Escrito por: Electricidad, Internacional

África se queda atrás en acceso a electricidad

El impacto financiero ha provocado que los servicios básicos de electricidad sean inasequibles para 30 millones de personas, principalmente en África

Si bien durante los últimos 10 años una gran proporción de la población tuvo acceso a electricidad, el número de personas sin electricidad aumentó en África subsahariana, de acuerdo con un reporte de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés).

Del mismo modo, el informe “Seguimiento del ODS 7: Informe de progreso energético” elaborado en conjunto con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (UN DESA), el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS), asegura que el mundo no podrá garantizar el acceso universal a energía asequible si no se amplían los esfuerzos de manera significativa en los países de mayor déficit.

Asimismo, en la última década más de mil millones de personas tuvieron acceso a electricidad en el mundo; pero el impacto financiero provocó que los servicios básicos de electricidad sean inasequibles para 30 millones de personas, principalmente en África. De ellos, Nigeria, la República Democrática del Congo y Etiopía tienen los mayores déficit.

Electrificación a través de renovables gana impulso

A pesar de ello, a nivel mundial las personas sin acceso a este servicio se redujeron de mil 200 millones en 2010 a 759 millones en 2019. Del mismo modo, la electrificación a través de energías renovables ganó impulso; el número de personas conectadas a minirredes se duplicó entre 2010 y 2019 al pasar de 5 a 11 millones de personas.

“Sin embargo, con las políticas actuales y planificadas y más afectadas por la crisis del COVID-19, se estima que 660 millones de personas seguirían sin tener acceso en 2030; la mayoría de ellas en África subsahariana”, destacó la IEA. 

Por otro lado, también alrededor de 2 mi 600 millones de personas seguían sin acceso a una cocina limpia en 2019, es decir un tercio de la población mundial. Ello provoca la muerte de millones de personas por aspirar el humo de la cocina. Los 2o países con mayor déficit de acceso representan el 81% de la población mundial sin acceso a combustibles y tecnologías limpias.

Finalmente, la IEA afirmó que para acelerar el ritmo del progreso en todas las regiones, se requerirá de un compromiso político fuerte; así como una planificación energética a largo plazo; una política adecuada; e incentivos de escala para estimular una adopción más rápida de soluciones energéticas sostenibles.

“Aunque las inversiones en energía limpia aún provienen principalmente del sector privado, el sector público sigue siendo una fuente importante de financiamiento; es fundamental para apalancar el capital privado, particularmente en los países en desarrollo y en un contexto post-COVID-19”, aseveró.

También puedes leer: MORENA, EL GRAN PERDEDOR EN CDMX TRAS ELECCIONES INTERMEDIAS
(Visited 118 times, 1 visits today)
Compartir
Close