Escrito por: Electricidad, Opinión, Rosanety Barrios

Adiós a la energía barata y limpia en México

Energia barata

El hecho de que el gobierno hace lo mejor para el país en materia energética aún es una interrogante y está por verse si habrá energía barata

Rosanety Barrios Beltrán
Analista independiente de Energía

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) emitió, el 30 de octubre de 2020, el acuerdo A/037/2020, el cual modifica las reglas aplicables a los contratos legados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Suministro Básico. Veamos de qué se trata esta medida regulatoria, así como sus consecuencias previsibles.

La CFE Suministro Básico es la empresa que provee de energía los hogares de México, así como a diferentes usuarios industriales, comerciales y de servicios. Para entender los contratos legados, hay que considerar que la Ley de la Industria Eléctrica estableció que toda la energía que la CFE Suministro Básico adquiriera, tiene que ser a través de subastas. Al hacerlo así, se garantizaba que la energía que se generaba con las plantas de CFE (antiguas, contaminantes y poco eficientes) fuera sustituida por energía de menor costo y renovable, lo que permitiría al país disminuir tarifas, subsidios y emisiones provocadas por la quema de diésel, combustóleo y carbón. La sustitución de la energía se daría conforme las plantas fueran terminando su vida útil.

La nueva era del sector eléctrico mexicano

En tanto se llevaban a cabo las subastas y se construían las nuevas plantas, la CFE Suministro Básico obtendría su energía de las viejas plantas, así como de aquella generada en plantas propiedad de productores independientes de energía. Para ello, se establecieron contratos que se denominaron legados; cada uno de ellos con un plazo diferente, que respondía a la vida útil remanente de las plantas que amparaba. De manera adicional, se aceptó la inclusión de plantas que formaban parte del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2014 y 2015.

Así arrancó la nueva era del sector eléctrico mexicano. Se llevaron a cabo tres subastas de largo plazo, y la mayor parte de las plantas que aparecían en el PEF 2014 y 2015, ya no obtuvieron el presupuesto para ser desarrolladas, en virtud a que su rentabilidad no era atractiva. Hay que recordar que la Constitución dio a la CFE el monopolio de las redes de transmisión y distribución, por lo que el nuevo modelo consideraba que lo que más convenía a los mexicanos, era que la empresa del Estado se concentrara en estas actividades y dejara que la generación la realizara quien podía hacerlo de forma más eficiente. No está de más recordar que CFE podía participar en las subastas. De hecho, participó en una y ganó, con una propuesta de energía geotérmica.

Se cierran las puertas a otras energías

Los cambios recientemente aprobados por la CRE permiten a la CFE Suminnistro Básico continuar recibiendo energía de sus viejas plantas y “revive” las plantas no construidas que aparecían en el PEF 2014 y 2015, clasificándolas como legadas. Para construirlas, lo que sigue es que la CFE acuda a los mercados a buscar su financiamiento, para lo cual, la Fibra E parece ser el mecanismo seleccionado, ya que no existe presupuesto federal para ello.

Con estas medidas se cierra la puerta a la energía adquirida en subastas y a sus ventajas en materia de transparencia, costos y disminución de emisiones. Concluyo esta columna reconociendo en toda su dimensión el derecho de un gobierno elegido democráticamente a proponer su modelo energético, siempre que dicho modelo abone a construir un mejor futuro para el país y hasta el momento, eso sigue siendo una interrogante.

TE PUEDE INTERESARHIDROELÉCTRICAS Y SU RELACIÓN CON LAS INUNDACIONES. 

(Visited 1,487 times, 1 visits today)
Compartir
Close