Escrito por: Automotriz, Tech & Trends, tecnología

Cadena de suministros, entre los retos de los vehículos eléctricos

cadena suministros eléctricos

Los países de Latinoamérica pueden convertirse en actores clave en la cadena de suministros para la producción de vehículos eléctricos

Para la producción de cualquier tipo de vehículos eléctricos, los fabricantes deben contar con una cadena de suministros fuerte, que pueda hacer frente a retos como los cuellos de botella que se presentan actualmente, consideró Maesrk.

Asimismo, la compañía resaltó que las repercusiones mundiales de COVID-19 provocaron una escasez de semiconductores, lo cual impactó en los fabricantes de automóviles; pues estos componentes electrónicos pueden representar hasta el 47% del costo y composición total de un automóvil.

Además, algunos componentes de los vehículos eléctricos como las baterías, requieren certificaciones para ser transportados; ante ello, los fabricantes deben asegurar que sus socios logísticos tengan las capacidades necesarias para evitar cualquier problema.

Latam puede ser actor clave

En ese sentido, países latinoamericanos tienen una gran oportunidad para adentrarse y ser un actor clave en las cadenas de suministros de los vehículos eléctricos. Un ejemplo de ello es México, quien ofrece incentivos como la exención del impuesto para automóviles nuevos a los dueños de vehículos eléctricos e híbridos tiene acuerdos como el TLCAN.

Por su parte, Brasil tiene pronosticadas inversiones en el desarrollo de vehículos eléctricos para el sector de transporte público y mercancías; Colombia cuenta con un marco regulatorio que disminuye los impuestos y elimina las restricciones de tránsito a los vehículos eléctricos; y Chile tiene una estrategia nacional de electromovilidad desde 2016.

Si bien estos países pueden ser actores clave, Maersk apunta que el mayor desafío para los fabricantes de automóviles será la gestión de dos cadenas de suministro en paralelo. Esto con el fin de responder a la demanda de componentes de los motores de combustión interna; y para el abastecimiento de partes electrónicas y baterías.

Desafíos en el futuro

Al respecto, John Carmichael, director global de la Vertical Automotriz de A.P. Moller Maerks indicó que “uno de los mayores desafíos que están enfrentando los fabricantes, especialmente en Europa y Norteamérica, es tener una cadena de suministro de baterías lo suficientemente fuerte, debido a los requisitos específicos de almacenamiento y manipulación”.

Finalmente, la compañía mencionó que los fabricantes deberán fortalecer su integración vertical en la cadena de suministro posventa; pues el cambio de motores exigirá que las empresas pronostiquen con certeza la demanda de partes y componentes de los próximos 10 años.

También puedes leer: EELPOWER Y HABITAT ENERGY FIRMAN ACUERDO DE ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA
(Visited 229 times, 1 visits today)
Compartir
Close