Escrito por: Innovación

Fórmula E vs Fórmula 1: Innovación tecnológica, pero diferentes 

Ciudad de México (Juan Carlos Chávez / Energía Hoy).- Solamente falta un día para la celebración del E-Prix CBMM Niobium Ciudad de México 2020, competencia de monoplazas eléctricos de la ABB FIA FORMULA E Championship que se realizará en el Autódromo Hermanos Rodríguez este sábado 15 de febrero.
Son 12 las escuderías que participarán con sus revolucionarios modelos, 24 automóviles en total, destacando de entre los participantes Mercedes-Benz, Audi, BMW, Porsche, por mencionar algunos. Sin duda alguna es un evento muy esperado y solicitado por los capitalinos, pero, ¿en qué difiere esta competencia a las de la Fórmula 1? Ciertamente hay un mundo de diferencia entre una y otra, inclusive la velocidad no es un factor en común entre ambos certámenes.

Fórmula E revela el auto del Campeonato Mundial GEN2 EVO

La coincidencia en ambas categorías es que la innovación tecnológica de las empresas automotrices  se pone a prueba a su máximo rendimiento.
Pero, avancemos de lo general a lo particular, para ir desglosando tanto diferencias como similitudes entre ambos vehículos, háblese de su apariencia y conformación, o de su rendimiento y mantenimiento en pista.
Inicialmente podemos distinguir a un monoplaza de Fórmula 1 y a otro de Fórmula E partiendo de sus singulares “looks”. Los neumáticos que corren en la máxima categoría del automovilismo en el orbe, la F1, son del tipo slick, de superficie lisa y también muy blanda; en contraposición, los neumáticos de los monoplazas eléctricos son de gran similitud a los que se emplean cotidianamente en las calles y por lo general, están parcialmente cubiertos por la misma carrocería del vehículo. No obstante, esta última característica otorga una visión futurista a la apariencia del auto de carreras eléctrico, como si proviniera de un filme de ciencia ficción.

FORMULA E en la CDMX: Los puntos clave de la competencia

En lo que refiere a las dimensiones, los bólidos de la F1 tienen una longitud de 4.8 metros; en tanto, los de la Fórmula E sobrepasan estas dimensiones por alrededor de 20 centímetros. Asimismo, los coches eléctricos son mucho más pesados con 900 Kg, contra los 702 Kg de los autos de Fórmula 1, considerando ya el peso de los pilotos. Esta diferencia se debe en gran parte al espacio destinado a las baterías de los autos eléctricos. 
Además, los materiales de elaboración también son distintos. El Fórmula 1 está realizado en fibra de carbono; por otro lado, los autos de la Fórmula E se construyen de la mezcla de carbono y aluminio.
Revisando el interior de los monoplazas, se halla el contraste más tangible y relevante, con los motores de combustión interna de F1 y los propios de la Fórmúla E, que son motores completamente eléctricos, los cuales se accionan por medio de baterías.
Y también se escuchan diferentes estos motores. Los amantes de F1 adoran el característico ruido de un auto a gran velocidad. El ruido que producen los monoplazas eléctricos es muy distinto, sonando realmente robóticos.
Ahora, el tema de la velocidad también está dispar. En la Fórmula 1 se pueden lograr velocidades cercanas a los 380 Km/h, sus competidores eléctricos no rebasan los 250 Km/h en rectas largas. Sin embargo, esta “desventaja” de la Fórmula E permite que la competición se realice a una menor distancia del público, debido a esta salida de potencia máxima relativamente baja.
En una pelea uno a uno, en una carrera, un auto de Fórmula E quedaría absolutamente destruido incluso por alguno de los back markers de Fórmula 1, que son los vehículos más lentos de la competencia. Y esto es porque los autos de Fórmula E no están realmente diseñados para ser los más rápidos del mundo, y sus piezas aerodinámicas también son bastante simples en comparación a los de F1.

Fórmula E: 12 equipos que prueban lo mejor de la innovación

No obstante, esta sensación de falta de velocidad se suprime con la Modalidad de Ataque. La falta de paradas en PITS en Fórmula E requirió la implementación de una variable para introducir un elemento de estrategia, la cual otorga a cada piloto ejecutar un golpe de aceleración añadida, misma que puede ser activada varias veces.
Por otra parte, los circuitos de carreras también son diferentes. La F1 que corre mayoritariamente en circuitos de uso permanente, y la Fórmula E realiza sus fechas en trazados callejeros montados exclusivamente ´para este fin. Aún así, este 15 de febrero la Fórmula E correrá en la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez.
La duración entre ambas competencias también varía. F1 debe cubrir una distancia superior a los 300 kilómetros, mientras que Fórmula E corre por tiempo (45 minutos más una vuelta al circuito).
Un elemento esencial, por obvias razones, es el conductor de los vehículos. Podría considerarse que los corredores de Fórmula E no son comparables a los de F1. Debemos recordar que los autos eléctricos son muy diferentes a los de Fórmula 1. Si un piloto carece del conjunto de habilidades necesarias para la Fórmula 1, podría hacerlo excepcionalmente bien en la Fórmula E. Varios de los antiguos pilotos de Fórmula 1 ahora están en Fórmula E. 
Y es aquí donde se incorpora el elemento de FANBOOST para la Fórmula E. Para los seguidores de esta serie es sorprendente el hecho de que puedan influir en la carrera de alguna manera. Esto es una muestra de que el deporte está intentando conectar con sus fanáticos. 
FANBOOST facultará al público en general para votar por sus pilotos favoritos, y los 5 corredores con el mayor número de votos tendrán un incremento de potencia en una ventana de 5 segundos durante la segunda mitad de la carrera. Situación quizá injusta para los aficionados de la F1, pero sin duda se trata de una poderosa innovación que involucra a las audiencias.
Probablemente, el cuidado del medio ambiente y la reducción de combustibles fósiles en el mundo harán de la Fórmula 1 una competición totalmente eléctrica para 2030 o quizá 2050.

(Visited 94 times, 1 visits today)
Compartir
Close