Escrito por: Petróleo

Margen de refinación de Pemex indica que no es negocio producir

Hoy nadie conoce la vida útil de cada refinería, de cada centro de almacenamiento o del lugar de intercambio comercial de los petrolíferos… entonces ¿cómo invertir en algo que no conocemos?

Ramsés Pech
Grupo Caraiva – León & Pech architects

En México existe una discusión, ¿Petróleos Mexicanos (Pemex) representa un buen negocio? La realidad es que debemos separar en dos contextos la utilidad obtenida:

1.- Lo producido en las refinerías.
2.- Lo comercializado en el mercado de lo importado.

Asimismo, existen dos formas de medir la rentabilidad del negocio de refinación:

Margen bruto

Se obtiene restando el costo del petróleo crudo consumido del valor total del mercado de los productos refinados producidos. Los márgenes de refinación dependen del costo del petróleo crudo de entrada, lista de productos y precios de los productos refinados. En este sentido, el margen de refinación es un indicador de la rentabilidad general de las operaciones de refinación de una empresa.

Margen bruto variable

Resulta del margen bruto, al restar los costos variables operativos de la refinería y estos son los que están vinculados al volumen de crudo procesado, en contraste con los costos fijos que no dependen del volumen. Por lo general, en una refinería el margen bruto variable considera energía, catalizadores y productos químicos.

Pero existe uno adicional, y ese es el Margen operativo en efectivo, que se obtiene mediante la resta de los costos fijos en efectivo (mano de obra, mantenimiento y materiales) del margen bruto variable.

A nivel mundial se ha observado que los precios del crudo representan del 65 al 70% de los costos totales de la refinería.

Al hacer un ejercicio en Pemex con los resultados trimestrales y anuales de 2018 a 2020 de los estados y, referenciado sólo lo que se produce en las refinerías, observamos lo siguiente:

En el promedio del periodo en la tabla anterior, identificamos que, de la venta de petrolíferos representado en dólares por barril:

  • El costo del barril representa entre el 68 a 70% y el variable entre el 30 y 33%.
  • El margen de ganancia variable depende del bruto, y una menor utilización incrementa los costos variables al no utilizar a la planta de acuerdo con la capacidad de instalación.
  • El costo variable está relacionado con el mantenimiento o cambios de precursores para las reacciones requeridas en la ruptura de la molécula.

Incrementar el valor de la renta por barril

Para que las refinerías de nuestro país puedan reducir los costos variables, deberán invertir en la reconfiguración para poder incrementar el valor de venta por barril, deberá generar un mayor porcentaje de combustibles de una cuantía mayor comercial como la gasolina y diésel, y tendrá que disminuir la cantidad de combustóleo con un alto contenido de azufre.

El plan de utilización de las refinerías del 85% podrá llegar a ser negocio, siempre y cuando el costo variable esté por debajo del 25% con respecto al valor de venta por cada barril comercializado de petrolíferos; pero si tus costos variables aumentan por arriba del margen bruto o cercano a este, no se está teniendo un buen negocio.

Ante esto, Pemex está subsanando y equilibrando las pérdidas en refinación, complementando con la comercialización dentro del mercado de alrededor de un rango de 54 a 60% de productos petrolíferos importados, y que estos eliminan costos variables de operación, riesgos ambientales, manejo de productos, mantenimiento y administración de instalaciones, y todos son asumidos por las refinerías en donde se compra cada producto.

En la tabla podemos identificar el valor de ganancia bruta bajo el mismo esquema de producción para lo importado.

Al vender petrolíferos importados se obtiene un mayor margen comparado con la pura producción, y que al sumar ambos márgenes obtenemos lo siguiente:

Conclusiones

  • Actualmente, el negocio de refinación en México en las presentes condiciones operativas, no tiene márgenes positivos de rentabilidad, como lo observado durante el segundo trimestre del 2020 con una variación de más de 20 dólares por barril respecto al mismo periodo de 2019.
  • El negocio de la comercialización de petrolíferos importados compensa la pérdida generada por parte de la operación de la producción nacional.
  • Se debe aumentar el volumen de petrolíferos de salida, y esto se logrará al incrementar una mayor cantidad de crudo ligero, en caso de no tener dinero para una reconfiguración que fragmente más a las moléculas de carbón.
  •  La refinería de Dos Bocas podrá revertir el margen actual variable, pero dependerá de tener el crudo pesado suficiente.
  •  Refinar no es un negocio, debido a que los márgenes se mantienen entre +/- 1 dólar por barril referenciado a la mezcla mexicana (crudo pesado), comparados con los márgenes en Estados Unidos, que fluctúan entre 10 a 15 dólares en promedio respecto al WTI (crudo ligero).
  • En caso de que lo anterior no suceda, tenemos que continuar la relación 40/60 entre la producción e importación, para que tengamos márgenes variables positivos del negocio de la venta en el mercado y para que pueda ser competitivo con otras marcas.
  • El error que podemos cometer sería el de continuar pensando en un mercado cerrado y selectivo de petrolíferos, teniendo una visión de hegemonía de Pemex.

Hoy nadie conoce la vida útil de cada refinería, de cada centro de almacenamiento o del lugar de intercambio comercial de los petrolíferos… entonces ¿cómo invertir en algo que no conocemos?

(Visited 37 times, 1 visits today)

Close