Escrito por: Opinión, Ramsés Pech

El dogma salarial en México

México

En México, una persona ganando un salario mínimo le faltarían aproximadamente 7 mil 932 pesos para ser feliz al mes, y al día 240 pesos. Llegaría a la felicidad si ganara dos salarios mínimos

Ramsés Pech

Grupo Caraiva – León & Pech Architects

Las personas, para poder tener una vida, tienen que laborar en algo; y obtienen su paga con base en su conocimiento, experiencia y tiempo laborado para realizar dicha actividad para la que fueron contratadas. ¿Cuánto debería ganar una persona para poder ser feliz y con ello poder tener una vida digna?

Durante 2024, México ha tenido un incremento para el trabajo remunerado, el llamado salario mínimo; el cual identifica a las personas dentro de la población económicamente activa (PEA) ocupada dentro del rango salarial al que están sometidos, ya sea que estén asalariados o simplemente tengan esa entrada por un acuerdo mutuo con quien los ocupó.

Pero, algunas personas de la PEA tienen la digna suerte de poder ser contratados bajo la inscripción al denominado Seguro Social, y esto ayuda a identificar cuántos pueden tener un poco más de mayores beneficios en la sociedad laboral. Algunos datos para considerar son:

  • Actualmente existen alrededor de 59.40 millones de personas en la PEA ocupada; de los cuales el 40% perciben hasta un salario mínimo por día (23.79 millones).
  • Del total de la PEA ocupada, 22.3 millones de personas están inscritos al Seguro Social y esto representa un 38% que tiene un poco más de beneficios. Pero, de este número de gente inscrita al seguro, 64.63% perciben hasta dos salarios mínimos (14.23 millones).

El salario en México está concentrado entre uno a dos salarios mínimos, y es aquí donde debemos dejar en claro que, el aumento de este hoy día no ayuda a cubrir los costos de una vida digna. El aumento debería ser en función del número de veces de salarios que percibes por día. Así sí.

Para ser feliz en la sociedad, debes cubrir el costo de vida, en el cual con base en información de la página web de Numbeo incluye: alimentos, servicios, renta, comer en la calle; transporte, ropa y calzado, entretenimiento. En México, el costo de vida para ser feliz por mes tiene un monto en pesos de:

  • 14 mil 902 para una persona
  • 53 mil 291 familia de 4 miembros

En México, de acuerdo con los datos del costo de vida, el 33% del dinero de una persona o de los hogares está destinado para la compra de alimentos; el 27% en la renta o pago de una vivienda, un 14% se utiliza para comer en la calle, 12% para transporte; un 6% se destina en servicios para el hogar, 5% para entretenimiento y 3% para ropa y calzado.

Cabe mencionar que, no está incluido el costo de la educación, salud o ahorro; simplemente es para vivir y ser feliz, considerando que esta persona se encuentra bien de salud y no debe gastar en medicinas o tratamientos. Ante esta aseveración de los datos, podemos indicar que:

  1. Una persona ganando un salario mínimo, le faltarían aproximadamente 7 mil 932 pesos para ser feliz al mes, y al día 240 pesos. Llegaría a la felicidad si ganara dos salarios mínimos.
  2. Una familia, trabajando dos de los miembros y ganando cada uno un salario mínimo, requieren ingresos adicionales por alrededor de 39 mil 951 pesos; y al día mil 290 pesos adicionales. Llegarían a la felicidad si todos trabajara, ganando cada uno de la siguiente forma: 3, 2, 1.5 y 1 salarios mínimos.
  3. Significa que, las familias en México para ser felices: “todos deben trabajar”, y al menos uno o dos miembros ya no podrán estudiar o quizá alguna persona tendrá que emigrar a otro país. Actualmente, ya está sucediendo en algunas regiones de México, con una mayor salida en los últimos 4 años.
  4. Para que México pueda ser feliz, debería pasar de los 22.3 millones inscritos al Seguro Social a cuando menos a 40 millones de personas inscritas, ganando dos salarios mínimos; debido a que estas representan al total dentro de la PEA que están asalariadas por un patrón.

Ante los datos podemos decir que, gran parte de la población que tiene una remuneración presenta una infelicidad, al no poder cubrir el costo de vida. Esto está confirmado con el indicador del caldo de pollo, y al cual, dentro de la PEA ocupada, hoy día 23.7 millones de personas no pueden preparar un caldo de pollo, y para poder hacerlo, tienen que estar inscritos al Seguro Social.

En 2024, el costo de un caldo de pollo para cuatro personas está en alrededor de 370.64 pesos. Se tuvo un incremento de 2022 a 2024 del costo del caldo en 41 pesos, y el salario mínimo en 76 pesos; solo sobran del aumento de este 34.82 pesos, y podría usarse para el transporte de la casa al trabajo.

Una persona que gana un salario mínimo y es el sostén de un hogar, no podría tomar un día de su salario para dar a su familia ese gusto. Ante esto, cuando menos dos personas deberían laborar, para tomar un día de sus salarios al mes y poder comer el rico caldo de pollo.

Actualmente y con base en los datos del costo de vida, de los salarios percibidos en la PEA ocupada y de los inscritos en el Seguro Social, en una familia mexicana no hay felicidad en el mediano a largo plazo. Muchos de los padres, y algunos jóvenes, están cuestionando si en realidad es una buena inversión la educación, para obtener una carrera universitaria o técnica; y posteriormente aspirar a un mejor salario, debido a que, en la realidad, los estudiantes no son remunerados en buena forma.

Una analogía que podíamos percibir respecto a lo anterior: un joven en los Estados Unidos, trabajando en una cadena de comida rápida por 30 horas en promedio gana alrededor de 20 a 21 mil pesos mensualmente, sin tener una carrera terminada. En México, un joven titulado durante el cuarto trimestre de 2023, el salario promedio fluctuó entre los 7 a 9 mil pesos, trabajando alrededor de 37.9 horas a la semana.

Por ello, algunos jóvenes, tiene que llevar a cabo ciertos cambios sobre su futuro para el poder alcanzar la felicidad, debido a que tienen el dilema: ayudar a su casa económicamente, y poder estudiar al mismo tiempo. Otros tienen la oportunidad de terminar una carrera y deciden no formar un hogar, hasta no tener algo seguro, y otros migran fuera de México para asegurar su futuro, y estos últimos ya no regresan. Una beca al primer empleo es pasajera, y no es para toda la vida.

Conclusión:

Hoy, más 23 millones de personas no pueden comer un rico caldo de pollo y están en aumento. Hay más empleos, pero percibiendo una menor cantidad de veces de salario mínimo. Las personas de familias no pueden cubrir el costo de vida ideal para ser feliz, y esto ha ocasionado que muchas familias ahora tengan que trabajar todos los miembros, y alguno de ellos puede el terminar una carrera técnica o universitaria. Pero los que tienen la oportunidad de realizar; y ante esto, muchos están buscando migrar a otros países para tener mejores oportunidades.

En México, lo anterior ocasionará en el corto plazo y mediano un problema social, estructural en los hogares, ante la falta del dinero; y del tiempo para una familia para ser feliz, por la necesidad de tener el peculio necesario frente al incremento del costo de vida.

Sí, mucho empleo, pero sin calidad de vida en lo futuro y sin una felicidad real.

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo desarrollar resiliencia financiera en equipo?

(Visited 73 times, 1 visits today)
Compartir
Close