Escrito por: Combustibles, Economía, Economía, Gobierno, Nacional, Oil & Gas, Opinión, Rosanety Barrios

Refinería Dos Bocas no es infraestructura

refineria-dos-bocas

Dos Bocas forma parte de los proyectos del actual gobierno federal que más polémica han desatado en lo que va del sexenio

Rosanety Barrios
Consejera por el IPADE y
conferencista internacional y fundadora de Voz Experta

El proyecto de la refinería de Dos Bocas ha desatado desde su origen, una gran polémica sobre su viabilidad. Los argumentos son muchos. Entre ellos: impacto ambiental, transición energética, la sobre capacidad de refinación  en el planeta y la eficiencia de las refinerías de Houston; sitio de donde importamos la mayoría de nuestros combustibles.

Las dudas vuelven a surgir ante el concurso convocado por el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) para realizar un diagnóstico relacionado con la ejecución del proyecto de la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

La administración del proyecto argumenta que el citado ejercicio forma parte de un procedimiento normal en su desarrollo. Lo que yo quiero compartir con usted, amable lector, es la forma “sui géneris” en que la refinería ha obtenido presupuesto para iniciar su construcción.

El dinero para la construcción

La ley federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece que solo los proyectos de inversión registrados en la cartera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHPC) podrán incluirse en el Presupuesto de Egresos. También dicta que para registrarlos hay que presentar una evaluación costo-beneficio. Los detalles están contenidos en los lineamientos publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF); pero, en pocas palabras, consiste en los estudios que beneficio para la sociedad.

Conviene mencionar que estos lineamientos consideran que un proyecto es de infraestructura económica “cuando se trata de la construcción, adquisición y/o ampliación de activos fijos para la producción de bienes y servicios en los sectores de agua, comunicaciones y transportes, electricidad, hidrocarburos y turismo”. Es así que, bajo estos criterios, la refinería Dos Bocas debía cumplir con el análisis costo-beneficio correspondiente, registrarse en cartera y recibir el presupuesto federal, solo que… no se hizo así.

De acuerdo con la información reportada por Petróleos Mexicanos (Pemex) a la Securities Exchange Commission (SEC) y ratificada en el paquete económico 2021, el proyecto Dos Bocas no está registrado en cartera como de infraestructura económica, sino como de inversión financiera para el Estado mexicano.

Quizá por la necesidad de iniciar las obras se encontró una manera de asignar presupuesto, pero no hay la menor duda que, hasta el momento, dicho proyecto no cuenta con un análisis costo beneficio aprobado por la Secretaría de Hacienda, para poder registrarlo en la cartera correspondiente.

Por el bien de México, esperamos que a la brevedad se tengan los argumentos contundentes para continuar o detener el tan polémico proyecto.

TE PUEDE INTERESARPEMEX, NADA CAMBIA

(Visited 1,967 times, 1 visits today)
Compartir

Close