Escrito por: Opinión, Petróleo, Ramsés Pech

El dilema de México de dejar exportar crudo

crudo

 La Cámara de Diputados contempla eliminar el precio del barril y la producción de petróleo crudo dentro de la Ley de Ingresos para 2025; y en forma adicional, sacar a Pemex de la ecuación de la recaudación nacional

Ramsés Pech

Grupo Caraiva – León & Pech Architects

El mercado mundial de la venta de petróleo crudo entre países está tomando una gran relevancia en los últimos meses y está afectando todo en las naciones importadoras, al tener un incremento en ciertos riesgos que aumentan a los precios: lo anterior, se debe a la logística que cada día es más complicada. Hoy se buscan menos millas a recorrer en torno a la transportación de crudo.

Estado Unidos (EU) está por levantar ciertas sanciones a Venezuela, siempre y cuando el país del Cono Sur cumpla con ciertos requerimientos en sus próximas elecciones. Esto podría poner a dicha nación en el mediano plazo, nuevamente entre los países de los cuales EU compra petróleo crudo. La pequeña Venecia exportaba entre 500 a 700 mil barriles diarios de petróleo antes de 2018; a partir de esa fecha, con la imposición de sanciones, las exportaciones no continuaron rumbo a EU.

Nuestro socio comercial, recientemente, señaló que las importaciones de petróleo crudo provienen principalmente de socios comerciales históricos como México y Canadá.

Así, México exporta a EU en promedio entre 700 a 800 mil barriles diarios, que es entre el 80 y el 85% del total que exporta al mundo. Canadá exporta entre 4 a 4.5 millones de barriles en promedio por día.

Existen en nuestra nación ciertas licitudes entre la Secretaría de Energía (SE), Secretaría de Hacienda (SHCP) y el Poder Legislativo; entre los tres, no hay una realidad de determinación del que y como, al administrar al petróleo crudo de este país, y el cual es parte de los ingresos y divisas que ayudan al crecimiento de la nación.

Estados Unidos petróleo reserva

¿Cuáles son las consecuencias que podría originar el dejar de hacerlo?:

• Las exportaciones fuera del ámbito técnico energético, estas forman parte de la balanza comercial, y dejar de exportar petróleo crudo generaría una pérdida mayor a la actual, entre lo exportado e importado; un mayor déficit.

• Las exportaciones representan entre el 20 a 25 % del total de divisas, las cuales ayudan a mantener un tipo de cambio estable, al haber suficientes dólares en el mercado cambiario.

• Existiría una presión mayor a Pemex, sobre la recaudación que está considerada dentro de la Ley de ingresos. Debido a no existir el precio del barril de exportación, y una producción que liga para exportar tendría que incrementar las tasas impositivas a la empresa productiva del Estado (EPE); para compensar la pérdida de los ingresos, y que dejaría de tener está en sus ingresos como empresa entre el 25 a 28 por ciento.
Antes de continuar, debemos de establecer que la producción de México ya no solo depende de Pemex, sino de algunos contratos de privados; los cuales están aportando una cierta cantidad en superficie de barriles de crudo. Esto, la SHCP lo tiene claro y, en sus proyecciones estimadas, en lo presentado en el presupuesto del 2024, considera a estas.

A según la SHCP, entre Pemex y los privados, se espera que, la máxima producción que podría tener México estaría entre 2.0 a 2.1 millones de barriles diarios (MBD). Considerando los datos de Pemex del Sistema Nacional de Refinación (SNR) y la Sener sobre la productividad de la refinería Olmeca, existen varios escenarios, de los cuales el dejar de exportar tendría que considerarse muchas variables técnicas, que actualmente no hay control sobre estas.

En primera estancia para dejar de exportar, el SNR debería estar operando por arriba del 80%, esto para enviar alrededor de 1.3 MBD; más el envío a la refinería Olmeca de 306 mil barriles, y suponiendo una producción de 2 MBD, estarían disponibles para exportar alrededor de 394 mil barriles: de los cuales 270 mil serían enviados a Deer Park. Es decir; solo quedarían para comercializarse al mundo 124 mil barriles, a lo cual dejaríamos de vender a EU principalmente, y podríamos ser sustituidos por otros países como Venezuela y Arabia Saudita. Además, que podríamos dejar de pertenecer a la OPEP+.

La realidad es la siguiente:

El SNR ha incrementado un 2 % anualizado su utilización desde el 2019 a la fecha. Actualmente, las refinerías tienen una entrada de crudo que da como un valor de no mayor de utilización del 50%; es decir, son enviados alrededor de 820 mil barriles diarios. El SNR y ciertas petroquímicas incrementarán la cantidad de petrolíferos disponibles, pero las refinerías requieren de un crudo de entrada y un mayor volumen. Lo anterior, dependerá de tener un mayor porcentaje de combustibles, no de la torre de destilación, sino de los procesos reconfigurados o mejora de estos; pero todo esto dependerá del tipo de crudo de entrada, pesado o mediano.

Supongamos que exportáramos de acuerdo con lo expresado por la SHCP, y mantuviéramos la misma producción, tendríamos un déficit de alrededor de 300 a 400 mil barriles para cubrir todos los envíos a refinerías (SNR + Olmeca + Deer Park). Esto indica que, en México, entre Pemex y los privados, se requieren alrededor de 2.5 MBD de producción nacional.

Entonces, surgen las siguientes preguntas que deben resolverse antes de tomar la decisión de dejar de exportar crudo:

a) Las divisas generadas por este concepto, ¿cómo serán sustituidas? Esto no causaría problemas al tipo de cambio, por haber menos dólares circulando en forma diaria. ¿Acaso se está apostando al incremento de las remesas?, las cuales podrían sustituir a las de exportación de crudo. Requerimos más gente migrando de México para compensar a estas.
b) La SHCP en conjunto con el Poder Legislativo y la Sener, tienen ideado cómo sustituir de la Ley de Ingresos, impuestos y derechos que son pagados por la extracción y exportación de crudo.
c) La Cámara de Diputados contempla eliminar el precio del barril y la producción de petróleo crudo dentro de la Ley de Ingresos para 2025; y en forma adicional, sacar a Pemex de la ecuación de la recaudación nacional.

En 2024, se aprobó reducir el Derecho de Utilidad Compartida (DUC) a Pemex al 30%, una reducción del 5% propuesto: Aclarando que, la reducción de dicho derecho se contempló desde 2015, y se esperaba se mantuviera hasta un 65 %, pero esto ha bajado a un 35 % respecto a la prospección, dentro de la Reforma Energética; y la pregunta es, ¿de qué ha servido si la empresa no tiene autonomía propia?
Reducir el DUC aumentó el dinero que debe entrar a la Ley de Ingresos vía Pemex, esperaban en un inicio fuera de 744 mil millones de pesos; con la modificación, ahora aumentó a 770 mil mdp. Pemex sigue siendo la caja chica, y no hay soluciones a sus problemas.

Para México, ante todo lo anterior, dejar de exportar no es la solución de autonomía energética, debido a que ello crearía más de un problema sin tener control. La realidad es que se debe continuar exportando, y esperar que el SNR llegue al 80%; y en el caso de lograr esto último, deberá producir México de 2.5 a 2.6 MBD para no dejar un boquete a las divisas y continuar teniendo una variable que ajuste al déficit presupuestal, ante la falta de un mayor número de ingresos, no petroleros.

Enlace del video explicativo:

TE PUEDE INTERESAR: Edición digital EH No 218 Octubre 2023

(Visited 243 times, 2 visits today)
Compartir
Close