Escrito por: Gas, Oil & Gas, Opinión, Rosanety Barrios

Viene el invierno. Presiones sobre precios del gas natural

gas natural rosanety barrios

Para México, como para diversos países latinoamericanos, el aprovechar su propio gas natural resulta una obligación

Rosanety Barrios
Analista independiente de energía.

El comportamiento de los precios de los hidrocarburos a lo largo de este año está definido por dos elementos fundamentales: por un lado, la economía global lucha por salir de la crisis económica, con China encabezando la recuperación y la demanda por diversos combustibles y materias primas. Por el otro, la oferta se mantiene limitada, en virtud a la caída de las inversiones de 2020 y a que la incertidumbre sobre la demanda de mayor plazo es una preocupación real para las empresas, quienes siguen definiendo el nuevo modelo de negocio que va a determinar la era post COVID.

Bajo estas circunstancias, México también vive una recuperación económica. Podemos discutir sus características, pero no hay duda que el regreso a la calle ha traído un crecimiento en el PIB en el primer semestre estimado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 7.4%, respecto del mismo periodo del año anterior, lo cual ha repercutido de manera natural en nuestro consumo de energía.

Un panorama

He comentado en otras ocasiones que el 60% de nuestra matriz eléctrica depende del gas natural. Describí también en su oportunidad, los efectos de la crisis de febrero pasado en las cifras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y compartí mi análisis de las finanzas de dicha empresa del Estado, en particular por el régimen tarifario al que está expuesto actualmente. Pues a todo esto, hay que agregar la exposición al riesgo en los precios del gas natural, en particular para el invierno.

En su reporte semanal al 12 de agosto, la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) estima que los inventarios de gas natural en los EU lleguen a noviembre por debajo del promedio de los cinco años previos. Ello resulta particularmente importante debido a que en este periodo debían alcanzarse ya los niveles pico, para atender la demanda estacional. Todo lo cual ocurre mientras la producción se mantiene bastante plana, (ligeramente por debajo de 2020) y las exportaciones continúan creciendo.

Volatilidad es alta

Es así como desde julio, los precios del gas natural en sus diferentes mercados (spot y futuros), se han colocado por arriba de los cuatro dólares por MMBTU. Si bien es cierto que la volatilidad es alta, también es una realidad que, mientras la economía se recupere, difícilmente volveremos a ver los niveles de dos dólares que vivimos antes de la pandemia, y que los diferenciales negativos de Waha se fueron para no volver.

Para México, como para diversos países latinoamericanos, el aprovechar su propio gas natural resulta una obligación. Hasta el momento, no es previsible la electrificación de todos los procesos industriales que lo consumen; y sigue siendo el combustible ideal para dar soporte a la penetración de la generación eléctrica renovable.

Pero este gobierno tomó la decisión de impedir toda participación privada en nuestros campos de gas; aún cuando su explotación no forma parte del plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex). Siendo así, mantendremos nuestra dependencia de las importaciones, por lo que más vale revisar la estrategia aplicable al invierno de 2021. No podemos darnos el lujo de volver a vivir otra crisis como la de febrero.

TE PUEDE INTERESARGAS LICUADO DE PETRÓLEO Y BIENESTAR SOCIAL

(Visited 180 times, 2 visits today)
Compartir
Close