Escrito por: Guillermo Gutiérrez Nieto, Opinión

El renacimiento de lo nuclear en Francia

opinion-francia

Macron, actual presidente de Francia anunció el relanzamiento de la industria nuclear, aunque colateralmente se refirió a la energía eólica

Guillermo Gutiérrez Nieto
Internacionalista y miembro del Servicio Exterior Mexicano
y desde 2018 forma parte de la delegación de México ante la OCDE.

Francia inició el 2022 inmerso en un proceso de definición política que culminará en abril próximo, con la elección de su próximo presidente. En ese contexto, los candidatos que buscan dirigir el país el próximo quinquenio explayan cotidianamente sus plataformas ante diversos públicos. Como la producción de la energía es un tema de mayor relevancia debido a su impacto ambiental y a su importancia en el desarrollo económico, la mención en sus discursos cada vez es más evidente.

Nuclear, el relanzamiento

Emmanuel Macron, actual presidente que busca ser reelecto, recientemente hizo un planteamiento específico sobre la energía nuclear, recurso que le ha permitido a Francia sortear desabastos energéticos internacionales al mismo tiempo que le ha generado cuestionamientos por su rol preponderante en la matriz energética de su país. Aunque la estrategia anunciada parece fortalecer este sector, lo cierto es que representa un logro pírrico ya que implica una inversión considerable respecto al margen de los beneficios que generará.

Fue en Belfort – ciudad que alberga la empresa Alstom, principal proveedor nacional e internacional de equipos para la generación de energía nuclear– donde el presidente Macron anunció el relanzamiento de la industria nuclear de Francia, aunque colateralmente se refirió a la energía eólica.

TE PUEDE INTERESARTAXONOMÍA EUROPEA DEL FINANCIAMIENTO SOSTENIBLE Y ENERGÍA NUCLEAR, ¿CUÁL ES LA HISTORIA?

Además, anunció que la empresa Électricité de France (EDF), compañía de generación de energía eléctrica nuclear, iniciará inmediatamente la construcción de seis reactores de nueva generación y comenzará a proyectar la construcción de ocho adicionales, a más tardar en 2035, buscando que la innovación y la disminución de desechos sustenten su desarrollo. Al referirse a la necesidad de un “renaissance du nuclear français”, agregó que, en colaboración con la autoridad de seguridad nuclear se realizarán estudios para lograr que los 56 reactores que tiene su país prolonguen su funcionamiento hasta los 50 años, superando su edad promedio actual, que es de 30-35 años.

Crece demanda de electricidad

En su mensaje, el mandatario francés reconoció el incremento internacional de la electrificación y, por ende, la necesidad de producir más electricidad a partir de una estrategia plural que desarrolle tanto las energías renovables como las nucleares. Por ello, anunció la construcción de 50 parques eólicos en altamar a más tardar en 2050, lo cual representará 40 GW, además de los 100 GW que deberá desarrollar el sector solar en 2030.

Para lograr estos objetivos, reiteró su compromiso con la estrategia de inversión Francia 2030, que comprende 30 mil millones de euros para ser utilizados durante el próximo quinquenio para impulso de la economía, nuevos proyectos tecnológicos y una transición del sector energético. Sobre este último, en esa estrategia se establece como objetivo la disminución de las emisiones de carbono, planteando el compromiso de desarrollar reactores de menor tamaño (Small Modular Reactors); una mejor gestión de deshechos; un mejor posicionamiento en la producción de hidrógeno verde, y la ampliación del uso de vehículos eléctricos e híbridos.

Unión Europe anuncia finanzas sostenibles

Ahora que se acaba de anunciar la nueva taxonomía de finanzas sostenibles de la Unión Europea, que reconoce los proyectos en gas y energía nuclear como inversiones verdes, el relanzamiento de lo nuclear en Francia representa un cambio de ruta claro en la estrategia desarrollada por este país los últimos años. Suficiente recordar el cierre, en 2020, de la planta Fessenheim (Alsacia), que colinda con Alemania y Suiza, y el reiterado anuncio de concluir la operación de varios de sus reactores antes de 2035.

Más allá de estas acciones, y de las promesas que hagan los candidatos presidenciales para los comicios de abril próximo, lo cierto es que a Francia le resulta difícil reconfigurar su actual matriz energética. Desde que la proyectó en los años 60 y 70 del siglo pasado, motivada por su falta de recursos energéticos, su dependencia en lo nuclear como fuente de producción eléctrica ha ido en crecimiento y en la actualidad representa alrededor del 70% del total, seguido de energías renovables (20%) y de combustibles fósiles (10%).

Descarbonización necesaria

Ante tal realidad, el beneficio de la estrategia anunciada es relativo. Por una parte, es acorde con la nueva taxonomía energética europea, con los compromisos de descarbonización asumidos en los Acuerdos de París y con su condición frente al acceso a otros energéticos. Sin embargo, es una apuesta arriesgada ya que para cumplir con la neutralidad del carbono en 2050 la aportación de lo nuclear en Francia deberá decrecer de 70 a 40 por ciento. Adicionalmente, los riesgos y los cuestionamientos presentes en las comunidades donde se encuentran las plantas nucleares deslustran cualquier bondad a lo anunciado.

(Visited 193 times, 1 visits today)
Compartir
Close