidad, lo que implica en el día a día, el impacto de sus hábitos y comportamientos. En este sentido, se deben fomentar y promover de manera permanente las iniciativas, acciones y compromisos con la sostenibilidad.

TE PUEDE INTERESAR¿QUÉ DEFINIRÁ AL MUNDO EN LOS PRÓXIMOS AÑOS?

Una cultura de sostenibilidad va mucho más allá de una transición energética y digital, requiere impulsar la diversidad e inclusión, la agilidad e innovación, el upskilling y reskilling profesional y garantizar igualdad de oportunidades para el desarrollo de los colaboradores; así como espacios colaborativos y modelos híbridos de trabajo que fomenten la innovación y adaptabilidad a cambios y necesidades del entorno[3].

También debe buscar promover el respeto; salarios justos; la atención a la seguridad y salud; alternativas de transporte ecológicas; la corresponsabilidad con el medio ambiente; el manejo de residuos y el involucramiento en programas de voluntariado a nivel personal y corporativo, entre otros.

Todos estos elementos se añaden al trabajo en equipo, responsabilidad, proactividad, orientación a resultados; entre muchos otros que impactan directamente en la generación de valor; la cual es una condición indispensable para garantizar el crecimiento y la permanencia de la empresa a lo largo del tiempo.

La cultura organizacional es un elemento vivo, por lo tanto, se necesita reforzar, actualizar y reformar permanentemente; con el fin de alcanzar las metas plasmadas en la estrategia de la empresa.

Referencias bibliográficas

[1] https://www.undp.org/sustainable-development-goals

[2] www.iraltus.com/cultura-organizacional-fuerte

[3] https://www.ey.com/es_es/espana-2022-grandes-tendencias-a-corto-plazo/el-reto-de-construir-una-cultura-empresarial-sostenible

 

(Visited 762 times, 1 visits today)
Compartir
Close