Escrito por: Sustainability & CSR, Sustentabilidad

COVID-19 no detiene niveles de GEI, rompen récord en 2020

China paraestatales energía

La ralentización económica causada por la COVID-19 no tuvo ningún efecto evidente en los niveles atmosféricos de los GEI ni en sus tasas de aumento, señaló la OMM

La Organización Meterológica Mundial (OMM) aseguró en un nuevo reporte que los niveles de gases de efecto invernadero (GEI) alcanzaron un nuevo récord con una tasa de aumento anual registrada superior a la media del periodo 2011-2020.


Asimismo, en su Boletín sobre los GEI, la organización explicó que las concentraciones mundiales de CO2 alcanzaron un nuevo máximo de 413,2 partes por millón (ppm) en 2020; y en el 149% de los niveles preindustriales. Sin embargo, el incremento en la concentración de CO2 de 2019 a 2020 fue ligeramente menor al observado entre 2018 y 2020, pero superior a la tasa de aumento medio anual del último decenio.

Lo anterior, explicó la OMM, se debió a las restricciones impuestas por el COVID-19, los cuales causaron una disminución de 5.6% en las emisiones de CO2 procedente de la quema de combustibles fósiles. A pesar de ello, el monitoreo muestra que los niveles continuaron en aumento en 2021.

“La ralentización económica causada por la COVID-19 no tuvo ningún efecto evidente en los niveles atmosféricos de los gases de efecto invernadero ni en sus tasas de aumento, aunque sí se produjo un descenso transitorio de las nuevas emisiones”, puntualizó. 

Del mismo modo, el boletín recordó que el CO2 es el gas de efecto invernadero más abundante de la atmósfera; y contribuye en un 66% al efecto del Calentamiento Global. Esto se debe a la quema de combustibles fósiles y la producción de cemento, principalmente.

En el caso de otros gases como el metano y el óxido nitroso, sus concentraciones equivalieron al 262% y al 123% de los niveles de 1750. El informe explica que sobre el metano, este es el causante del 16% del efecto de calentamiento provocado por los gases de efecto invernadero.

Mientras el 40% del metano que se emite procede de fuentes naturales, el 60% proviene de ganadería; explotación de combustibles fósiles; y quema de biomasa.

Po su parte, el óxido nitroso es el causante del 7% del forzamiento radiactivo provocado por los GEI de larga vida. El 60% proviene de fuentes naturales, mientras que el 40% de la quema de biomasa, el uso de fertilizantes y diferentes procesos industriales.

También puedes leer: ¿CÓMO AHORRAR ENERGÍA ELÉCTRICA EN EL HOGAR? TECNOLITE CONNECT
(Visited 105 times, 1 visits today)
Compartir
Close