Escrito por: 360°

Tener trabajo no siempre es bueno

trabajo

A continuación, Ironhack detalla cinco fact0res que es necesario evaluar antes de continuar en un trabajo que no te gusta

La crisis sanitaria por el COVID-19 ha tenido consecuencias sustanciales en el mercado laboral, el tejido empresarial y en la forma de entender el mundo. De hecho, actualmente el 18% de los trabajadores en México asegura sentirse insatisfecho con su empleo, de acuerdo con datos de Randstad. Además, únicamente el 10% de los trabajadores en el mundo se sienten comprometidos con sus empresas, según Dale Carnegie.

Para Ironhack, escuela de formación de talento digital analizó distintos factores que indican el momento adecuado para cambiar el rumbo profesional

Estrés, irritabilidad y cansancio

Cuando no estás bien en un lugar de trabajo o no te gusta lo que haces, los efectos mentales son inmediatamente visibles. Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indican que el 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países como China y Estados Unidos.

El tiempo no pasa

Mirar el reloj y suspirar porque va demasiado lento nunca es una buena señal porque cuando el trabajo se convierte en algo aburrido o es imposible progresar dentro de la empresa, se puede generar un impacto directo en la eficiencia del colaborador.

Según un informe de la agencia Robert Half, el 64% de los encuestados dijo que el “job hopping” (cambiar de empleo cada 3 o 4 años) le puede generar beneficios en su carrera y para el 75% de trabajadores menores de 34 años, es la clave para progresar profesionalmente.

Trabajo se convierte en tema tabú

Hablar de trabajo con amigos y familiares no es una opción para aquellos que no hacen lo que les gusta o lo que quieren, porque hay temas más interesantes que discutir. Dado que el empleo ocupa una gran parte de la vida de las personas, para el 30% es normal comentarlo y si el tema se evita o causa frustración, es hora de un cambio.

No sentirse identificados con los valores de la compañía

Trabajar en una entidad con la que no se sienten identificados a nivel personal puede ser un obstáculo, ya que es difícil representar bien un proyecto que no nos define. Esto conduce a un descrédito para el trabajo e incluso, para el equipo. Al respecto, es importante señalar que datos de Dale Carnegie indican que las empresas con empleados comprometidos obtienen resultados 202% mejores que las que carecen de ellos.

Escasez de oportunidades y bajos salarios

A veces el problema no es que la carrera elegida sea diferente a lo que se imaginaba en principio, sino carecer de buenas oportunidades de trabajo dentro de ese ámbito. Por tal motivo, muchos profesionales intentan explorar nuevos caminos, en donde el 48% de las personas ocupadas se plantea mejorar su formación con el objetivo de tener nuevas oportunidades laborales.

Finalmente, para Anahí Flores, vocera de Ironhack México “estamos en el inicio de una nueva década, en la que los perfiles profesionales que las empresas necesitarán son muy distintos a los de años pasados. Es por eso que, para cualquier profesional, es fundamental prepararse”.

TE PUEDE INTERESARLA IMPORTANCIA DE LA DESCONEXIÓN EN TIEMPOS DE HOME OFFICE.

 

(Visited 72 times, 1 visits today)
Compartir
Close