Escrito por: Electricidad, Gobierno, ONG's y Fundaciones, Petróleo

México Evalúa alerta sobre fallas en la vigilancia de Pemex y CFE

Edna Jaime, directora general de México Evalúa

Pemex y CFE reciben 20% del gasto público total en 2020, pero perdieron 703,368.5 millones de pesos al primer semestre

Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) necesitan ser más vigiladas y exigirles rendición de cuentas para que empiecen a ser productivas, considera un análisis de la organización México Evalúa. Señala que ambas recibieron 20% del gasto público total en 2020, pero reportaron pérdidas por 703,368.5 millones de pesos en el primer semestre.

En la presentación de su análisis “Mapa de vigilancia del Estado sobre sus empresas productivas”, indica que a pesar de que en este sexenio Pemex y CFE están llamadas a ser las principales palancas de desarrollo del país, su situación financiera es grave y tienen enormes dificultades para cumplir con sus objetivos institucionales.

El pobre desempeño de estas empresas es reflejo de las fallas en su supervisión y gobierno corporativo. Esta situación ha derivado en escándalos de corrupción, problemas de impacto socioambiental y pérdidas de inversión en el sector energético.

Entre las fallas más graves están: la intervención centralizada en los mercados por parte del Gobierno para favorecer a Pemex y a CFE. La falta de seguimiento del Congreso al cumplimiento de objetivos de estas empresas. Los conflictos de interés a partir de la presencia de miembros del Ejecutivo federal en sus consejos de administración. Y poca importancia a la política anticorrupción y de responsabilidad social en estos consejos.

Para Edna Jaime, directora general de México Evalúa, esta administración se ha caracterizado por influir indebidamente para favorecer a Pemex y a CFE en distintos rubros del mercado energético. Estas malas prácticas ya tuvieron consecuencias: la inversión extranjera directa del sector energético pasó de 6 mil 820 millones de dólares en 2018 a sólo 1 mil 119 millones de dólares al primer trimestre de 2020.

Por otra parte, María Fernanda Ballesteros, coordinadora del programa de Regulación y Competencia, dijo que las mejoras en la vigilancia del gobierno corporativo de las Empresas Productivas deben buscar construir un Estado más responsable en el control de sus empresas. Esto implica el reconocimiento de las diferencias en las funciones, y una mejora sustancial en materia de rendición de cuentas.

Otras propuestas son la creación de una entidad propietaria de las empresas productivas del Estado. El acompañamiento de la política de propiedad a través de un contrato de gestión entre empresa y el Estado. Es importante establecer objetivos, metas y parámetros o indicadores para la rendición de cuentas, conforme a lo establecido en el plan de negocios. Otra medida es revisar el régimen especial en ambas empresas para que puedan existir mayores controles en compras públicas y control presupuestario a programas sociales.

El mal desempeño de estas empresas, los escándalos de corrupción y sus cuantiosas pérdidas evidencian que es urgente discutir y mejorar el gobierno corporativo de estas empresas.

(Visited 207 times, 3 visits today)
Compartir

Close