Escrito por: 360°, Alternativas, Calidad de la Energía, Energías Verdes, ONG's y Fundaciones

Conceden suspensión definitiva contra acuerdo y política de confiabilidad

El amparo interpuesto por Cemda, de manera conjunta con Greenpeace México es contra el acuerdo del Cenace y la política de confiabilidad de la Sener

El juez primero de distrito en materia administrativa especializado en competencia económica, radiodifusión y telecomunicaciones, Rodrigo de la Peza concedió al Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) y Greenpeace México una suspensión definitiva en el amparo interpuesto contra el acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y  la política de confiabilidad de la Secretaría de Energía (Sener) en materia de generación de energía eléctrica.

A través de un comunicado conjunto, Cemda y Greenpeace México informaron que los proyectos de energía renovable autorizados podrán continuar, tras la suspensión definitiva otorgada el pasado 14 de agosto; siempre y cuando cumplan con el marco legal vigente, y respeten los derechos humanos de las personas que habitan las comunidades donde planean instalarse.

Por su parte, el juez segundo de distrito en materia administrativa especializado en competencia económica, radiodifusión y telecomunicaciones, Juan Pablo Gómez Fierro otorgó el pasado 23 de junio, una suspensión a Greenpeace México.

Con dichas concesiones quedan sin efecto tanto el acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN)emitido por el Cenace el 29 de abril y la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del SEN, emitida por la Sener el 15 de mayo de este año; por lo menos durante el tiempo que dure el juicio o hasta que la suspensión se revoque o modifique.

Una batalla para impulsar la democratización de la energía eléctrica

Anaid Velasco, coordinadora de Investigación del Cemda, dijo que esas medidas regulatorias constituyen un retroceso hacia la promoción de las energías renovables en el país y, en tener un medio ambiente sano, porque “sabemos que las emisiones provenientes de la quema de combustibles fósiles contribuyen al Cambio Climático y tienen consecuencias negativas sobre la calidad del aire y por lo tanto en la salud de las personas”.

Por su parte, María Colín, especialista en derecho ambiental de Greenpeace México, señaló que “esta batalla judicial pretende impulsar la democratización de la energía eléctrica en nuestro país, garantizar el derecho humano a energías renovables asequibles y accesibles para la población, que ayude a abatir la pobreza energética que viven millones de hogares, a través de proyectos comunitarios de generación distribuida; a la par de dar cumplimiento puntual a los compromisos nacionales e internacionales en materia de cambio climático”.

Las modificaciones realizadas por Sener y Cenace a través de las normatividades impugnadas abren la oportunidad de poner en marcha plantas de generación eléctricas a base de combustóleo (combustible residual de los procesos de refinación de petróleo) que estaban en desuso y programadas para ser retiradas del sistema eléctrico debido a su ineficiencia, altos costos económicos, de salud, ambientales y por sus emisiones de gases efecto invernadero.

Cemda y Greenpeace México reiteraron el llamado al Gobierno Federal para que evite promover combustibles fósiles y no retrase más la transición energética, ya que se pone en riesgo el cumplimiento de compromisos internacionales en materia de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI), al tiempo que se agrava la deteriorada calidad del aire.

 

(Visited 32 times, 1 visits today)

Close