Escrito por: Petróleo

Petróleo: preocupación por la recesión presiona los tiempos

Estados Unidos petróleo reserva

Los precios del petróleo cayeron casi 10% ayer a medida que crece la preocupación por una posible recesión. Es probable que el ciclo de sentimiento haya cambiado antes de lo esperado y podría continuar presionando los precios en el futuro. Vemos los fundamentos sin cambios.

Norbert Rücker
Jefe de Economía e Investigación de Next Generation, Julius Baer

prohibición petróleo EU

Con el petróleo ruso todavía fluyendo; el negocio del shale en expansión y la demanda estancada, los precios del petróleo eventualmente deberían regresar a dos dígitos. Cualquier deterioro económico inesperado solo aceleraría el movimiento a la baja.

 

Los precios del petróleo se vendieron ayer casi 10% y cayeron casi hasta los 100 dólares por barril; el extremo inferior del rango de cotización establecido desde principios de marzo. El estado de ánimo del mercado parece deteriorarse con los temores de recesión que pesan sobre los precios. Los cambios en el sentimiento tienen un impacto significativo en los precios de las materias primas a corto plazo.

“Curiosamente, tomando como guía los mercados de futuros y las posiciones de los inversionistas, estos cambios entre alcista y bajista habían sido menos pronunciados últimamente. Hace solo unas semanas, nos preguntábamos si era inminente un repunte más duradero hacia territorio alcista. Aparentemente; el estado de ánimo ha cambiado de rumbo mientras tanto y la historia sugiere que la presión sobre los precios podría mantenerse en el corto plazo. Desde nuestra perspectiva, los fundamentos permanecen sin cambios”, dice Norbert Rücker, Jefe de Economía e Investigación de Next Generation en el banco suizo Julius Baer.

El petróleo ruso aún encuentra compradores y el temido déficit de suministro no se ha materializado. La demanda parece estancada ya que el tráfico en su mayoría había alcanzado los máximos previos a la pandemia hace ya meses. Es probable que los altos precios de los combustibles provoquen cierta destrucción de la demanda a medida que los hogares ajustan sus hábitos para ahorrar gastos. Mientras tanto, el negocio del shale y las naciones productoras de petróleo continúan expandiendo la producción. En resumen; creemos que los mercados del petróleo deberían comenzar a relajarse con los niveles de almacenamiento volviéndose más holgados gradualmente en comparación con las tendencias estacionales.

Si el ciclo económico se suaviza inesperadamente de manera más significativa; los fundamentos cambiarían más marcadamente, ejerciendo una presión aún mayor sobre los precios del petróleo. Dicho esto, las condiciones del mercado siguen siendo propensas a cualquier nuevo shock de oferta imprevisto.

La huelga que actualmente disrumpe la producción noruega de petróleo y gas natural; curiosamente ha sido ignorada en gran medida por el mercado petrolero hasta ahora. Sin embargo, mirando hacia atrás, la producción de petróleo y gas natural de Noruega rara vez sufrió una disrupción duradera. Vemos más potencial a la baja en los precios a medida que el ciclo del estado de ánimo disminuye y los fundamentos se relajan.

(Visited 58 times, 1 visits today)
Compartir
Close