Escrito por: 360°, Automotriz

Se suscita nuevo caso de incendio para VE de Tesla en EU

tesla

Un Model S 2015 de la firma automotriz Tesla, se incendió repentinamente mientras transitaba una carretera en Texas, Estados Unidos

En noviembre 2020, un Model S 2015 de la firma de vehículos eléctricos Tesla, se incendió repentinamente mientras el conductor transitaba por una vía suburbana de Dallas, Texas; así lo reportó el propietario del auto a medios de prensa estadounidenses en días recientes.

De acuerdo con Usmann Ahmad, dueño del vehículo, previo al incidente, comenzó a escuchar golpes metálicos al interior de la unidad por lo que se detuvo para revisar el coche. Segundos después de abandonar su Tesla Model S, este comenzó a incendiarse.

“El coche estaba intacto, y de repente, mientras estaba parado a un lado de la vía, el automóvil estalló en fuego; como si se tratara de un lanzallamas”, afirmó Ahmad al momento de narrar los hechos.

Este incidente se suma a un número creciente de similares reportes sobre los modelos S y X de las primeras generaciones; algunos especialistas en vehículos de esta manufactura, relacionan los incendios con la falla de las baterías que implementa la firma en sus unidades. El hecho renueva las preocupaciones en materia de seguridad para los primeros vehículos de la marca que salieron al mercado en 2019 tras la aparición de videos de incendios precisamente en unidades de Tesla.

Investigación sobre el funcionamiento de las baterías de Tesla

Sobre este caso en específico, el portavoz de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), Sean Rushton, afirmó que ya se contactó con Tesla para clarificar el tema de sus baterías. En 2019, el organismo federal abrió una investigación acerca de los aparentes defectos de las baterías de los modelos S y X de Tesla; después de su vida útil, estarían propensos a causar esta clase de accidentes que comprometen la seguridad de las personas.

Asimismo, en ese mismo año, varios propietarios de vehículos de Tesla interpusieron una demanda colectiva contra la empresa automotriz, derivado de un “número alarmante de incendios de automóviles”, según comentó el abogado representante que emitió dicha demanda. En esta, se alega que Tesla manipuló su software de batería en modelos antiguos para minimizar el riesgo de incendio, alargando los tiempos de carga en las baterías, al tiempo de abordar un defecto no revelado. Cabe señalar que esta demanda impulsó a la NHTSA a realizar la investigación.

Por su parte, Tesla respondió que la probabilidad de que sus modelos se incendien es 10 veces menor en comparación con los autos que cargan gasolina. Para ello, empleó cifras de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios y la Administración Federal de Carreteras de EU, sobre el número de incidentes por kilometraje recorrido para su flota de VEs. Así, Tesla reportó que en 2018 sus modelos sufrieron tan solo cinco incendios, por mil millones de millas recorridas; frente a los 55 incendios de los modelos de combustión interna.

Un historia de incendios

En abril de 2019, un video sobre el incendio de un modelo de Tesla dentro de un estacionamiento en China, acaparó las redes sociales. Este se compartió ampliamente en Weibo, red social similar a Twitter en China; en donde se mostró que el vehículo eléctrico estacionado, de inicio emitió humo, para segundos después estallar en llamas. En otro video posterior al suceso, se observó una línea de tres autos completamente destruidos.

El video salió a la luz poco antes de que presentara su tecnología de “conducción autónoma total” en una conferencia en Palo Alto, California. El suceso eclipsó la exposición del último sobre el software y hardware de Tesla en aquel momento.

Fotografía: Usmann Ahmad, propietario del Tesla Model S 

Con información de Washington Post

►TAMBIÉN PUEDES LEER►TESLA LLAMA A REVISIÓN 870 VEHÍCULOS EN CHINA

(Visited 446 times, 1 visits today)
Compartir
Close