Escrito por: Electricidad, Empresas, Erick Ortiz Vega, Opinión

Mirar la reforma a la LIE con ojos de consumidor

luz-medidor-cfe-lie

¿La LIE busca privilegiar a CFE? ¿cuál es el papel de la IP, del gobierno y las organizaciones? y ¿cómo repercutirá eso en el consumidor? 

Erick Ortiz Vega
Socio fundador de Sulvolta.

Casi todos los mexicanos gozan de servicio eléctrico en su hogar, y en su totalidad las industrias, la mayoría de las cuales están suscritas al servicio de electricidad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mientras que los hogares mexicanos lo están en su totalidad.

Quienes forman parte del porcentaje privilegiado de contar con servicio eléctrico, al recibir en su hogar o negocio, o descargar desde la app de CFE el recibo de consumo, el dato de interés es el monto total a pagar; en segundo lugar, la fecha límite de pago; en tercer lugar, nombre y dirección y, por último, el período facturado.

Practicidad es el adjetivo que califica el modo en que los consumidores leen su recibo. Tiene sentido que lo consulten con rapidez, dicha acción no conlleva a una decisión que pueda cambiar el rumbo de su vida y tampoco es fundamental para decidir una inversión.

Sin embargo, el recibo ofrece más información respecto a la tarifa, nivel de consumo, apoyo gubernamental o subsidio, consumo histórico, además de consejos sobre eficiencia energética.

La CFE cuenta con siete tarifas domésticas y una Doméstica de Alto Consumo (DAC), designadas de acuerdo con la temperatura de la localidad. Esta tarifa está asociada al grado de apoyo gubernamental o subsidio. El nivel de consumo, en donde verde es bajo y rojo es alto, CFE recomienda no pasar más allá de la mitad de la barra indicadora para evitar una tarifa DAC, la cual no recibe subsidio alguno.

ReciboCFEcompleto

El consumo

El nivel de consumo básico reflejado en el recibo reconoce los primeros 150KWh de consumo bimestral, el cual tiene el precio más bajo y con mayor subsidio. Mientras que la CFE cobra el consumo intermedio y excedente a un precio mayor con un subsidio menor.

Como consumidor, que el recibo de CFE mencione un monto por apoyo gubernamental o subsidio y con tendencia incremental, más que provocar alivio, debería preocupar, ya que, el precio artificialmente bajo será insostenible para el presupuesto de gasto del país, o bien, se mantendrá el espejismo al realizar el gasto, que bien podría ejercer el gobierno en otros servicios públicos de calidad que generen bienestar a la población. En otras palabras, ese subsidio cuesta al consumidor de una u otra forma.

Por ejemplo, el impuesto predial es un pago anual obligatorio para los propietarios de una vivienda. El monto recaudado tiene como propósito ayudar a la comunidad, ya sea para el acondicionamiento de parques, reparación de calles, instalación de alumbrado público y ampliación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), a través de la construcción de líneas de distribución y robustecimiento de los centros de carga, que distribuyen la energía eléctrica a los usuarios finales. Y por ley, CFE es la única empresa que puede invertir en transmisión y distribución.

No es casualidad que el monto del impuesto predial se incremente año con año. Si se compara el impuesto de 2020 contra el 2021, este rebasa el 3.33% de inflación anual informado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en enero del 2021.

La iniciativa de reforma a la LIE

El 11 y 12 de febrero, la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados sostuvo la jornada de Parlamento Abierto para discutir la iniciativa presidencial de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), la cual busca privilegiar a CFE en el orden de despacho, por parte de los generadores de energía del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

Se abordaron dos grandes temas: energía eléctrica y transición energética. Hubo argumentos técnicos, económicos y hasta ideológicos que apelaron a la soberanía y al patriotismo. Opiniones a favor y en contra de las fuentes energéticas renovables, no se hicieron esperar. Se dieron cita, los detractores y defensores de la inversión privada y se escucharon razones sobre el alto costo de las energías renovables y su inestabilidad, como las hubo en favor de su eficiencia y con apego al cumplimiento del Código de Red.

El ffinal del proceso de análisis por parte de la Cámara de Diputados debe estar lista antes del 2 de marzo, para turnarse al Senado, quien opera como revisor y para ello dispone de 30 días. Luego de ser aprobada por el Congreaso de la Unión se procederá a su promulgación.

La LIE es una ley que impacta a todos los consumidores del servicio eléctrico dentro del territorio nacional. Estar informado es un derecho del consumidor y entre mejor lo esté, le permitirá tomar decisiones más allá del recibo de luz.

Distribución

Si se observa el recibo de CFE, dentro de los costos de la energía en el MEM, la cifra por concepto de distribución es la más alta. Un porcentaje del impuesto predial es gastado en la ampliación de las líneas de distribución. Si recordamos que este recibo tiene un subsidio del 66% para mantener artificialmente bajo el monto total a pagar, a CFE le queda poco presupuesto de maniobra para invertir en infraestructura de distribución y qué decir de la transmisión.

Por cierto, México se encuentra entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la menor recaudación por impuesto predial, por debajo del 0.8% del Producto Interno Bruto (PIB) promedio en Latinoamérica.

TE PUEDE INTERESAR

Un círculo no virtuoso

Una de las razones es que el contribuyente no percibe los beneficios que conlleva pagarlo. Entonces, el círculo se ha vuelto no virtuoso, pues el subsidio reflejado en el recibo de CFE ha propiciado poco presupuesto para modernización del SEN y contribuido para que otros impuestos no se recauden por ineficiencias en la percepción de mejora de la comunidad.

Por otro lado, las empresas que se ven afectadas por la pobre infraestructura de líneas de transmisión y distribución, quedan fuera de competencia en el mercado de bienes y servicios de su industria, lo que provoca que las otras compañías sin afectación energética monopolicen el mercado. La falta de competencia siempre generará desventajas para el consumidor. Ahora, si el escenario es que hay infraestructura de líneas de transmiisión y distribución, pero el costo de generación de energía es alto, quien termina pagando el precio es el consumidor, a través de productos y servicios más caros.

Los argumentos muy diversos que se espera sean tomados en cuenta para modificar la LIE, seguirán siendo debatibles, más por razones políticas e ideológicas, que por motivos económicos, ambientales, tecnológicos y de innovación.

No hay un argumento absoluto para decidir, tal vez exista una mezcla de ellos y no será perfecta. Pero, si se modifica la LIE solo para fortalecer a la CFE y se deja de lado el poder adquisitivo del consumidor, quien además juega el rol de contribuyente y ciudadano, entonces la resolución cobrará factura en los siguientes años y a las generaciones de mexicanos por venir, y será el indicador inequívoco de que la LIE se aprobó en su perjuicio.

(Visited 277 times, 1 visits today)
Compartir
Close