Escrito por: Electricidad, Empresas, Energías Verdes, Generación, Sustainability & CSR, Sustentabilidad

¿Cómo combatir el greenwashing?: Acclaim Energy México

greenwashing

El reporte mensual de Acclaim Energy México especifica las características esenciales del greenwashing, y las opciones para su mitigación

Actualmente, las empresas y organizaciones apuestan por ser realmente una entidad con directrices que incluyan mecanismos para reducir su huella de carbono en lo posible; y esto incluye cumplir con los criterios ESG al momento de adquirir la energía que cubra sus operaciones. Sin embargo, existe en el mercado de la renovables el “lavado verde” o greenwashing; que se define como el acto de presentar un bien o servicio como sustentable cuando en realidad no lo es o tiene beneficios ambientalmente limitados.

En otras palabras, el proveedor de energía oferta su servicio como uno producido completamente a partir de fuentes renovables, pero en realidad la fuente es el combustible fósil.

En este sentido, el director de Operaciones de Acclaim Energy México, Leopoldo Salinas, describe una serie de consideraciones para los usuarios finales, comerciales e industriales (C&I), al momento de adquirir su energía 100% renovable. Así también comparte algunos mecanismos para eludir el grrenwashing y los distintos riesgos vinculados a los certificados de energía renovable (REC) de la proveeduría.

De acuerdo con Leopoldo Salinas, hay cuatro aspectos sustanciales que comprende la adquisición de energía verde. De inicio, no se puede distinguir físicamente la diferencia entre un megavatio-hora de electricidad (MWh) que provino de una fuente renovable del que se generó del combustible fósil.

Asimismo, las tarifas verdes que establecen los proveedores obedecen a un promedio de energía suministrada; pues los REC los obtienen para cubrir cierta cantidad de electricidad (generalmente anual), y el usuario final puede estar recibiendo energía que no es limpia en su generación. También está el asunto del doble conteo, puesto que el proveedor puede vender su energía a un usuario y el REC a otro; por lo que ambos usuarios quedan en el entendido de que reciben su energía verde, cuando no es así.

Finalmente, existen certificados de energía limpia fraudulentos. Se ha podido comprobar que los REC obtenidos en ciertas jurisdicciones son de asociación con el combustible fósil y no con la generación renovable.

Prevención del greenwashing

En primera instancia, el usuario final C&I debe exigir que su proveedor posea un contrato de suministro con un generador renovable. En otras cuestiones, esta clase de contrato posibilita al usuario final a tener un seguimiento de la energía producida durante algún un año, por ejemplo; para después calcular su propia necesidad de REC a partir de su consumo y de la generación histórica.

Por otra parte, una solución a los REC fraudulentos es mediante la comprar de certificados de energía limpia internacionales (iREC) o garantías de origen (GO); pues estos se producen en atención a estándares globales aprobados por la organización International REC Standard, autoridad global en la elaboración de estos certificados.

Además, por medio de contrato, el proveedor puede quedar obligado a garantizar la validez de sus REC, por lo que debe tener su acreditación mediante un instrumento CEL (certificado de energía limpia) o en REC.

Adicionalmente, se debe tener en cuenta que un REC no es lo mismo que una compensación de carbono. Los REC mejoran el uso de la energía renovable, con una reducción de emisiones de carbono brutas de alcance 2. Las compensaciones de carbono son reducciones reales de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), en alcance 1, 2 o 3 de una organización como un ajuste neto.

Reporte completo de Acclaim Energy México: https://bit.ly/39DRLnH

►TAMBIÉN LEEIEA SE COMPROMETE A REDUCIR EMISIONES GEI A CERO NETO PARA 2024

 

(Visited 204 times, 1 visits today)
Compartir
Close