Escrito por: Gas, Internacional, Opinión

Gas natural: ojo por ojo

gas natural

La demanda del Kremlin de pagar el gas natural en rublos, en lugar de euros o dólares, generaron confusión entre los mercados internacionales

Norbert Rücker
Director de Economía e Investigación de Next Generation, Julius Baer

La reunión de los líderes europeos trajo pocas sorpresas en términos de un mayor endurecimiento de las sanciones; en el marco de la invasión rusa a Ucrania. Además, el embargo al comercio de energía ruso hoy parece poco probable. No obstante, las demandas de pagos en rublos podrían poner en peligro los flujos de gas natural; que hasta ahora han salido ilesos, de Rusia a Europa.

La atención se mantiene en el compromiso de Europa de reducir su dependencia del gas ruso a finales de este año, así como la implementación de las medidas que esto requiere.

Acciones aún son moderadas

El “ojo por ojo” en términos de acciones políticas continúa entre Europa y Rusia. Estas incluyen compras globales coordinadas de gas natural y la amortiguación del aumento de los gastos domésticos en energía. Los embargos al comercio de energía aún parecen poco probables y el debate sobre aranceles punitivos sigue siendo moderado.

Las intervenciones de mercado más fuertes, como los topes de precios, tampoco parecen estar sobre la mesa por el momento. Mientras que las demandas del Kremlin de pagar el gas natural en rublos, en lugar de euros o dólares, generaron confusión. Hasta ahora, los flujos de gas siguieron las obligaciones contractuales, pero parece que estos contratos no incluyen ninguna cláusula sobre un cambio de pagos en términos de divisas.

En ese sentido, Norbert Rücker, jefe de Economía e Investigación de Next Generation, Julius Baer afirmó que “hay varias formas en que esto podría evolucionar en el futuro. Lo más probable es que los compradores europeos sigan utilizando euros a corto plazo. Podríamos ver algunas renegociaciones de contratos, lo que posiblemente conduciría a flujos más bajos este año y, en última instancia, podríamos ver a Rusia interrumpiendo los flujos con mayor dureza, es decir, el cese de cumplimiento de los contratos”.

Consecuencias bilaterales

Como con cualquier comercio, las consecuencias son bilaterales. Para Rusia, el impacto es más a corto plazo y, además de la pérdida económicamente dañina de flujos de efectivo, probablemente también conduciría a forzar restricciones en la producción nacional de gas, lo que posiblemente implique daños a los campos a más largo plazo.

Mientras que para Europa, el estrés de la oferta solo aparecería con la próxima temporada de calefacción, lo que podría implicar medidas de último recurso, como el racionamiento de la demanda o un aumento temporal de la producción holandesa.

Los precios

Asimismo, los altos precios seguirán atrayendo cargamentos de gas natural transportados por mar. La señal de precio requerida es relativa y depende del precio mundial del carbón y los costos del cambio de combustible en las centrales eléctricas de carbón a gas natural en Asia.

Finalmente, con la capacidad de licuefacción de gas operando al límite, otra estrategia europea para aliviar la inflación energética podría implicar encontrar suministros alternativos de carbón para Asia. Los mercados energéticos mundiales están estrechamente interrelacionados. El aumento masivo de los suministros de carbón en China respalda nuestra visión de precios más bajos.

TE PUEDE INTERESARPETRÓLEO, ¿DE QUÉ LADO ESTÁN LOS PAÍSES PETROLEROS?

(Visited 120 times, 1 visits today)
Compartir
Close