Escrito por: David Madrigal, Opinión

El romance entre México y las energías renovables

renovables

Frente a naciones como Alemania, México tiene un potencial 44 veces mayor en capacidad de generación solar fotovoltáica, además de en energías renovables 

David Madrigal
Colaborador en TAO Solutions.

Febrero es un mes propicio para analizar nuestros vínculos afectivos; por ello, en esta entrega, deseo estudiar si la relación entre México y la generación de energías limpias se encuentra en romance, noviazgo o en una etapa madura próxima a consumarse.

Como parte de la Agenda 2030, nuestro país cuenta con algunos objetivos individuales. Se comprometió a que el 35% de la energía generada para 2024 y el 43% para 2030 provendrá de energías limpias, es decir, espera reducir 22% los gases de efecto invernadero (GEI), respecto a la línea base.

Algunos datos

  • El 60% de las emisiones de GEI provienen de generación no renovable, por lo que es un foco rojo por atender en la lucha contra el Cambio Climático.
  • 14% de la energía consumida por edificaciones a nivel mundial, podría eliminarse siguiendo estándares de diseño y certificaciones.

De acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener), el país tiene una capacidad instalada para generar energía renovable en 31%, repartida de la siguiente manera: geotermia 1.2%, nuclear 2%, solar 4.3%, eólica 7.5% e hidroeléctrica 16 por ciento.

Al cierre del 2020, México registró más de 4,000 MW instalados de energía solar, con un crecimiento de más del 30% anual hasta 2019. En acuerdos para Generación Solar Distribuida se pasó de 85 mil contratos, con una capacidad instalada de 570 MW en 2018 a 94 mil 893 en 2019, lo que se traduce en una capacidad instalada de 693 MW, más los datos por actualizarce y confirmar en 2020.

¿Rumbo al altar?

Estos números parecen buenos, pero son poco aceptables. México, frente a otras naciones como Alemania, tiene un potencial 44 veces mayor, solamente en capacidad de generación solar fotovoltáica. Mientras, en Alemania con una población de 83 millones de habitantes, cuentan con alrededor de un millón 800 mil contratos, en México con 130 millones de habitantes se tienen cerca de 100 mil.

En 2018, la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) posicionó a México dentro de los 15 países más importantes en generación de energía fotovoltaica; la Agencia Internacional de Energía dentro de los primeros 10, mientras que la firma EY, en la posición 19 en el índice RECAI, lo que promedia 14.6 para el 10º país más poblado y uno de los tres con mayor potencial en generación renovable.

Bienes mancomunados o separados

¿Son los contratos de las empresas eólicas benignos o leoninos? Al aprobarse la Reforma Energética se profundizó sobre el impacto que tendría en sostenibilidad, potencial económico y generación de empleo en zonas clave; a ya casi nueve años de su entrada en vigor, regiones como la del Itsmo se han visto poco, o nada, beneficiadas.

La mano de obra necesaria para este tipo de energía es poca o nula, el pago por el uso de tierra es simplemente un chiste en comparación con lo generado y muchas veces incumplido.

Pandemia ¿tercero en discordia?

La pandemia, el cambio en los hábitos de consumo eléctrico y la transformación de la demanda industrial han traído modificaciones en las fuentes y formas de suministro eléctrico, debido al desbalance entre la capacidad de generación eléctrica, pues como informó la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle “las centrales de ciclo combinado de electricidad trabajan las 24 horas, a través de gas y vapor de agua; esta técnica mantiene la continuidad del sistema y ofrece el respaldo al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) cuando las intermitentes (renovables) no producen”, aspecto que retomaremos y evaluaremos al final de esta columna.

Si bien, México tiene una capacidad instalada de 31%, no significa que ese porcentaje sea el que se genere, entendiendo que MW y MWH, van juntos pero no pegados; mientras que el SEN no permita el aumento en la integración de renovables, nos encontramos limitados a la capacidad de intermitencia y recepción de energía, en parte, ya que a gran escala los sistemas pueden ser desconectados por falta de confiabilidad de la energía suministrada y siendo relevados por generación “no limpia”. De dicho porcentaje ¿a qué podemos llamar energía limpia? cuando existe un eterno debate entre si la geotermia debería ser considerada renovable ¿cuál sí y cuál no? Y sí la energía nuclear es de fiar.

Gato por liebre

Por último, invito a nuestros lectores a mantenerse informados para que no nos den “gato por liebre” al momento de rendir cuentas; el crecer en energías limpias es mandatorio, pero, las formas serán la clave para que realmente lo implementemos. El actual gobierno parece tener una tendencia a continuar con el uso de hidrocarburos para todo lo que sea posible, ¡Hasta para empujar trenes!

TE PUEDE INTERESARJOE BIDEN, LA ENERGÍA Y QUÉ LE ESPERA A MÉXICO.

 

(Visited 1,430 times, 50 visits today)
Compartir
Close