Escrito por: Economía, Economía, Julia González Romero, Opinión

Política de importación y exportación nos impacta a todos

La autoridad encargada de otorgar los permisos de importación y exportación de petrolíferos e hidrocarburos también cerró su ventanilla

Julia González Romero
Consejera en energía y recursos
naturales en González Calvillo

El precio de la gasolina que consumimos y, con ello, los efectos en la economía de los hogares mexicanos, constituyen la razón por la que nos deben importar los cambios en la política de importación y exportación de petrolíferos e hidrocarburos.

Para darnos una idea, el 80% de las gasolinas que se consumieron en 2018 fue importado, transportadas desde el extranjero y distribuidas al interior del país, ya sea por la paraestatal Pemex, filiales o privados, de acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

De 2020 para acá han habido una serie de modificaciones legislativas y administrativas que impactan la competencia y libre concurrencia en el sector de hidrocarburos, que en última instancia, nos afecta como consumidores. Les cuento.

Empezó en marzo de 2019, cuando la Secretaría de Energía (Sener) suspendió sus actividades. Con ello, la autoridad encargada de otorgar los permisos de importación y exportación de petrolíferos e hidrocarburos también cerró su ventanilla. Basta una revisión de reojo a la última lista de solicitud de permisos para notar que cada vez son menos los que se otorgan y poco a poco nos estamos quedando sin permisos de 20 años.

A esto sumamos que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) no ha otorgado ningún permiso de comercialización en lo que va de 2021 y para acceder a un permiso de importación o exportación es requisito indispensable tener un permiso de comercializador.

Límite a producción de petrolíferos e hidrocarburos

Para diciembre de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo por el que se establece la regulación por parte de la Secretaría de Economía y la Sener, de la importación y exportación de mercancías y que limita la producción de petrolíferos e hidrocarburos.

Con esta modificación se buscó que los permisos se convirtieran en una medida de restricción no arancelaria para controlar la “balanza energética”; además reduce los permisos de 20 a cinco años y prevé que caduquen en caso de que no se usen durante 30 días consecutivos.

En junio de 2020, se modificaron las Reglas Generales de Comercio Exterior que establecen que solo las empresas estatales podrán importar y exportar mercancías de hidrocarburos, petrolíferos, minerales y precursores químicos en un lugar distinto al que tienen autorizado. Esta medida impactará negativamente las importaciones y exportaciones de los particulares que tienen contratados los servicios de almacenamiento con terminales que posean esta autorización.

82 compañías fueron suspendidas

Llegamos al 19 de julio, cuando el Servicio de Administración Tributaria (SAT) publicó el listado de personas suspendidas del padrón de importadores, sectoriales y de sectores específicos. Este último, incluye a 82 compañías que importaban y/o exportaban hidrocarburos o petrolíferos; es decir, el 40 por ciento.

Se suman las visitas de verificación de la Comisión Reguladora de Energía (CRE); en las que inmovilizó 210 carrotanques, 31 autotanques, cinco semirremolques y cuatro bombas de trasvase. También decomisó 15.7 millones de litros de gasolina y 5.2 millones de litros de diésel. A todo esto, se le suma la clausura de diversas instalaciones de trasvase y de almacenamiento de petrolíferos.

A cinco años de que terminara el monopolio de Pemex en el mercado de petrolíferos con la Reforma Energética, todas estas medidas pueden revertirlo e inevitablemente; además, nos impactará a los consumidores, pues no habrá competencia que incentive a Pemex a mejorar sus productos y servicios al mejor precio posible.

TE PUEDE INTERESAREL FUTURO NOS ALCANZÓ: MEXICANOS EN RIESGO POR CAMBIO CLIMÁTICO

(Visited 118 times, 1 visits today)
Compartir
Close