Escrito por: 360°, Jorge Flores Kelly, Opinión

¿Habrá una tercera ola de COVID-19 en México?

semáforo

Una de las hipótesis que cada vez toma más fuerza es que “puentes” y vacaciones preceden a los rebrotes por COVID-19 

Jorge Flores Kelly
Socio de Aporta Consultoría Estratégica.

Dicen por ahí que “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, mejor pon las tuyas a remojar”. Lo que estamos presenciando en muchos países de Europa es que, después de un periodo de reducción de los contagios, estos simplemente se disparan. Para muestra, el caso de Italia que está en una situación similar a la de hace exactamente 365 días o Francia, Turquía y Alemania, en que el ritmo de contagios es ya preocupante. Y qué decir de Austria y República Checa.

Una de las hipótesis que toma cada vez más fuerza es que “puentes” y vacaciones son eventos que preceden a los rebrotes por COVID-19. La temporada de fiestas decembrinas parece haberse convertido en un catalizador de contagios que se siente semanas después por el nivel descontrolado que toma. Quién no recuerda el emotivo discurso de Angela Merkel pidiendo en Alemania que suspendieran la celebración de las reuniones decembrinas para proteger a los abuelos.

 

¿Qué pasará en México?

El 20 de noviembre tuvimos el menor nivel de contagios registrado desde junio. Sin embargo, el 17 de noviembre del 2020 celebramos el “puente” del día de la Revolución Mexicana y después el maratón Guadalupe-Reyes con sus posadas y vacaciones navideñas. Así, el 24 de enero de 2021 se registró el pico máximo con más de 17 mil contagios.

Apenas el lunes 15 de marzo celebramos el “puente” del 21. Y del 28 de marzo al diez de abril tendremos las vacaciones de la semana santa y pascua en las que vendrá la convivencia con familia, amigos y seres queridos. Si consideramos válido el periodo de diez semanas para generar un pico de contagios tendremos que, alrededor del 24 de mayo habrá necesariamente una tercera ola para México. Este puede acelerarse por lo pegado del puente a las dos semanas de vacaciones, además del diez de mayo (Día de las Madres). Todo ello se agrava por la necesidad de actividad económica y la sensación de que ya bajaron los contagios, lo cual ha impulsado la movilidad. Por su parte, la vacunación en México se enfoca hasta ahora en adultos mayores que son también los que han tendido a cuidarse más. Así es que no es descabellado pensar que los contagios se muevan más a los siguientes grupos de edad (por debajo de 60 años) aunque todos estamos expuestos.

Conclusión

La inconformidad con el manejo de la pandemia no es patrimonio exclusivo de México. En el mundo, cuando se han estipulado las cuarentenas, inmediatamente generan quejas escudadas en la economía, mientras que, si las levantan, suceden los contagios y los muertos (que también frenan la actividad productiva).

Es necesario tomar, de manera individual, medidas prudentes y sensatas, mantenerse atentos, seguir los protocolos para el manejo de la pandemia. Y, por supuesto, evitar los eventos masivos y de súper contagios. Protegernos es proteger la salud de los demás y también, la economía de todos.

TE PUEDE INTERESAR¿QUÉ ALIMENTOS AYUDAN A COMBATIR EL COVID-19?

(Visited 5,702 times, 1 visits today)
Compartir
Close