Escrito por: David Madrigal, Opinión, Sustainability & CSR

Energía limpia por explorar en el mes de la Tierra

energia-limpia

En los últimos años se apuesta a la construcción de proyectos de energía limpia, paneles solares fotovoltaicos, térmicos y eólicos, pero estas tecnologías aún deben enfrentar grandes retos y el camino por recorrer es largo

David Madrigal
Director de Operaciones de TAO Solutions

Abril, un mes para pensar en las posibilidades y alternativas poco exploradas para enfrentar el Cambio Climático. En los últimos años se apuesta fuertemente a la construcción de proyectos solares fotovoltaicos, térmicos y eólicos, pero estas tecnologías aún deben enfrentar grandes retos y el camino por recorrer es largo.

Las siguientes son algunas formas de generación de energía, que quizás no conocías y que, si decidimos integrarlas en nuestra vida, pueden sumar de manera sencilla en lo individual, pero significativa en lo colectivo.

Piezoelectricidad

Es una energía que se genera mediante cristales piezoeléctricos y que, al recibir una presión o carga mecánica (ser pisados o aplastados) generan un diferencial de potencial (tensión) y a su vez una corriente eléctrica. Parece complejo y difícil de llevar a cabo.

Entender que unas piezas al ser pisadas generan energía aprovechable suena remoto, pero en México ya existen proyectos próximos a implementarse. Un ejemplo es el corredor Madero en el Centro Histórico, con un flujo estimado de 250 mil personas por hora en su horario pico. Alumnas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) han propuesto la instalación de un piso piezoeléctrico que aprovechará la energía de millones de los pasos dados sobre la emblemática calle. Se requerirán más de 16 mil placas piezoeléctricas para generar 57,452.54 KWh al día.

Con el 1% sería suficiente para alimentar las luminarias que alumbran actualmente el corredor mientras que el resto podrían ser integradas a la red eléctrica, para usarse como energía limpia en la zona evitando transportarla y generar pérdidas por la transmisión de largas distancias.

Este tipo de energía es más antiguo de lo que se puede imaginar. Descubierto en 1881 por Pierre y Jacques Curie. La idea es buscar sitios estratégicos como centrales, aeropuertos, estaciones de metro e incluso calles muy transitadas por coches para que la instalación pueda ser aprovechada al máximo.

Undimotriz

Es una de mis opciones favoritas para generación de energía limpia, pues además de ser disruptiva es viable en condiciones específicas por su gran potencial de generación. Consiste en producir energía gracias al movimiento de las olas. Existen varias tecnologías y generaciones en modelos que trabajan inshore (aoyado y flotante), offshore (sumergido y flotante) y que se aplican según las condiciones y el potencial del sitio. Funciona a modo de pistón al subir y bajar, se conecta con bombas para desplazar agua y esta pasa por un generador de corriente.

No necesita que sea de día para funcionar y se puede predecir su operación. Es importante entender el alto potencial de las mareas, por lo que su generación es de gran escala. Tenemos como ejemplo países nórdicos que utilizan este tipo de tecnología desde hace más de 30 años. Y en México existen proyectos piloto en el Mar de Cortés.

Los grandes retos de esta energía son los altos costos de mantenimiento y que, entre mayor es la generación, hay más pérdidas en la transportación de la energía.

Mini-reactores nucleares

En la columna de marzo mencionamos que la energía nuclear no atraviesa su mejor momento. Tras el accidente de Fukushima se tomaron medidas restrictivas; sin embargo, actualmente se encuentran en marcha investigaciones que buscan, a través de una 4º generación de reactores nucleares (actualmente nos encontramos en la 3º) tres objetivos:

  1. Alcanzar la máxima sostenibilidad, de manera que el combustible se aproveche, se minimice la cantidad de residuos y que su gestión sea eficiente.
  2. Referente a la inversión, que busca ser más baja, para que pueda compararse con otras fuentes de energía.
  3. La seguridad y la fiabilidad que deben ser altas para minimizar la probabilidad de que el núcleo del reactor se dañe.

Bill Gates, propietario de TerraPower, empresa responsable de la puesta en marcha de los próximos reactores nucleares de generación IV es uno de sus principales promotores. Por otro lado, tenemos a Rolls-Royce, quien planea construir en Gales y Cumbria, Reino Unido, los primeros reactores a instalarse para 2029.

¿Y si nos damos una oportunidad?

Existen muchas opciones para resolver los retos que tenemos hoy. La pregunta es, ¿qué tan comprometidos estamos con tecnologías no tan populares ¿Qué dices? ¿Estás listo para darle una oportunidad a cristales, mini-reactores o a la fuerza de los vientos para energizar tu mundo?

TE PUEDE INTERESAREL LEGADO ENERGÉTICO DE ANGELA MERKEL.

(Visited 128 times, 1 visits today)
Compartir
Close