Escrito por: Andrea Servín Aguila, Electricidad, Opinión

Apagón de diciembre visibiliza fallas del sector

apagon-diciembre-electricidad

Las deficiencias en la red son incuestionables, son la posible causa del apagón de diciembre; sin embargo, la inversión en proyectos de actualización sigue estancada

Andrea Servín
Coordinadora de Autoabasto Eléctrico de Grupo México.

Un corte eléctrico generalizado o apagón tiene su origen en dos motivos: factores climáticos y errores humanos. Esta última es la más común pues, se pueden presentar daños accidentales o intencionales en la red de suministro, mala calibración de equipos, cambios repentinos en la generación o el consumo, falta de mantenimiento o inversión en los sistemas; todas, causas previsibles y prevenibles.

Si bien, las fallas eléctricas a gran escala no son tan comunes, se debe hacer hincapié en que no es un problema únicamente de países en vías de desarrollo; se han registrado severas interrupciones del suministro en lugares como: Canadá, Estados Unidos, Italia, Brasil, Argentina y Venezuela.

Mucho se ha escuchado sobre el apagón suscitado el pasado 28 de diciembre, que afectó a más de diez millones de usuarios en 13 estados a lo largo del territorio nacional. Se habla de un incendio que ocasionó el fallo de una línea de transmisión entre Tamaulipas y Nuevo León, lo que propició la salida de cuatro líneas en el norte del país y de algunas plantas generadoras de ciclos combinados entre geotérmicas, hidroeléctricas y termoeléctricas. Sin embargo, se dio a conocer que el documento presentado por las dependencias de gobierno, en el cual se justificaba lo anterior, era apócrifo.

¿Renovables, principales responsables?

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) informó un desbalance en el Sistema Interconectado Nacional (SIN); implica que, debido a una baja repentina en el consumo, no se pudo ajustar la generación, provocando la salida de entre 7,500 y 9,000 MW, y dio pie al corte eléctrico.

Se ha señalado a las energías renovables como las principales responsables, versión que carece de sustento. Carlos Gonzalo Meléndez, director general de Cenace, afirmó que el 28 de diciembre se presentó una integración histórica de renovables en la red del 28.13%, por este motivo, la generación se disparó al paso que la demanda caía.

Dado que las renovables como solar y eólica son intermitentes, el mix de generación debe equilibrarse; de ahí la importancia de despachar estas plantas renovables primero, para combinarlas con energía de fuentes que se puedan manipular dentro de un lapso relativamente corto como las termoeléctricas o las hidroeléctricas, que además son imprescindibles para el mercado de potencia. Esta función es responsabilidad del Cenace, en la medida en que se encarga de incrementar la producción eléctrica cuando la demanda sube y de limitar la generación de las plantas cuando el consumo disminuye.

La urgencia de la penetración renovable dado el objetivo nacional de alcanzar un 35% de generación limpia para el 2024, aunado a que hasta diciembre de 2019 alrededor del 30% de la capacidad instalada en México pertenecía a este tipo de tecnologías, habla de que culpar a las fuentes limpias por su intermitencia es una teoría simplista para justificar el verdadero problema.

El origen real del apagón

Existen protocolos y equipos para responder a diversas fallas en los puntos críticos de la red; desde la generación, pasando por la transformación de la energía, hasta su transmisión y posterior distribución. Estos, comúnmente se activan al detectar un percance y lo aíslan para prevenir afectaciones a gran escala. En este caso, es probable que una mala calibración en las protecciones del SIN haya sido el origen real del apagón, provocando una reacción en cadena.

La interrupción del suministro eléctrico no es un problema nuevo en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN). En marzo de 2019 se presentó un apagón que afectó a Campeche, Yucatán y Quintana Roo originado también por un incendio; un evento similar sucedió en la península en 2017.

Las deficiencias en la red están plenamente identificadas, pero la inversión en proyectos de actualización sigue estancada. Renovar el SEN es un verdadero tema de seguridad nacional, mientras que limitar la generación renovable atenta contra la confiabilidad del sistema.

TE PUEDE INTERESARENERGÍA MITIGA EL CAMBIO CLIMÁTICO.

(Visited 187 times, 1 visits today)
Compartir
Close