Escrito por: Electricidad, Gobierno, Nacional

¿Qué implicaciones tendría la aprobación de la reforma eléctrica?

reforma eléctrica

El incremento de las tarifas a los usuarios es una de las varias implicaciones que tendría la aprobación de la iniciativa de reforma eléctrica, de acuerdo con expertos

Afectaciones en tratados internacionales como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), un aumento en las tarifas de electricidad e incertidumbre en el mercado son algunas de las implicaciones que tendría la aprobación de la iniciativa de reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo con expertos en la materia.

De acuerdo con análisis realizados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO); BBVA México; y Salerno y Asociados, la reforma pretende convertir a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como monopolio del sector y provocará que los costos de electricidad incrementen no solo para los usuarios, sino para toda la cadena de suministro.

En ese sentido, la institución financiera explicó cómo un estudio señaló que un incremento del 30% en los costos de insumos intermedios del sector eléctrico representaría un incremento del 20.41% en los precios del insumo eléctrico.

“Podemos estimar que un aumento en los costos promedios de la industria eléctrica derivado de la exclusión de las empresas privadas más eficientes; y del aumento internacional de los precios de insumos como el gas, resulte en mayores costos”, apuntó.

Lo anterior, apuntó el Imco, se debe a que la Empresa Productiva del Estado (EPE) tendrá costos adicionales para la construcción, operación y mantenimiento de las centrales eléctricas. A la par, la cancelación de permisos de generación provocará una incertidumbre jurídica en inversionistas.

Eliminación de órganos

Del mismo modo, la reforma plantea que un reagrupamiento de la CFE, lo que dará pie a que, según Salerno y Asociados, la EPE se convierta en el monopolista del sector y así tomar decisiones en términos de planeación, desarrollo y control.

Este reagrupamiento incluye que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) se incorpore a la CFE, ello implicará que este controle las compras y el precio de la energía a generadores privados. También incluye la desaparición de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

“La desaparición de los órganos reguladores del sector energético en México es perniciosa para el desarrollo del sector al generar un clima de incertidumbre entre los participantes –públicos y privados– de la industria eléctrica que se traduce en bienes y servicios en cantidad, calidad y precio subóptimos”, destacó el Imco.

Afectaciones en el T-MEC

Por otro lado, BBVA México resaltó que si bien la reforma favorece a la CFE, esto es en perjuicio del resto de los competidores provenientes de tratados comerciales como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) así como otros acuerdos comerciales.

Ante ello, los artículos que podrían generar controversias son el 14.4 que señala que cada parte dará un trato no menos favorable a los inversionistas del resto de las partes en cuanto al establecimiento, adquisición, expansión, operación o venta; el 14.5 que menciona que no se le dará un trato menos favorable que el que se otorga a inversionistas domésticos; el 14.10 que impide que alguna de las partes imponga condiciones, requisitos y obligaciones en cuanto a un servicio; el 21.1 donde se comprometieron a que las políticas de competencia tratarán no menos favorable a la contraparte; y el 21.4, donde reconocen la importancia de la política de protección al consumidor.

Impacto ambiental

Otro punto importante dentro de las implicaciones de la reforma eléctrica es el impacto ambiental. El Imco detalla que al eliminar los Certificados de Energía Limpia (CEL) como propone la iniciativa, se quitaría el principal incentivo para desarrollar la capacidad instalada renovable en el país. “La CFE no tiene capacidad instalada limpia para aumentar la participación de las energías renovables en la medida que el país lo requiere”, comentó.

Pero no solo eso, el instituto remarcó que esta acción provocará que México no cumpla con los compromisos establecidos en cuestión de transición energética y no podrá generar el 35% de su energía a partir de energías renovables para 2024.

Ante esto, BBVA México añadió que también se generaría incertidumbre en cuanto al marco legal, pues viola el principio de no retroactividad de la ley.

Puntos pendientes

Asimismo, Salerno y Asociados subraya que además de las implicaciones de la reforma eléctrica, existen algunos puntos importantes que esta iniciativa no toma en cuenta como lo son la generación distribuida; el abasto aislado; y la generación local, pues no se sabe qué pasara con estas áreas.

Además, apunta que no queda claro qué sucederá con los permisos de importación y exportación de energía eléctrica; ni cómo será la capacidad máxima instalada a la que puedan llegar los privados.

“La propuesta de reforma pretende acabar con el modelo del sector eléctrico actual para regresar a un modelo monopólico estatal; en el cual la CFE sería la única entidad con facultades para operar en el mismo”, apuntó el despacho.

¿Qué se necesita para que la reforma se apruebe?

De acuerdo con BBVA México y Salerno y Asociados, para aprobarse la propuesta se necesitan dos terceras partes de ambas Cámaras, Diputados (333) y Senadores (85), así como por la mayoría de los Congresos de los Estados.

En ese sentido, actualmente los partidos de Movimiento Regeneración Nacional (Morena); el Partido de Trabajo (PT); y Partido Verde Ecologista (PVEM) engloban al 55.4% de los diputados y al 57.8% de los senadores. En ese sentido, necesitarían del apoyo de otro partido para pasar la reforma.

En el caso de los partidos Acción Nacional (PAN); y de la Revolución Democrática (PRD); y Movimiento Ciudadano (MC), los tres se han pronunciado en contra de la contrarreforma y sobre el impacto que podría tener.

Sin embargo, el Partido de la Revolución Institucional (PRI), indicó que revisará a fondo los alcances de dicha reforma y promoverá una serie de foros coordinados. Este partido tiene un total de 71 diputados (14.2%) y 13 senadores (10.15%), que le darían a la iniciativa la mayoría necesaria para su aprobación; pero este partido fue el que promovió la reforma energética del 2013; por lo que BBVA México indica que “se evidenciará si este grupo actuará como oposición o apoyará a la administración actual”.

También puedes leer: ¿CÓMO NOS COMUNICABAMOS ANTES DE WHATSAPP, FACEBOOK E INSTAGRAM?
(Visited 1,020 times, 1 visits today)
Compartir
Close